“¿Has llamado a la academia para lo de las particulares de inglés?”, “¿Habéis comprado mi leche de soja favorita?“, “¿A quién le tocaba fregar hoy?”… Quienes somos padres de una familia numerosa lo sabemos, aunque no es fácil de transmitir: a lo largo del día hay muchas preguntas por responder y poco tiempo para encargarse de todo.