Retoques fotográficos básicos con Photoshop paso a paso

Escrito por el 01, Jul 2011 | 1 comentario

Sin lugar a dudas, Photoshop es el programa de retoque fotográfico más popular. Tanto que se ha acuñado el término ‘photoshopear’ cuando mejoramos las instantáneas con este programa. A veces las fotos que realizamos no muestran el aspecto que pretendíamos cuando apretamos el botón de disparar y este programa ayuda a incrementar la calidad de la imagen o de la composición. El software de Adobe tiene infinidad de utilidades para mejorar las fotos que realizamos con nuestras cámaras y aquí conoceremos algunos de los más sencillos que servirán para dar a tus imágenes un aspecto más cuidado.

El primer paso es mejorar el encuadre. Recuerda reglas básicas como la de los tercios (dividir el ancho y el alto de la imagen en tres, trazar líneas imaginarias y colocar elementos importantes en las intersecciones) y comprueba que el encuadre es correcto. Si no es así, puedes recortar la imagen. En el menú, clica en Imagen y después en la opción recortar, o pincha en el símbolo de la paleta. Puedes elegir unas medidas (si quieres mantener la proporción debes hacerlo) o recortar directamente la parte de la imagen que te interese.

Una vez que tienes en el lienzo la parte de la fotografía que quieres retocar has de corregir los niveles, lo que te servirá para obtener colores más reales. Dentro de la opción Imagen del menú, clica en Ajustes y después en niveles. Aparecerá un cuadro de diálogo con un histograma. Ahora tienes tres opciones. La más sencilla es la corrección automática, en la que el propio Photoshop asigna los valores. La otra es utilizar la herramienta cuentagotas del cuadro de diálogo. El de la derecha sirve para definir el blanco, clica sobre él y luego sobre un punto que represente el blanco en la imagen. Haz lo mismo con el negro (cuentagotas de la izquierda. Si no puedes definir el blanco o el negro, mueve las marcas que aparecen debajo del histograma hasta un valor que te otorgue el efecto deseado.

A veces, incluso después de recortar la imagen puede haber elementos indeseables que no queremos que aparezcan en la fotografía. Puedes eliminarlos utilizando el tapón de clonar, que permite copiar trozos de otra parte de la fotografía donde queramos. Encontrarás su símbolo, parecido a un sello, en la paleta de herramientas. Clica sobre él y después desplázate en la imagen hacia la parte que quieres clonar. Pulsa la tecla ‘Alt’ y aparecerá una mirilla, al hacer clic habrás señalado la sección que quieres clonar. Desplázate después hacia el elemento que quieres borrar y mientras mantienes pulsado el botón izquierdo del ratón empieza a cubrirlo.

Photoshop trae entre sus opciones muchos filtros con los que puedes practicar y conseguir efectos llamativos. Los puedes encontrar dentro de la opción filtro del menú y convertir tus imágenes en dibujos hechos con carboncillo o jugar con los enfoques. Con estos sencillos pasos, ya puedes empezar a retocar tus imágenes.

Leer más

Ojos de mayor intensidad con Photoshop

Escrito por el 29, May 2010 | 1 comentario

Selecciona el iris: Entramos en modo de máscara rápida (tecla Q) y pintamos sobre el iris de los dos ojos utilizando un pincel (B) y el negro como color frontal (D). Un truco: Es mejor dejar cierto margen en lugar “meternos” en el blanco de los ojos.

Suaviza la selección: Aplicamos un desenfoque gaussiano (Filtro/Desenfocar/Desenfoque gaussiano) para suavizar la máscara ajustando un radio que cubra el iris por completo sin llegar a salirse. Tras este paso, volvemos al modo estándar (Q) para convertir la máscara en una selección e invertimos esta (Selección/Invertir).

Ajustando los niveles: Entrando ya en material, es el momento de ajustar los niveles (Imagen/Ajustes/Niveles…) para modificar la intensidad de la sombras, los medios tonos y, muy especialmente, las iluminaciones. Para ello tan solo tenemos que desplazar los deslizadores hasta dar con el ajuste deseado. Lo más sencillo y frecuente es concentrarnos en el tercer deslizador (iluminaciones) desplazándolo hacia la izquierda, pero si buscamos un efecto aún más exagerado podemos mover el primero un poco a la derecha y el segundo hasta situarlo prácticamente al lado del anterior. Por otro lado, existe un método alternativo para modificar los niveles preservando la imagen original en el mismo archivo que consiste en crear una capa de ajuste de niveles (Capa/Nueva capa de ajuste/Niveles…) siendo un sistema muy recomendable.

Ajustando también el Tono/Saturación: Ahora, si queremos, podemos modificar el tono y la saturación (Imagen/Ajustes/Tono/saturación…) para resaltar o variar el color. Si utilizamos una capa de ajuste para corregir los niveles, tendremos que hacer clic sobre ella y cargar su selección (Selección/Cargar selección…), tras lo que ya podremos crear una nueva capa de ajuste de Tono/saturación.

¿Más blanco?: Finalmente y de forma opcional, podemos volver a repetir los tres primeros pasos solo que seleccionando el resto del ojo. Un consejo: en este caso ajustéis los niveles utilizando el botón “Automático” y juguéis con la transparencia de la capa hasta conseguir un blanco natural.

Leer más

Tutorial Picnik.com

Escrito por el 10, Ago 2009 | 35 comentarios

Picnik posee casi todas las funciones imprescindibles para ajustar fotografías digitales, ya que permite ajustar el brillo y el contraste, la saturación y la temperatura de color y la nitidez, además de las habituales opciones para rotar, recordar y redimensionar las imágenes. Además tiene una función para eliminar el efecto de ojos rojos producido por el flash, como así también una serie de efectos especiales tales como convertir a blanco y negro o a sepia, suavizar o forzar viñeteado. Y además, al tratarse de un servicio online, no es necesario descargarse ningún programa, pudiendo realizar todo desde casa con simplemente estar conectados a la red. Así que pasemos a la acción.

El primer paso, aunque suene a preogrullo, es ir a la web www.picnik.com. La primera vez que pulses el enlace “comienza ahora”, se cargará online la aplicacion picnik. A partir de ahora se puede trabajar sin registrarse, o registrándose gratuitamente, opción que ofrece muchas ventajas como gestión de tu propia biblioteca, así como guardar cambios y trabajar más tarde. Llegados a este punto, podremos trabajar con fotos de nuestro ordenador dando clic en “cargar una foto”. O si tan solo quieres probar, abrir una foto de demostración para que comiences a experimentar con picnik. También puedes cargar tus fotos desde tus páginas como Facebook, MySpace, Flickr, Picassa, etc.

Una vez aceptado, el sistema comenzará a realizar una serie de operaciones y, al cabo de unos segundos, aparecerá ante tus ojos el interfaz de edición de fotografías. En la esquina inferior derecha se encuentra un control deslizante que nos permite hacer zoom sobre la foto. Cuando el zoom sea lo suficientemente grande como para que la imagen no quepa entera en la pantalla, podremos deslizar con el ratón la imagen para centrarla en el punto deseado. En la parte superior nos encontramos con un menú compuesto por dos grandes pestañas etiquetadas como Edit (Editar) y Create (Crear), acompañada de un menú con el nombre Picnik a la izquierda. Del menú Picnik, además de las opciones estándar de ayuda, acerca de y un enlace a la página web de Picnik, cabe destacar una opción muy útil denominada Fullscreen que nos permitirá cambiar el modo de visualizar la aplicación, pasando de disponer de una ventana de navegador a trabajar en pantalla completa.

EDIT: Bajo este menú se encuentran las opciones de Edición como tal, donde se recoge prácticamente todo lo necesario para aplicar un flujo de edición fotográfica estándar. El primero es el rotado (Rotate). En esta funcionalidad podremos rotar nuestra foto de 90 en 90 grados, enderezarla indicando uos grados exactos, para lo que el programa muetra una rejilla sobre la imagen que nos ayudará a tomar puntos de referencia, invertir la imagen en horizontal o en vertical, y enderezar la foto a través de unos puntos de referencia mediante el método que en Photoshop se conoce como el enderezado con el uso de la regla. Al hacer un rotado de este tipo, el propio programa realiza el recorte para disponer de una imagen con las mismas proporciones que la original. La opción Crop nos permite realizar un recorte libre o ajustado a unas proporciones concretas, entre las que se encuentran las principales imágenes de avatares de sistemas como el propio Flickr o Blogger. Una buena utilidad a la hora de realizar un recorte que facilita la herramienta es la de disponer de una rejilla que divide en tercios horizontales y verticales la imagen, lo que nos permite hacer un reencuadre aplicando la regla de los tercios con gran facilidad. Sobre la opción Resize no hay mucho que comentar. Simplemente permite redefinir el alto y el ancho de la foto, en pixeles o en porcentaje, permitiendo mantener la proporción de la foto. La opción Exposure nos permite jugar con la exposición y el contraste de nuestra imagen en su modo simple, pudiendo jugar con las luces y las sombras y el brillo a través de su control Avanzado mientras vemos cómo los cambios que aplicamos afectan al histograma de la imagen. En la opción Colors podemos ajustar la saturación del color y la temperatura del color, utilizando para ello un deslizador que va desde los tonos fríos (izquierda) a los más cálidos (derecha). Para realizar un ajuste más fino contamos con un cuentagotas para poder seleccionar un gris neutro dentro de nuestra imagen. Con Sharpen podremos enfocar algo la imagen, pudiendo realizar un simple enfocado indicando el valor mediante una barra de desplazamiento, o indicando el radio y la fuerza en la opción avanzada (solo para usuarios Premium). Por último, la opción Red Eye nos permite eliminar el molesto efecto de los ojos rojos en los retratos.

CREATE: Con el menú Create podremos aplicar distintos efectos y acabados sobre nuestra foto. En Efectos podremos aplicar desde las conversiones más básicas, como virados a blanco y negro o sepia, potenciar los colores o viñetear la imagen, hasta efectos más complejos como el efecto lomo o el holga, o la aplicación de HDR sobre la imagen. Algunas de estas opciones están disponibles únicamente para usuarios Premium. De todos modos, no sufraís si no eres un usuario Premium. Con la opción Fonts podrás escribir textos en tus fotos pudiendo elegir entre una serie de fuentes bastante completas. Un detalle muy bueno es el de poder redimensionar el tamaño final del texto una vez pegado sobre la foto en lugar de tener que fijar el tamaño de la fuente con anterioridad. Gracias a esta opción podemos hacer que nuestro texto ajuste a la perfección en el espacio que hayamos reservado para ello. La opción Shapes pone a nuestra disposición infinidad de gráficos con los que adornar nuestras fotos. Con ellos podemos hacer postales de recuerdo en momentos especiales. Al igual que ocurre con las fuentes, se trata de elementos vectoriales que podemos redimensionar a nuestro gusto hasta tener el tamaño y ubicación deseados. En la opción Touch Up (retoque) solo se incluyen dos opciones, una de ellas para blanquear los dientes. Las dos son para usuarios Premium. Por último, aunque no por ello menos importante, se encuentran los marcos (Frames). De una forma sencilla y muy visual podemos añadir un marco a nuestra foto jugando con las distintas opciones que nos ofrecen, pudiendo ver los resultados en tiempo real. Los usuarios Premium disponen de algún efecto adicional en los marcos, como la sombra o el efecto Polaroid.

Leer más

Aprende las ediciones fotográficas básicas con GIMP

Escrito por el 10, Abr 2008 | 37 comentarios

Editor de imágenes GIMP

Hemos escogido el editor de imágenes GIMP porque es uno de los programas de retoque fotográfico más completos que hay y además es un software gratuito. Inicialmente fue pensado para Linux, pero se han desarrollo versiones para Mac OS X y Windows.

GIMP se ha convertido en la alternativa gratuita al Photoshop, aunque aquellos usuarios que estén acostumbrados al programa de Adobe quizá necesiten un breve tiempo de adaptación para manejarlo con soltura. Acepta la mayoría de ficheros gráficos (.jpg, .gif, .png, .tiff, .bmp, etc) e incluso el formato propio de Photoshop. Además la funcionalidad de este programa puede ampliarse gracias a los cientos de plug-ins gratuitos que se pueden descargar de Internet.

Al igual que la mayoría de programas profesionales de edición de imágenes, GIMP trabaja con capas. Las capas nos permiten organizar la imagen y modificar elementos de la misma sin afectar al conjunto de la foto. Hay que pensar en ellas como una pila de diapositivas o filtros, de modo que al mirar a través de ellas se ven todos sus contenidos.

Para probar los retoques que enseñamos descárgate gratuitamente la última versión de este programa.

 

Ajusta la saturación de color

Uno de los retoques más sencillos y que mejor resultado dan a nuestras fotografías es el control de la saturación de color. Este se puede hacer muy rápidamente y de forma muy sencilla con la mayoría de programas de edición fotográfica.

La saturación de color es un filtro que sirve para corregir la viveza del color de las imágenes y es el inverso del gris. Cuanto más alto es el contenido de gris, menor es la saturación.

Para modificar la saturación de color abre la foto con GIMP y haz clic en Colores y selecciona Tono y saturación. Se abrirá una nueva ventana donde puedes regular tres parámetros: el tono, la luminosidad y la saturación. Modifica ligeramente ésta última para ir consiguiendo un todo más vivo. Ten cuidado porque es un arma de doble filo, en muchas ocasiones parece que hay suficiente color y al final puede ser excesivo.

Cuando guardes los cambios asegúrate de cambiar el nombre de la foto para no sustitir el archivo original.

 

Consigue el efecto de foto antigua

Para conseguir un el efecto de foto antigua sólo hay que jugar con el balance de colores. Las fotos antiguas por lo general se van amarilleando y los colores cambian acentuándose los contrastes.

Escoge la foto que quieras envejecer y ábrela con GIMP. En Colores, haz clic en Brillo y Contraste y aumenta ligeramente el contraste de la foto. A continuación modifica los ajustes de los niveles de color. También en Colores, pulsa sobre Balance de color y aumenta el nivel de amarillo y de magenta.

Puedes jugar a potenciar o destacar colores concretos de la foto, sin necesidad de buscar el efecto de foto antigua. Con el pincel de selección más adecuado (cualquiera de los cuatro primeros de la tabla de herramientas) marca la parte que quieras destacar y modifica el balance de color (por ejemplo para aumentar el color azul del cielo).

 

Clona texturas de la imagen

Es posible eliminar partes de la foto o restaurar secciones sin que se note gracias a la herramienta para clonar texturas. Para hacer esto podemos seleccionar el punto de la foto que queramos reproducir y el punto donde queramos que se reproduzca.

Esta herramienta es útil para reconstruir partes de la foto incompletas o para eliminar detalles o personas de la foto sin se note la diferencia con el fondo de la imagen. Si el fondo tiene una textura lisa esta operación será sencilla y rápida, si por el contrario es desigual y con muchos detalles, tendremos que dedicarle más tiempo y puede que no quede perfecta.

Para copiar la textura selecciona la tecla de Herramienta de clonado en la tabla de herramientas (el símbolo es un pequeño tampón o sello de caucho). Una vez seleccionada esta herramienta, fija el pincel que quieras usar, el grado de opacidad y la sensibilidad de presión. Para marcar el punto de referencia, pulsa Ctrl y haz clic con el ratón en la parte de la foto que quieres reproducir.

 

Corrige y elimina pequeños detalles de la foto

Otra herramienta que funciona como la de clonado de texturas pero que sirve para corregir pequeños detalles de la imagen es la Herramienta de saneado. Su símbolo son dos pequeñas tiritas cruzadas y puede ayudarnos a que salgamos más guapos en las fotos.

Seleccionando esta opción y eligiendo una parte de la foto que queremos que tome de referencia (pulsando Ctrl con el clic del ratón como en la herramienta de clonado), podemos corregir imperfecciones de los rostros, como manchas, granos, arrugas, etc. Esta herramienta es la que utilizan los profesionales para las imágenes de caras perfectas en las fotos de la publicidad. No tiene sentido usarla en todas nuestras fotografías, ya que entonces no serán reales, pero es muy práctica si queremos sanear algún pequeño detalle de la foto.

Combinando las opciones básicas de estos cinco pasos podemos conseguir que nuestras fotos tengan colores más vivos, eliminar partes que no queramos y corregir pequeños detalles. Descargarte el GIMP y pruébalo.

Leer más

Adobe da marcha atrás en su política sobre los derechos de las fotos

Escrito por el 31, Mar 2008 | 21 comentarios

La semana pasada anunciamos el nuevo servicio de Adobe para la edición y el almacenamiento de fotografías online llamado Photoshop Express. Este servicio gratuito permitirá a los internautas guardar sus fotografías en álbumes web de hasta 2 GB y proporciona las herramientas más básicas de Photoshop para la edición imágenes.

Para poder usar esta plataforma, el usuario tiene que aceptar una cláusula en las condiciones de uso que autoriza a Adobe a usar las imágenes que sean cargadas en el servicio sin dar cuenta de ello, ni compensar económicamente al autor.

Debido a las numerosas quejas que se han hecho de este punto, John Nack, director de producto de la compañía, ha comentado en su blog que Adobe revisará las condiciones de uso para modificar esta cláusula.

“Hemos oído vuestras quejas sobre las condiciones de uso de Photoshop Express beta”, escribe Nack. “Revisaremos las condiciones respecto a vuestros comentarios, y estamos de acuerdo en que actualmente implican cosas que nunca haríamos con vuestro contenido. Por eso, nuestros abogados están trabajando en fijar nuevas condiciones de uso más apropiadas para los usuarios de Photoshop Express. Os avisaremos cuando hayamos posteado las nuevas condiciones”.


Información cortesía de:

Leer más

Redondea las esquinas de tus fotos

Escrito por el 14, Ene 2008 | 18 comentarios

Hay multitud de herramientas en Internet que nos ayudan a hacer tareas sencillas sin necesidad de instalar programas en nuestro equipo.

Por ejemplo, RoundPic es una herramienta web que nos permite de un modo muy fácil redondear las esquinas de nuestras fotos. Las fotos podemos subirlas desde el ordenador o directamente escribir su URL si está alojada en alguna página web.

Una vez que hayamos escogido la foto que queramos modificar hay que pulsar Round it! y automáticamente se redondearán las esquinas de la imagen. Ahora podemos descargarnos la foto con las esquinas redondeadas si nos gusta como ha quedado, o aumentar o disminuir el tamaño del redondeo, el color de fondo, la calidad, el acho y el alto de la imagen.

Una aplicación online con las opciones justas para que, de una manera muy sencilla, consigas un efecto curioso en tus fotos e imágenes sin instalar ningún programa en el ordenador.


Información cortesía de:

 

Leer más

Acaba con los ojos rojos en las fotos

Escrito por el 15, Oct 2007 | 28 comentarios

Herramienta elegida

Lo primero que vamos a hacer es seleccionar las pupilas coloreadas para la posterior eliminación del rojo. Pues bien, hay muchas maneras de hacer esto pero nos hemos decantado por la herramienta varita mágica de selección difusa que funciona bastante bien en el caso que nos ocupa. Con el objetivo de ser lo más precisos posible, tendremos que lograr conseguir la mejor selección, voy a aplicar la varita sólo en el canal que tiene el mejor contraste entre el iris y la pupila. Normalmente es el canal verde.

Cuando arrancamos la aplicación Gimp a la que estamos utilizando en este caso, se abren un total de tres ventanas independientes. Pues bien, en la central es donde hemos cargado la imagen que vamos a tratar, pero para realizar el trabajo con los diferentes canales de color nos situaremos en la ventana llamada Capas, canales y rutas.

Leer más