analisis nikon d3500

Las cámaras sin espejo con ópticas intercambiables o EVIL, han ido captando la atención de los aficionados a la fotografía gracias a su reducido tamaño y su ligereza, combinadas con el uso de sensores APS-C o full frame y la posibilidad de cambiar las ópticas. El sacrificio que se hace a cambio, es cambiar el visor óptico por uno electrónico que no siempre está a la altura en cuanto a calidad y rapidez de respuesta, salvo que nos vayamos a gamas muy altas de cámaras EVIL. El visor óptico, por contra, permite componer y enfocar las fotos de un modo inmediato, sin retardos y con una calidad muy superior a la de los visores electrónicos de las cámaras EVIL más económicas.

Los fabricantes de cámaras SLR, por su parte, han ido reduciendo el tamaño y el peso de las cámaras réflex digitales para tratar de captar la atención de los usuarios que quieren una cámara que haga fotos de buena calidad, por encima de lo que se puede obtener en una cámara compacta digital, pero sin tener que ir cargando con un equipo pesado y voluminoso.