Death metal, free jazz, electrónica machacona o un poco de trap de nueva factura. Da igual lo que escuches en tus escapadas matutinas (o nocturnas) corriendo por las avenidas más populares de tu ciudad. Si eres un runner, es bastante posible que lleves auriculares. Y si usas auriculares es aún más posible que sean de tipo intrauditivos o de botón.