Desde la aparición del formato MP3, la música ha ido evolucionado imparable desde los formatos físicos como el CD, pasando a canales de distribución digital como iTunes, hasta llegar a la música en streaming de hoy en día. Posiblemente ese término no sea reconocidos por todos los usuarios, pero si les ponemos nombre como Spotify o Apple Music, muchos entenderán de que hablamos.

Atrás quedaron las tiendas de discos, los casete personalizados con nuestras grabaciones e incluso los famosos CD de música que llenaban nuestras estanterías. Ahora todo lo relativo música se encuentra centralizado en aplicaciones para nuestros smartphone o tablets, donde las más conocidas por contenido y calidad son Spotify o Apple Music.