Aunque las redes 5G están estrenándose ahora por todo lo alto, su tecnología ha llevado una década de desarrollo. 2019 marca el pistoletazo de salida para una tecnología que nos permitirá conexiones más rápidas gracias al mayor ancho de banda, navegar sin cortes y descargar antes los datos de streaming, conectarnos con menos latencia —se espera reducir el retardo hasta unos escasos cincos milisegundos— o escuchar audio de mayor calidad gracias a una menor compresión.

Y eso solo en cuanto a telefonía móvil. Las redes 5G nos aportarán mayor seguridad pública en infraestructuras, brindando un mayor control remoto sobre nuestros dispositivos gracias al Internet de las Cosas y facilitando el progreso de la conducción autónoma.

Por ahora solo hay unas poquísimas firmas con dispositivos compatibles en España. Huawei y Vodafone están a la cabeza con el Mate 20X 5G, que en España será distribuido por El Corte Inglés.