Google Currents, la alternativa a Flipboard

Escrito por el 26, Dic 2011 |

Los usuarios de Android han echado en falta durante mucho tiempo una aplicación como FlipBoard, cuyos creadores reconocieron no hace mucho que de momento descartan dar el salto al sistema operativo de Google. Quizá por eso, ha sido la propia compañía del buscador la que ha dado con la alternativa al lector de noticias más popular para el iPhone (adonde llegó este mismo mes) y el iPad. Se trata de Google Currents, del que también se ha desarrollado una aplicación para la compañía de la manzana.

Una de las funciones para la que es más utilizado un Smartphone o una tablet es la de informarse, aunque las versiones de muchos medios o blogs para estos dispositivos a veces no son visualmente atractivas. Además, la red de redes se caracteriza por la multiplicidad de fuentes y muchas veces el usuario, abrumado, acaba quedándose con una. Ese vacío es el que pretende llenar Google Currents: ofrecer en una misma aplicación toda la información que demandamos con un aspecto atractivo.

Google Currents es un lector vitaminado de noticias, competencia directa por tanto del archiconocido Google Reader, pero especialmente diseñado para dispositivos móviles, ya que es en estos donde se le puede sacar más partido. Además, en Google Currents confluyen los feeds que ya podíamos utilizar en el Google Reader, y que podemos importar a esta nueva aplicación, los contenidos de las redes sociales y la posibilidad de compartir lo que nos gusta en las mismas, especialmente en Google +.

La gran diferencia es el aspecto con el que son mostrados los contenidos, ya que el objetivo es parecerse a una revista, al estilo de lo que hace Flipboard. Desde Google Currents podremos acceder a Library y a Trendings. En la primera podremos añadir todos los feeds que nos interesen. Las noticias se añaden por orden cronológico y toman especial relevancia las imágenes y los vídeos.  En Trendings, por su parte, se acumulan las noticias que van irrumpiendo, ordenadas por temáticas: tecnología, deportes…  Google Currents, además, aprende de las preferencias del usuario, por lo que los contenidos a los que podemos acceder serán cada vez más personalizados.

Os dejamos este vídeo para que conozcáis mejor la última apuesta de Google.

Leer más

La gestión del correo en Android

Escrito por el 13, Dic 2011 | 15 comentarios

Primera opción: Google Mail

El correo de Google, como no podría ser de otra manera, es el que mejor se integra en los dispositivos Android, y es por ello que abordamos su configuración en el primer paso.

Al encender nuestro terminal por vez primera, automáticamente nos preguntará por nuestra cuenta Gmail, ya que numerosas aplicaciones requieren de ella. Hemos de crearla o añadir una ya existente, y acto seguido, el terminal se configurará sin que necesite ninguna otra acción por nuestra parte.

Si necesitamos agregar otra cuenta Gmail adicional, buscaremos en el menú principal para pulsar sobre el icono “ajustes”, y dentro de este, el apartado “cuentas y sincronización”. Una vez dentro, seleccionamos “agregar cuenta” y acto seguido, dentro de la sección “más cuentas”, pulsamos en “la cuenta de Google para acceder a un pequeño tutorial que nos guiará en la introducción de nuestro correo adicional, incluyendo la creación de una inexistente.

La sincronización es otro de los pilares básicos en la gestión de nuestras cuentas de correo. En el apartado Ajustes, y en el submenú “cuentas y sincronización” podremos activar esta utilidad, que nos permitirá actualizar de manera periódica nuestros contactos, calendario y correo del sistema Android con los servidores de Google, intercambiando información para modificar o eliminar datos en uno u otro sentido.

Esto quiere decir que si se borra un correo en el teléfono, automáticamente se eliminará del servidor Gmail, o si se añade una dirección a un contacto existente, ese cambio afectará a todos los dispositivos que lo contengan.

La introducción de los contactos, agenda, cumpleaños, tareas y calendarios, podremos realizarlo desde el propio móvil o desde un PC, e incluso podremos enlazar varias cuentas para agrupar la información común que contengan, mediante el botón “fusionar”, que aparece en el submenú de un contacto que el sistema detecte como repetido.

La sincronización entre la cuenta Google y nuestro Smartphone conlleva la posibilidad de recuperar toda esta información en un nuevo dispositivo, en caso de pérdida o deterioro del antiguo.

Configuración de Hotmail

El cliente correo de Microsoft también podrá integrarse en el Sistema Android, siguiendo unos sencillos paso. Se trata de una configuración POP3, por lo que la explicación es extrapolable a otras cuentas de correo que se rijan por el mismo estándar, tan sólo añadiendo los datos que nos facilite el proveedor.

Dentro del menú Email, pulsamos en cuentas, y “añadir cuenta”. En los campos en blanco introducimos el nombre del correo y la contraseña. Podemos pulsar la opción marcada para que esta cuenta de correo sea la predeterminada por el sistema.

En tipo de cuenta, seleccionamos POP3 e introducimos los datos que nos facilita el proveedor de correo, que en este caso sería, en el servidor POP3, los siguiente: pop3.live.com.

Deshabilitamos la conexión segura POP3, e introducimos el dígito 995 en el campo “puerto” del siguiente menú. Marcamos la casilla que permite utilizar SSL en el correo.

Para los datos del servidor de correo saliente, debemos elegir SMTP, e introducimos los siguientes datos: smtp.live.com.

Al igual que hicimos con el correo entrante, utilizaremos SSL , y marcamos la opción SI en la Autentificación SMTP.

Una vez hecho esto, ingresamos la contraseña de nuestro correo , en el campo Puerto SMTP marcamos el dígito 25, y por último, marcamos la casilla “Usar START TLS”.

Guardamos y comprobamos.

En caso de configurar una cuenta corporativa, de empresa o Exchange, los pasos a realizar son los siguientes:

Abriremos la aplicación “email” que encontraremos en el menú de aplicaciones, y añadiremos una nueva cuenta. Pulsaremos en “configuración manual” para ingresar los parámetros que previamente nos ha facilitado la empresa, como puede ser el dominio, contraseña, usuario, etc.

Dentro del menú de configuración manual, elegimos la opción de cuenta Exchange, y desechamos la POP3 vista en el paso anterior.

En este momento, y una vez completados los datos relativos al usuario y nombre de cuenta, podemos marcar el botón de “Comprobación automática” que nos permitirá actualizar los mensajes mediante la tecnología Push, casi de forma instantánea y con el intervalo que marquemos, aumentando con esto el rendimiento de la maltrecha batería de los smartphones. A mayor intervalo, mayor ahorro de batería.

Configuración de Gmail y Hotmail como cuenta Push

Las ventajas descritas en el paso anterior para las cuentas corporativas, también podremos trasladarlas al correo de Google, prescindiendo de la aplicación Gmail que viene por defecto, lo que nos asegurará una sincronización casi instantánea y sin necesidad de descargar todos los datos en el dispositivo.

En primer lugar introducimos el email y la contraseña y acto seguido pulsaremos en “configuración manual” y elegimos la opción ”Exchange”, de la misma manera que haríamos con una cuenta de correo de empresa.

En el campo dominio y en nombre de usuario añadimos la dirección de correo Gmail o Hotmail, pero con la diferencia que en el campo “servidor” hemos de completar con “m.hotmail.com” si se trata de una cuenta Hotmail, o con “m.google.com “ si es de Google.

Una vez aceptado y guardado, configuraremos la sincronización Pulsamos en siguiente, esperamos y nos aparecerá una pantalla para configurar la sincronización, eligiendo las cuentas a sincronizar y el intervalo para dejarlo completamente configurado y operativo.

Leer más

Controla cuánto consumes en Android con 3G Watchdog

Escrito por el 12, Dic 2011 |

Gracias a la expansión de los smartphones muchos utilizamos las tarifas de datos que ofrecen las operadoras. La posibilidad de tener internet en el móvil es realmente útil y hace que podamos estar siempre comunicados. Normalmente las operadores ofrecen tarifas planas pero algunas, cuando nos pasamos de una cantidad determinada, nos cobran aparte en función de lo que consumamos.

Para evitar disgustos en la factura, o simplemente saber cuánto y cómo consumimos, hoy traemos una pequeña aplicación para Android que os ayudará a hacer un seguimiento del tráfico de datos y que podáis actuar a tiempo para no consumir más de lo debido. Con ustedes: 3G Watchdog.

3G Watchdog nos permite monitorizar el tráfico de datos móvil en nuestro smartphone o tablet Android. Es tan sencillo como descargar la aplicación del Android Market e instalarla en nuestro teléfono. Hecho esto, cuando abrimos la aplicación tendremos la opción para configurar nuestro ciclo de facturación y cuántos megas tenemos en nuestra tarifa.

Tras ello, la aplicación 3G Watchdog funcionará siempre en segundo plano registrando los megas que consumimos. De este modo, cuando la abrimos, nos dirá cuánto llevamos consumido, y qué media de megas tenemos disponibles hasta que acabe el ciclo de facturación.

Si tenemos una tarifa que nos cobra cuando pasamos de una determinada cantidad, podemos configurar la aplicación para que restrinja el tráfico. De este modo evitamos que se activen los datos y por tanto no consuma más de lo que nosotros deseamos.

3G Watchdog es una aplicación gratuita, si queremos más opciones como saber cuánto consume cada aplicación o tener un widget de escritorio con más opciones, tenemos una versión de pago. Aunque en el Android Market hay unas cuantas aplicaciones similares, 3G Watchdog se plantea como la mejor opción: su sencillez a la hora de usarlo y su precisión a la hora de calcular los megas es muy buena. Sin duda, una de las aplicaciones indispensables en cualquier Android.

Leer más

Samsung Galaxy Tab, los tablets con Android están de moda

Escrito por el 02, Dic 2011 |

Siguiendo con nuestro especial Tablets, hoy nos toca hacer un repaso a la propuesta de una de las firmas que más han crecido en los últimos tiempos, gracias, entre otras cosas, a la familia de productos Galaxy. Nos referimos, cómo no, a Samsung.

Tras aprender de los errores de la primera generación de tablets Android, los fabricantes y la propia Google se decidieron poner las pilas: un sistema operativo renovado que se ajustaba a las necesidades de los usuarios y dispositivos más potentes y versátiles. Ahora sí, los tablets Android están a la altura de las demandas de los usuarios.

De entre todos los fabricantes de tablets, Samsung, al igual que en los smartphones, es una de las compañías más punteras. Tras apostar prematuramente por este formato con el Galaxy Tab de siete pulgadas, este año nos trae dos modelos nuevos, renovados y con la última versión del sistema operativo Android optimizado para tablets: Honeycomb.

Samsung Galaxy Tab cuenta con dos modelos diferenciados por su tamaño. Por un lado tenemos el formato de 10.1 pulgadas, el más utilizado en los tablets con Android, y por otro tenemos las 8.9 pulgadas. Un formato más pequeño ideal para quienes las diez pulgadas se le antoje demasiado grande.

Independientemente de que elijamos uno u otro los dos modelos cuentan con unas prestaciones idénticas, exceptuando la densidad de píxeles en la pantalla y la batería. Ambos cuentan con la misma pantalla y una resolución de 1280×800 píxeles. La diferencia en este caso radica en que la densidad del modelo de 8,9 es algo más alta (169,6 píxeles por pulgada).

En cuanto al procesador, los Galaxy Tab apuestan por un procesador de doble núcleo a 1GHz y 1GB de RAM. Potencia más que suficiente para utilizar las aplicaciones y los juegos con mucha rapidez. En cuanto a la memoria interna los dos modelos ofrecen 16 GB, cantidad que podemos ampliar con tarjetas microSD.

Si queremos hacer fotografías y videoconferencias los Galaxy Tab cuentan con una cámara trasera de 3 megapíxeles y una frontal de 2 megapíxeles. Aunque la resolución puede parecer escasa, la calidad de ambas es suficiente para hacer una fotografía rápida o para charlar con nuestros amigos por Skype, etc.

Más allá de las especificaciones técnicas de los Galaxy Tab, que son francamente buenas, el toque de gracia lo pone Honeycomb. Con este nombre tenemos la versión de Android optimizada para tablets. Se ha rediseñado el sistema para adaptarlo a las necesidades de los usuarios con aplicaciones optimizadas como GMail, el navegador web…

Si ya hemos usado con anterioridad algún smartphone Android de Samsung nos acostumbraremos rápido a los Galaxy Tab. Los tablets cuentan con la misma interfaz, Touchwiz, que los teléfonos móviles pero adaptada a este formato. La combinación entre lo que ofrece Honeycomb junto a las aplicaciones y widgets de Samsung hacen que la experiencia, si somos neófitos, sea sencilla e intuitiva.

Samsung, al igual que otros fabricantes, se han comprometido a actualizar periódicamente sus tablets para ofrecernos las últimas versiones en un lapso de tiempo razonable. Esta cuestión es importante pues en Android siempre se mira mucho con lupa las versiones de sistema operativo y si los fabricantes actualizan con más o menos frecuencia.

En cuanto a la batería, aquí encontramos la segunda diferencia entre el modelo de 10,1 y el de 8,9 pulgadas. El primero, al ser más grande, cuenta con una batería de 7000mA mientras que el segundo cuenta con una de 6100mA. De esta forma el modelo de diez pulgadas nos ofrecerá unas 10 horas de batería mientras que el segundo unas 8 aproximadamente.

En cuanto a conectividad tanto el modelo de 10,1 como el de 8,9 cuentan con una versión sólo Wi-Fi, más barata, y otra con 3G incluido, algo más cara. Los precios para cada modelo son los siguientes:

Para consultar precio y disponibilidades del Samsung Galaxy Tab puedes hacer click aquí.

Leer más

Maneja y sincroniza tu Android con el ordenador sin necesidad de cables

Escrito por el 01, Dic 2011 | 20 comentarios

En la sección de trucos ya hemos hablado alguna vez de lo útil que puede resultar ejecutar algunas acciones del ordenador desde tu teléfono móvil. Hoy os presentamos una manera de hacerlo a la inversa: controlar tu dispositivo Android desde el ordenador sin necesidad de cables. Y es que, los que pasan muchas horas delante de un ordenador a veces sienten la necesidad de tener el control de todos sus dispositivos desde un mismo lugar.

Es lo que te permite hacer Air Droid, una aplicación destinada a facilitarte tareas como leer y escribir mensajes o gestionar el almacenamiento de tu teléfono. Utilizar Air Droid es muy sencillo: descargamos la aplicación en nuestro teléfono y la ejecutamos. Al hacer esto nos facilitará una url y una contraseña. Ahora ejecutamos el navegador de nuestro ordenador e introducimos esa url con la contraseña correspondiente. Ya estamos conectados a nuestro terminal. En el navegador aparecerá un escritorio y desde él podremos ejecutar aplicaciones, desinstalarlas, pasar contenido de un dispositivo a otro, reproducir música y vídeos, ver imágenes, además de leer y escribir mensajes con la comodidad del teclado de la computadora.

Otra aplicación interesante que nos permite sacar jugo a nuestro terminal Android es Cloudless, cuya misión principal es sincronizar los archivos que tenemos en el Smartphone con otros dispositivos. Como su propio nombre indica, no es un servicio que utilice la nube sino que para poder conectar el ordenador y el teléfono es necesario que ambos estén conectados a la misma red WiFi. Con Cloudless (que de momento se encuentra en versión alpha y sólo en inglés) tú eliges que carpetas quieres compartir con el resto de dispositivos conectados a una misma red, ya sean ordenadores u otros smartphones, por ejemplo en una reunión familiar o de amigos para que todos puedan llevarse a casa las fotos que cada uno ha hecho con su dispositivo, con los que también quieras mantener sincronizados tus archivos.

La sincronización es automática mientras los dispositivos están conectados por lo que cuando llegues a casa puedes realizar otras tareas mientras los dispositivos trabajan por ti.

Ambas aplicaciones están disponibles de modo gratuito en el Android Market.

Leer más

Spotify llega a Windows Phone 7

Escrito por el 08, Nov 2011 | 2 comentarios

Spotify, el servicio de música en streaming más popular de la red desembarca en un nuevo sistema operativo para móviles: Windows Phone 7. Desde hoy mismo, los usuarios con terminales que lleven incorporado el sistema operativo de Microsoft podrán disfrutar de música en cualquier parte a través de su conexión a Internet. Al igual que en el resto de sistemas operativos móviles sólo está disponible en su versión Premium por lo que hay que pagar por el servicio.

Spotify se popularizó en los ordenadores de muchos hogares, primero en Europa y desde este año en Estados Unidos, al ofrecer la posibilidad de acceder de manera gratuita a una gran selección de canciones y ahora ofrece la opción de transportar toda esa biblioteca a cualquier parte gracias a sus aplicaciones móviles.

Como informa la propia compañía sueca en su blog, Spotify ya está presente en siete sistemas operativos móviles entre los que se incluyen iOS, Android, Symbian o Palm, lo que le convierte en el servicio de música en streaming con mayor presencia en el mercado de los smartphones.

Con esta aplicación el usuario podrá acceder a la biblioteca de canciones de Spotify, reproducir música online a través de conexión 2.5/3G o WiFi, escuchar sus listas de reproducción offline, sincronizar las listas del ordenador y las del móvil o recibir canciones de amigos en su buzón de entrada.

Leer más

Sistemas operativos para móviles, en la variedad está el gusto

Escrito por el 24, Oct 2011 | 25 comentarios

Android, iOS, RIM, Windows Phone…seguro que en más de una ocasión hemos leído estos nombres cuando hemos estado consultando teléfonos móviles. Algunos nos sonarán más que otros pero todos ellos tienen algo en común: son los sistemas operativos que mueven la actual generación de teléfonos móviles y smartphones.

Aunque a priori podamos pensar que la variedad de sistemas operativos obedece a una directriz de las compañías por defender sus estándares y afianzar su posición en el mercado lo cierto es que cada uno de ellos ofrece características diferentes y pensadas para públicos distintos. En este artículo os queremos descubrir las principales claves de cada sistema operativo para que las conozcáis y las tengáis presentes a la hora de adquirir un nuevo terminal.

Android, el sistema operativo libre y versátil

Empecemos hablando por Android, el sistema operativo móvil de Google que poco a poco ha ido ganando terreno a lo largo del mundo. El famoso androide verde es un sistema operativo cuya filosofía parte de ser un entorno abierto para que cualquier programador y fabricante pueda modificarlo a su gusto para posteriormente distribuirlo.

Su versatilidad queda patente en la gran aceptación que ha tenido por parte de los fabricantes que a día de hoy usan el sistema operativo: HTC, LG, Motorola, Samsung… Pero la versatilidad no sólo es para las empresas sino también para los usuarios. ¿Quieres un móvil con una pantalla espectacular? Samsung Galaxy SII ¿Uno con una cámara de gran calidad? Xperia Arc. ¿Un móvil para jugar? Xperia Play. ¿Quieres un móvil un poco más modesto pero funcional? HTC Wildfire S.

Aparte de tener muchos tipos de terminales, la experiencia de usuario es bastante buena y en el Android Market encontraremos un montón de aplicaciones útiles, además claro, de juegos con los que echar el rato en el transporte público por ejemplo. Como nota negativa decir que aunque Android funciona bastante bien, todavía hay cosas que pulir y la experiencia puede diferir un poco según que terminal tengamos.

iOS, un rendimiento excelente y aplicaciones para todos los gustos

Aunque Apple no inventó la telefonía móvil, si es cierto que ha reinventado el paradigma actual y ha marcado el camino para sus competidores. iOS es el sistema operativo que utilizan los iPhone y el iPad. Su principal baza es ofrecer una experiencia única al usuario: su funcionamiento es sencillo, intuitivo y en general ofrece un rendimiento bastante bueno.

Además, en cada actualización el sistema se reinventa ofreciendo nueva funcionalidades. Su otra gran baza es el apoyo de los desarrolladores, la mayoría se está volcando en lanzar aplicaciones para iOS y al final, tener un buen catálogo de aplicaciones, ayuda mucha a decantarse por un sistema u otro.

El punto débil de iOS es la absoluta dependencia de iTunes para sincronizar los datos. El hecho de no poder conectarlo por USB y gestionar el móvil como si fuera un dispositivo más a veces resulta frustrante. En este sentido, iOS todavía tiene mucho que aprender de Android por ejemplo.

RIM, un sistema operativo que se reinventa para llegar a todos los públicos

Originalmente las BlackBerry eran terminales orientados al entorno profesional. Eran herramientas de comunicación precisas y con soluciones eficientes para aquellos trabajadores que necesitaban estar conectados a todas horas. Sin embargo, en cuestión de un año hemos visto como BlackBerry se ha quitado el traje y la corbata para hacer furor entre los adolescentes españoles.

La clave principal de RIM, y por extensión de las BlackBerries, es la comunicación. Si buscamos un terminal con el que queremos estar escribiendo todo el día en el chat o correos electrónicos, RIM es nuestro sistema operativo. Olvidaos de los teclados virtuales, no hay nada como un teclado QWERTY físico. Además RIM cuenta con su propio cliente de mensajería, BBMessenger, el cual es bastante rápido y eficaz.

Sin embargo RIM como sistema operativo tiene algunas carencias. Por un lado no cuenta con la versatilidad de los teléfonos táctiles y aunque lo han intentado en modelos como la Torch, el resultado no ha sido todo lo bueno que se esperaba. Por otro lado, tiene el problema de la conectividad y de red. No es que sean habituales, ni mucho menos, pero la semana pasada con la caída masiva quedó claro que las conexiones dependen mucho de una serie de puntos claves y cuando estos caen, pueden dejar a nuestro móvil en nada.

Symbian, el ocaso de Nokia

Si hay una marca que en los últimos años ha dominado el mercado de telefonía en España esa era Nokia. En su día revolucionó este mundillo con un sistema operativo completo sobre el que la competencia poco podía hacer. Sin embargo esos días de gloria han pasado. Nokia no ha sabido adaptarse a los tiempos y su sistema anda bastante lejos de lo que ofrece la competencia.

Si buscamos un terminal modesto y más centrado en las típicas funciones de un móvil, Symbian es una buena opción. Además, han trabajado mucho en ofrecer un servicio de navegación GPS gratuito y eficaz que distingue si vamos en coche o a pie. En cambio, si nuestras necesidades son más ambiciosas, mejor que busquemos en Android, iOS o Windows Phone. Aunque Nokia pretende alargar la vida de Symbian, parece que su negocio va más en la vía de Windows Phone, su última esperanza para renacer y no seguir en caída libre.

Windows Phone 7, el renacer de Microsoft

Hace 11 años Microsoft se lanzó al mundo de los dispositivos móviles con Windows Mobile, un sistema operativo que triunfó en las PDAs y la primera generación de smartphones. Sin embargo, los años pasaron y Android e iOS lograron desbancar a Windows Mobile como sistema operativo puntero. Esto no supuso la muerte del sistema operativo sino el renacimiento en el 2010 en forma de Windows Phone.

Esta nueva versión del sistema operativo de Microsoft nos ofrece una interfaz muy intuitiva y espectacular. Si solemos utilizar herramientas de Windows como Hotmail u Office la integración de éstos está muy lograda. Además, en un futuro cuando lance Windows 8 la integración entre PCs y smartphones será total.

La única pega de Windows Phone es que a día de hoy tiene un catálogo bastante escaso de aplicaciones, aunque poco a poco van creciendo. Otra cuestión a tener en cuenta es que Windows Phone sólo está disponible en terminales de gama alta por lo que si queremos un terminal algo más modesto y económico tendremos que buscar en otros sistemas operativos.

 

Leer más

Mejora la eficiencia de tu móvil Android paso a paso

Escrito por el 18, Oct 2011 |

Nuestros móviles de última generación y smartphones han llegado a convertirse en dispositivos todo en uno, ejecutando tareas que hace muy poco estaban reservadas a ordenadores de sobremesa. La otra cara de la moneda, es que adolecen de los viejos inconvenientes del entorno de la informática: cuellos de botella y uso excesivo de memoria RAM.

En tan solo cinco pasos, aprenderemos a reconocer estos dos síntomas en nuestro móvil Android, y en la medida de lo posible, paliar estas deficiencias para mejorar la eficiencia, y con ello, la fluidez y rendimiento.

Los sistemas operativos móviles han asimilado de forma eficaz  la multitarea de los nuevos procesadores multinúcleo y los procesos por lotes, dotando a nuestros móviles de una potencia inusitada, tanto para juegos como aplicaciones complejas, aún a costa de utilizar de forma continua recursos como la memoria volátil y aumentar la frecuencia del reloj del procesador. Esto ha dado lugar a que los megabytes de memoria RAM sean objeto de minuciosa observación para aquellos que gusten de tener su dispositivo en las mejores condiciones.

Reconocer el problema

Los primeros indicios de que nuestro terminal adolece de falta de memoria son: ralentización en el apagado y encendido de las aplicaciones más ligeras, interrupciones en juegos o programas que requieran mayores exigencias gráficas, reseteos espontáneos, etc…  Cuando el móvil presenta alguno de estos síntomas es muy posible que sean el reflejo de carencia de memoria debido al llamado “cuello de botella”, esto es, el flujo de datos sufre una congestión durante el paso por los módulos de memoria volátil, y una vez conocido esto, nos pondremos manos a la obra para mejorar la situación.

Una de las aplicaciones más descargadas del Android Market son los conocidos “task killer”, programas destinados a terminar procesos y tareas que permanecen de forma residente en el sistema operativo. En principio es una opción segura para liberar memoria y de ahí su popularidad, pero veremos que no es oro todo lo que reluce.

Android es un sistema operativo basado en Linux, que consigue de forma bastante eficiente y estable desarrollar todas las operaciones habituales de un smartphone, y al igual que ocurre con los ordenadores personales, los programadores tienen muy en cuenta la prioridad en los procesos y la gestión de recursos de memoria, potencia gráfica y almacenamiento, aprovechando incluso la capacidad multitarea de los chips más modernos. Esto quiere decir que el propio Sistema Android se encargará de ir limpiando el sistema, dejando en segundo plano los procesos que no son importantes en un momento preciso pero que deban ser activados de forma inmediata cuando el momento lo requiera.

Por tanto, la primera acción que debemos hacer para mejorar la eficiencia de nuestro móvil es olvidarnos de los “task killers”, desinstalarlos de nuestro sistema, o al menos, no permitir el autoarranque, ya que la eliminación de ciertos procesos o aplicaciones esenciales, producirán un malfuncionamiento, repercutiendo en la fluidez al manejar la interfaz o aplicaciones del móvil.

Las diferentes versiones de Android vienen a implementar mejoras en el rendimiento, añadiendo nuevas funcionalidades, eliminando bugs y puliendo las aristas que pueden surgir en la interacciones con los principales programas y aplicaciones de nuestro Terminal, la mayoría desarrolladas por Google. Esto significa que mantener actualizado nuestra versión de sistema operativo, en la actualidad la 2.3.5, es vital si tratamos de aumentar el rendimiento.

La forma más común de actualización consiste en activar las descargas automáticas desde los servidores del fabricante del Terminal, accediendo y descargando en caso necesario, cualquier novedad lanzada, de forma fácil y casi inadvertida para el usuario. El problema reside en que esta opción no siempre es la más accesible, ya que dependiendo del modelo y marca, los fabricantes están más o menos dispuestos a mantener un compromiso para actualizarlo periódicamente.

Si este es nuestro caso, la solución pasa por descargar manualmente el archivo contenedor de la actualización deseada o incluso el firmware completo más reciente, ya sea desde la web oficial del fabricante o desde otros portales especializados en proveer este tipo de producto. Para instalarlo y aplicar los cambios en nuestro móvil, será necesario acceder al núcleo del sistema, que lo hará posible una aplicación llamada Odin. Explicaremos paso a paso este proceso en un próximo tutorial.
 

Aunque en el paso número 2 se ha desaconsejado  el uso de los llamados “task killers”, esto no supone necesariamente que descuidemos las aplicaciones que corren en segundo plano.

Hemos de asegurarnos que al abandonar cualquier programa, lo hagamos de la forma indicada por el desarrollador, utilizando el comando habilitado al afecto, y no abusando de la tecla retroceso. La aplicación abandonada obviando la opción “salir del programa” guarda una porción de memoria del sistema que puede sernos muy útil para otras operaciones.

Es importante también comprobar  la completa desinstalación de aplicaciones que ya no deseamos conservar. Diversos programas especializados en backups, como TitaniumBackup, hacen posible la desinstalación efectiva de aquellas aplicaciones que se resisten a abandonarnos, dejando residuos en el registro.

Además de todo esto, es recomendable vigilar de forma ocasional, los programas arrancados en el inicio del sistema. Por defecto, Android ejecuta varias aplicaciones que considera tendrán un acceso frecuente, y gracias a programas gratuitos como Autorun Manager, evitaremos que se cuelen otras aplicaciones e incluso juegos, que aportan ningún beneficio ni son abiertos de forma habitual.

Por último, la “prueba del algodón” para verificar si con todos estos pasos hemos mejorado la eficiencia de nuestro terminal, es el llamado testeo de benchmark.

Los benchmark tester son programas especializados que miden la rapidez del hardware en realizar diversas operaciones y cálculos, midiéndolo en intervalos. A la vez que arroja resultados, los comparará con los principales móviles y  smartphones del mercado.

Realizando un testeo antes y después lo anteriormente escrito, obtendremos de primera mano, y de forma cuantitativa, la mejora aplicada en nuestro inseparable dispositivo.

Consulta disponibilidad y precios de móviles Android aquí.

Leer más

El reloj de pulsera con Android

Escrito por el 16, Ago 2011 |

Si no puedes con el enemigo, únete a él. Esta es la máxima que parecen haber seguido los fabricantes de gadget que acaba de presentarse: un reloj de pulsera con Android, con el que podremos conectarnos a nuestro móvil Smartphone.
Aunque bien es cierto que los móviles han desterrado el tradicional reloj de muchas muñecas, la interacción de distintos dispositivos está dando nueva vida a objetos más o menos cotidianos, y para prueba, un botón:
Su nombre es im watch, y se trata de un dispositivo basado en el sistema operativo móvil de Google que se conecta con nuestro dispositivo Smartphone para ampliar las posibilidades de comunicación, además es táctil y tiene una pantalla a todo color.
Este reloj tiene la característica de que su usuario puede vincularlo con el teléfono móvil, con todas las ventajas tecnológicas que supone nutrirse de la conexión 3g y la sincronización con cuenta Google, esto es, el tiempo meteorológico, avisos instantáneos, etc. La conexión se realiza mediante Bluetooth o WiFi, y tiene una autonomía de unas treinta horas de uso.
La gran pega de este pequeño invento es, como no podía ser de otra manera, el precio. Si se prefieren materiales nobles como el titanio, el montante asciende a los seiscientos euros, mientras que el modelo de plástico, ronda los trescientos euros.

Leer más

Analizando todas las novedades de Google IO 2011

Escrito por el 11, May 2011 |

Google Music: Google Music es sin duda un secreto a voces. El nuevo servicio de alojamiento y reproducción de archivos musicales, se trata de un espacio en nube en el que guardar nuestros MP3 para después acceder a ellos en streaming desde cualquier navegador web o desde terminales Android 2.2 o posterior. Google Music es gratuito y tiene espacio para unos 20.000 temas que incluso se pueden escuchar offline en el móvil. De momento, el servicio está en fase beta y sólo es accesible desde Estados Unidos.

Alquiler de películas en Android Market: La segunda novedad de Google está relacionada con la reciente noticia de que Youtube incorporaba 3.000 películas para alquilar en sus servidores. Asociada a esa noticia, Google ha anunciado un servicio de alquiler de películas en streaming dentro del Android Market, de una forma muy parecida a como funciona la tienda de cine en iTunes. El servicio estará disponible desde el PC y desde su propia aplicación en terminales Android. De momento, sólo estará disponible en Estados Unidos y desde ordenadores. En cuanto al precio de las películas, este variará según su novedad y oscilará en torno a los dos euros. Cada archivo descargado podrá verse durante los siguientes 30 días. Eso sí, solo tendremos 24 horas después de iniciar la reproducción por primera vez para verla.

Android Ice Cream Sandwich: La próxima versión de Android, ofrecida como un SO único, ya tiene nombre. Como sistema operativo único servirá para unificar las actuales versiones Gingerbread y Honeycomb para smartphones y tablets. Poco podemos adelantar de este nuevo sistema operativo en desarrollo. El entorno gráfico se adaptará a distintos tamaños de pantalla e incorporará nuevas tecnologías como seguimiento de rostros o autoenfoque por reconocimiento de voz. La estrategia de Google es clara, cerrar acuerdos con fabricantes y operadoras para que las nuevas versiones se actualicen antes de 18 meses, con lo que pretende acabar con la actual fragmentación de Android.

Android 3.1: Antes de que Ice Cream Sandwich llegue a nuestros dispositivos hará lo propio la primera actualización de Honeycomb. Entre las principales novedades de Android 3.1 se encuentra la posibilidad de reescalar el tamaño de los widgets y una nueva función host que permitirá conectar dispositivos USB al tablet para operaciones como volcar imágenes desde una cámara de fotos. La mayor parte de aplicaciones actuales de Honeycomb sufrirán mejoras y encontraremos nuevas incorporaciones como la aplicación de alquiler de películas o un lector de libros electrónicos.

Proyecto Tungsten: Bajo este nombre se oculta la plataforma con la que Google pretende crear aplicaciones domóticas bajo sistema operativo Android. La plataforma, conocida también como Android@Home, combinará redes inalámbricas con tecnologías como el NFC para permitir, por ejemplo, identificar objetos con el móvil o hacer que Google Calendar programe las luces de nuestro hogar o ponga en marcha la lavadora. Hasta finales del año que viene no veremos las primeras aplicaciones prácticas de este ambicioso, aunque no tan novedoso, proyecto.

Leer más