Los aspiradores nacieron para hacernos la vida más fácil, pero no nos engañemos: limpiar el suelo es una tarea muy poco agradecida. Con los ritmos de vida de hoy resulta tedioso cargar con la máquina por toda la casa, buscando enchufes y evitando obstáculos, por eso mucho gente solo dedica un día a aspirar en profundidad.

Pero algo está cambiando gracias a la nueva generación de modelos sin cable. Así, el aspirador escoba Hoover Rhapsody quiere revolucionar el panorama con un modelo multifuncional potente y fácil de usar. ¿Realmente cumple con las expectativas? Lo hemos probado durante una semana en una casa con gato incluido y ya podemos adelantar que hemos dejado de usar la escoba.

Primera toma de contacto

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

En casa ya teníamos experiencia usando un aspirador escoba. Nuestro primer apartamento era muy pequeño y pensamos que sería más práctico recurrir a un modelo más manejable y que no ocupara tanto espacio. A pesar de lo práctico que era no tener que depender de un cable, en el fondo no era demasiado ergonómico y costaba llegar bien a todos los rincones.

Al mudarnos a un piso más grande cambiamos al aspirador más tradicional de tipo trineo, porque además la potencia del primer modelo de escoba no nos terminó de convencer. El problema es que no resulta nada cómodo sacar el aparato cada día y cargar con él, vaciando la bolsa y moviendo muebles, por lo que al final solo lo usamos a fondo una vez a la semana.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Pero este plan de limpieza no es nada práctico cuando convives con un gato de pelo largo con tendencia a correr, saltar, trastear con macetas y retozar en todos los muebles. Por eso teníamos muchas expectativas puestas en el Hoover Rhapsody, y empezó a cumplirlas ya nada más abrir la caja.

Lo primero que llama la atención es el diseño y la ligereza del modelo, mucho más compacto y manejable que los aspiradores escoba más tradicionales. El cuerpo principal pesa muy poco y se puede alzar con una sola mano, casi como un aspirador manual portátil. El diseño además es muy intuitivo y apenas hace falta consultar el manual para hacerte rápidamente con el funcionamiento.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Este modelo de Hoover Rhapsody está diseñado para hogares con mascotas e incluye tres accesorios, además de la tobera principal con cepillo motorizado: tobera Mini Turbo para mascotas, 2 en 1 para rincones y cepillo para el polvo, y 2 en 1 con cepillo para el polvo y muebles. Cada elemento se puede conectar al tubo largo, para alcanzar el suelo, paredes y parte alta de muebles sin forzar el brazo, y también se puede convertir en un aspirador de mano conectando los accesorios al cuerpo principal.

Además incluye un soporte para colgarlo todo cómodamente en la pared y el cargador de la batería, que es tan pequeño como el de un teléfono móvil y no te obliga a dejar el aparato de pie en el suelo. Ese es otro punto a favor: la batería se puede extraer para cargar aparte mientras el aspirador reposa en otro sitio.

Sé por experiencia que si el aparato es un trasto lleno de extras inútiles, al final se usa poco y termina siendo un incordio; así que Rhapsody superaba esta primera prueba con nota. Es fácil encontrarle sitio para tenerlo siempre a mano y la batería tarda apenas cinco horas en estar a tope.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Nos preocupaba también que fuera un aspirador potente pero al mismo tiempo respetuoso con el suelo y las alfombras. Tenemos parquet de madera recién pulida y sabemos que es muy delicada y sensible a rayones; por suerte Rhapsody es apto para todo tipo de suelos, sin dañar ninguna superficie gracias al suave contacto del cepillo motorizado de la tobera principal.

¿Se habría sacrificado potencia y efectividad para ganar ligereza y cuidado con el suelo? Siempre ha sido uno de los inconvenientes de los aspiradores sin cable, pero solo había que ponerlo en marcha para comprobar que Rhapsody es un aspirador escoba muy potente y robusto pensado para aguantar con nota la actividad diaria.

El día a día con Hoover Rhapsody: adiós a la escoba

 

Con la batería cargada, cuyo nivel se puede comprobar rápidamente de un vistazo en el display luminoso LED, solo hay que encajar el accesorio que necesitemos en ese momento. Lo más práctico es conectar el tubo largo con la tobera principal para el aspirado general del suelo de toda la casa; ¿serían suficientes 35 minutos? Más que de sobra.

En una vivienda de menos de 100 m2 no se necesita más tiempo para aspirar de una pasada el suelo de cada estancia, pero la clave está en la maniobrabilidad del aspirador. Es tan cómodo de manejar, potente y versátil, que solo tienes que ir paseando por tu casa deslizando el aparato.

Todo es rápido, directo e intuitivo; desde el mango de agarre se pueden activar los distintos modos de aspirado sobre la marcha (modo continuo, turbo y alfombras), y la tobera va accediendo a cada hueco y rincón sin que nos moleste ningún obstáculo (salvo, quizás, algún juguete gatuno despistado).

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

El Sistema Easy Driving del cepillo motorizado tiene un eje giratorio de 180º con el que podemos alcanzar cualquier espacio con solo girar la muñeca. Es realmente cómodo para aspirar debajo de la mesa de la televisión, el sofá o la alacena, donde además suelen acumularse pelos de gato y polvo cada día. Y no es cuestión de fe, con las luces integradas puedes ver perfectamente cómo aspira en las zonas más oscuras.

Sobra tiempo de autonomía para cambiar la tobera por alguno de los accesorios para rematar muebles y otras superficies. El cepillo 2 en 1 para rincones resulta particularmente útil para no dejar ningún espacio sin aspirar, como los rodapiés, para acceder a partes altas o a modo de aspirador de mano. Lo usamos incluso para limpiar electrodomésticos o el interior del coche.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Lo mejor es que tampoco da pereza vaciar el depósito porque es cuestión de pulsar un botón. La tecnología Hspin-Core consigue separar las partículas de polvo, lanzando toda la suciedad al fondo para que al vaciarlo no haya riesgo de mancharse con la suciedad.

De este modo no cuesta nada dejar el aspirador escoba listo para volver a usarlo al día siguiente. Es tan sencillo como aspirar, vaciar y volver a poner a cargar. Así está siempre disponible para la limpieza diaria, siempre a mano, algo muy práctico también para pequeños imprevistos. No es de extrañar que a los pocos días te olvides por completo de usar la escoba o la mopa.

Vivir sin pelo de mascotas por todas partes es posible

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Quien vive con animales en casa sabe que hay una lucha diaria contra el pelo que sueltan. Pero la batalla no está perdida si mantenemos una rutina diaria de limpieza y aspiración, algo imprescindible si la mascota en cuestión es un gato, pues se suben a todas partes. En nuestro caso tenemos un amigo de pelo largo que está en plena época de muda, y eso significa lidiar con pelos voladores que se adhieren a cualquier cosa.

Por eso nos ha encantado comprobar la eficacia de la tobera Mini Turbo especial para mascotas, un accesorio que ya es totalmente imprescindible en casa. Es perfecta para aspirar de una pasada el pelo que se acumula en las alfombras, sofás, sillones, sillas, en las camas e incluso en la ropa.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

El cepillo tiene un diseño específico para lidiar con el pelo corto o largo que se queda casi pegado a cualquier superficie, y es muy cómodo de utilizar como aspirador de mano. Hacer la colada de cama era un suplicio porque nuestro gato siempre aprovecha para revolcarse en los colchones y después en las fundas limpias, pero ahora ya no nos preocupa tanto ya que con una pasada del aspirador acabamos con los pelos de una pasada.

La diferencia está en los detalles

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

Después de una semana utilizando Hoover Rhapsody hemos comprobado que son esos pequeños detalles los que terminan de redondear la experiencia de aspirar para que deje de ser una tarea tediosa. Su multifuncionalidad lo convierte en un aparato muy versátil que además resulta realmente fácil y cómodo de usar.

Unidos a la potencia y autonomía, los detalles como el mando de control directo, la batería extraíble, el modo de aspiración continuo para trabajar sin interrupción o lo sencillo que es vaciar el depósito y limpiar los cepillos y filtros te lo ponen muy fácil para usarlo cada día.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody

En definitiva, el aspirador escoba Hoover Rhapsody cumple y supera con creces las expectativas que pedimos a un aparato de este tipo. Al ser tan cómodo y versátil te acostumbras enseguida a usarlo a diario, y su autonomía sobra para limpiar de arriba a abajo toda la casa, incluso conviviendo con animales muy peludos.


Comprar


Etiquetas: , ,