En la cocina, la temperatura lo es todo. El ser humano tuvo que descubrir el fuego antes de empezar a cocinar, pero mucho ha llovido desde entonces. La tecnología nos ofrece técnicas avanzadas como la inducción con la que lograr resultados perfectos, llevando la cocina a niveles jamás imaginados que solo se logran dominando la temperatura grado a grado.

Los grandes chefs juegan con los grados de su cocina para obtener texturas y sabores únicos. Es un factor que no solemos tener en cuenta en casa, pero fundamental para dar un acabado profesional a cualquier receta. Descubre todo lo que puedes cocinar modulando la temperatura por inducción, desde algo tan simple como fundir chocolate hasta guisar a baja temperatura. Y es que con los programas predefinidos de Cooking Chef, el robot ajusta la temperatura sin que tengas que aprender de memoria los grados de cada tipo de preparación que quieras hacer.