Las Navidades llaman a nuestra puerta. Y con ellas, toda una sucesión de pesadas comidas familiares que nos harán aún más difícil subir la otra cuesta de enero; la de la elíptica del gimnasio. Por ello se hace indispensable cuidar nuestra dieta diaria más que nunca, y moderando la ingesta de grasas. ¿Pero sabías que es posible freír casi sin aceite utilizando el microondas?

La gama de microondas Chef Plus de Whirlpool tiene como estrella al MCP 349/1 SL, un elegante modelo que no solo destaca por su capacidad para calentar la comida con rapidez y de forma homogénea, sino por poder sustituir a la clásica freidora para elaborar platos sabrosos pero mucho más ligeros. Croquetas, muslitos de pollo, nuggets… No hay receta que se le resista.

Cómo funciona Dual Crispwhirlpool crisp fry freir sin aceite

Los microondas de Whirlpool Chef Plus poseen una serie de funciones que los diferencias de otros modelos en el mercado. Entre estas tecnologías destacan Dual Crisp y Crisp Fry, gracias a las cuales podemos cocinar platos de otra forma inimaginables en un micro.

Como indica su nombre, Dual Crisp busca obtener un efecto de tostado sobre los alimentos, cuando normalmente un microondas los cocinaría en su jugo. Para ello utiliza un doble emisor de ondas frente al sistema de emisor sencillo tradicional. De esta forma no solo se calienta la parte exterior de los alimentos, sino también el propio plato del microondas.

Por su diseño y materiales, normalmente los platos de microondas no alcanzan temperaturas elevadas. Calentarlos de forma independiente no solo permite acelerar enormemente el proceso de cocinado, alcanzándose 210 grados en un abrir y cerrar de ojos, sino que permite cocinar la comida de forma más homogénea. Asimismo, un grill en la parte superior del microondas se encarga de tostar la superficie de los alimentos como si fuera un horno convencional.

Las ventajas de freír sin aceite

aceite whirlpool crisp fry

La fritura de los alimentos en sí misma se realiza utilizando la tecnología Crisp Fry, que combina el método Dual Crisp de doble emisor con el aire forzado. Una corriente de aire a alta temperatura recorre todos los rincones del plato para dejar bien crujiente su superficie al tiempo que mantiene el interior jugoso y en su punto.

El resultado de este tipo de fritura, mezcla de combinar aire a alta temperatura y microondas, son recetas mucho más ligeras y saludables. El empanado de un pimiento relleno queda dorado pero seco, sin rezumar aceite ni requerir su escurrido sobre papel de cocina. Hasta es posible elaborar delicadas tempuras sin necesidad de utilizar una freidora, obteniendo resultados mucho más limpios para el paladar e indiscutiblemente más sanos.

Tampoco podemos olvidarnos de la comodidad que supone freír en el propio microondas. No solo nos evitamos un aparato más en la cocina, sino que se simplifica considerablemente la limpieza. Hay menos cacharros, pero también desaparecen las habituales salpicaduras y ese desagradable olor a fritanga que puede invadir todas las habitaciones de la casa.

Las mejores recetas de fritos en microondas

 

Pero sin duda, la gran ventaja de poder freír en el microondas es la facilidad con la que se pueden preparar recetas tradicionales que de otra forma nos llevarían mucho más tiempo, tanto de preparación como de cocción y limpieza.

Para muchos será sin duda una revelación descubrir que se pueden cocinar patatas fritas en el microondas, ya sean en gajo o paja. La patata, de hecho, es uno de los alimentos que mejor admiten este tipo de cocción. Basta con añadir una pequeña cucharadita de aceite de oliva sobre los cortes de patata y dejar que el aire caliente se encargue de dorarlos. Nada de sumergirlos en grasa durante minutos o perder el tiempo calentando la cuba de la freidora para hacer solo un par de raciones. ¡Hasta se pueden preparar tortillas de tamaño familiar!

Los pimientos fritos al microondas es otra receta de fácil elaboración. Gracias al sistema Crisp Fry basta con unas gotas de aceite para conseguir un interior bien cocinado y una piel frágil y ligeramente tostada, casi como si los hubieras pasado por la parrilla. ¿Y qué podemos decir del bacon? En este caso ni siquiera hace falta añadir aceite, puesto que el propio tocino ayuda a repartir mejor el calor sobre unas lonchas que salen del microondas con un agradable color caramelizado y un punto crujiente.

Croquetas, empanadillas… no hay plato tradicional que se le resista al Chef Plus MCP 349/1 SL. Pero lo mejor de todo es que ni siquiera hay que realizar pruebas al tuntún para encontrar el punto de cocción ideal. Gracias a la opción Chef Menu, este horno pone una gran cantidad de recetas preprogramadas al alcance de tus dedos, por lo que no tendrás que jugar a adivinar la potencia necesaria en cada momento ni el número de minutos. Simplemente selecciona el alimento y deja que el microondas se encargue del resto. La freidora puede seguir en el fondo del armario.

whirlpool crisp fry


Etiquetas: