Las tendencias tecnológicas se suelen ver desde lejos, van llegando al mercado al ritmo que los grandes fabricantes consiguen introducirlas en productos reales, pero mucho antes vamos viendo demostraciones en exposiciones y eventos como el Mobile World Congress de este año.

El evento de 2019 en Barcelona es una confirmación del viaje que estamos realizando hacia teléfonos diferentes. Hemos pasado muchos años viviendo mejoras “incrementales” en los dispositivos móviles, pero ahora, los teléfonos empiezan a tomar formas realmente novedosas.

Si tuviéramos que resumir el mayor evento tecnológico del planeta en dos tecnologías creo que habría pocas dudas en decir que la conectividad 5G y los “teléfonos que se doblan” son los grandes protagonistas. A ambos conceptos les va a costar bastante introducirse en el mercado: al primero le hace falta cambiar redes de una forma muy importante, y al segundo, abaratar costes y crear dispositivos realmente atractivos para el gran público.