Ya nos estamos en los tiempos de ‘Cuéntame’, y el hogar moderno así lo refleja. De los televisores de tubo hemos pasado a las pantallas planas de bajo consumo, las lámparas incandescentes han dejado paso al LED y los electrodomésticos habituales han ido ganando cada vez más funciones para mejorar en comodidad y eficiencia. ¿Pero sabes realmente cómo puedes aprovechar las prestaciones de tu lavadora para ahorrar agua y electricidad?

La mayoría de la gente hace la colada casi de forma automática. Mete la ropa, carga el jabón y pulsa el programa que mejor le parece. Y no está mal hecho, puesto que las lavadoras modernas son mucho más eficientes que las de hace unos años. A pesar de ello, aún tenemos cierto margen para aligerar nuestras facturas siguiendo unas pequeñas pautas. A continuación, te damos todas las pistas.