En mi casa siempre se ha dicho que “a lo bueno es fácil acostumbrarse”. Y eso es lo que ocurre tras unas semanas utilizando el LG Hombot Square Turbo, que uno no quiere dar marcha atrás y volver a los tiempos en los que arrastraba la aspiradora a trompicones por todos los rincones de la casa.

Pasar de una aspiradora tradicional a un robot aspirador de última generación es dar un salto al futuro, y, claro, volver al pasado (tecnológicamente hablando) nunca resulta fácil. ¿Nos olvidamos del ordenador y nos ponemos de nuevo a aporrear las teclas de la máquina de escribir? ¿Dejamos de meter la ropa en la lavadora y volvemos al jabón lagarto y los cepillos de raíces? No y no y cien veces no.

Utilizar un dispositivo como el robot aspirador LG Hombot Square Turbo depara muchas sorpresas. De hecho, no hay nada mejor que compararlo con algunos de los dispositivos a los que ha sustituido para ver que el cambio recorrido ha sido espectacular. Del pleistoceno parecen sacadas las viejas aspiradoras cuando se lista las especificaciones del pequeño electrodoméstico de la firma coreana: dos cámaras, nueve sensores, 120 palabras que dan información por voz, siete modos de limpieza, parachoques digital… Pero vayamos por partes y veamos todas las características que terminarán convenciéndote para comprar un robot aspirador.

El tirar de la aspiradora se va a acabar

esquina

Resulta evidente que el cambio más revolucionario que presentan los robots aspirador es que ya no es preciso tirar del tubo que durante décadas hemos tenido que arrastrar de habitación en habitación para mantener la suciedad a raya.

Con el dispositivo de LG, lo único que hay que hacer es pulsar el botón de start para que él solo se ponga en funcionamiento, mientras tú te despreocupas de la limpieza. Además, puedes elegir el Modo zigzag para que vaya limpiando la casa mientras sortea los muebles u obstáculos que se va encontrando por su camino. Eso sí, para ponérselo más fácil, es recomendable facilitarle algo la labor: por ejemplo, subiendo las sillas a la mesa o quitando cualquier trasto que haya por en medio.

Contigo o sin ti

Hombot_limpiando

La ventaja de que no sea precisa nuestra presencia para que haga su trabajo se refuerza aún más al permitir programar su puesta en marcha automática, de modo que a una hora determinada del día señalado se ponga en funcionamiento sin necesidad de que estemos en casa. Eso nos da margen para estar trabajando, de compras, en el cine o donde sea, y encontrarnos todo limpio a la vuelta, pero también para dejar atrás la imposición que muchas veces tenemos de prefijar un día o dos determinados para pasar la aspiradora. Se acabaron los sábados por la mañana esclavizados, ahora cualquier día es bueno para ponerla a trabajar, estemos o no estemos cerca. Además, incluso podemos dejarla funcionando de noche, porque con su doble cámara puede limpiar a oscuras.

Eso sí, si nos pica el gusanillo y queremos tener otra vez el “power” en nuestras manos, lo podemos hacer y de una forma muy diferente a la de empuje-arrastre. En pleno siglo XXI, qué menos que contar con un mando a distancia y mover la aspiradora, cual coche teledirigido de nuestros hijos, de una zona a otra para limpiar a nuestro antojo lo que queramos. De hecho, pueden ser los niños los que se encarguen de dirigirlo para dejar la casa impoluta mientras se divierten jugando.

LG_Hombot_Square_Turbo

Varios modos y un único objetivo

Ya hemos comentado que el modo que da más libertad a la hora de dejar que el robot se pasee por toda la casa es el Zigzag, pero no es el único; en total hay siete. Por ejemplo, para habitaciones diáfanas y pequeñas, el más recomendable es el Espiral, que se desplaza en círculo de 1 m desde afuera hacia dentro. Para espacios con muchos obstáculos y mayos suciedad, se debe optar por el denominado Mi espacio, que limpia dos veces el espacio seleccionado; mientras que Celda a celda es más apropiado para estancias complicadas con muchos obstáculos, ya que trabaja celda por celda, desplazándose de una a otra en el momento que acaba.

LG_Hombot_Square_Turbo

Conocedores de que este tipo de dispositivos tienen muy buena acogida entre los propietarios de mascotas, LG no se ha olvidado de ellos y ha incluido el Modo Turbo, que maximiza las revoluciones de su motor de cepillos y la del motor de succión para aumentar su potencia un 30%.

Pero aún hay una sorpresa más. Sin necesidad de que intervengamos, en el momento en que el Hombot detecta que se ha subido a una alfombra, se pone en marcha automáticamente el Modo Turbo Inteligente, de manera que, gracias a su mayor potencia, consigue limpiar con más profundidad este tipo de superficies.

Finalmente, si mientras que estaba en marcha el Hombot se queda sin batería, el Modo de repetición permite que él solo vaya a la base de carga, y una vez recargue su batería de litio, reanude la limpieza desde el punto en el que se encontraba. De esta forma, volverá a donde estaba y reanudará el trabajo sin repetir las zonas ya limpias.

Sensores por doquier

Infrarrojos, ultrasónicos, de giro o de desnivel… Hasta 9 sensores en total incorpora este robot aspirador. Su objetivo, junto con el de un sistema de navegación inteligente de doble cámara, es detectar la pared, los muebles o cualquier objeto que se encuentre por su camino, de manera que pueda sortearlo y memorizarlo, evitando rozaduras o golpes, incluso si la casa está a oscuras. También serán su mejor arma a la hora de detectar que se aproximan a una escalera, impidiendo que caigan por ella.

Hombot_escaleras

Eso sí, la distancia de seguridad que guarda no impide que llegue a todos los rincones del hogar. ¿Cómo lo logra? Pues con la inclusión de dos cepillos laterales más largos de lo normal (1,5 cm más), que sobresalen ampliamente del chasis cuadrado del dispositivo, y que facilitan que llegue a cualquier sitio donde se pueda acumular la suciedad.

Por detalles que no sea

Y terminamos con varios detalles también de nota. El primero es que incluye una mopa de fácil colocación que se incorpora al Hombot. Así, por ejemplo, si los niños vuelven del parque con arena, la mopa es capaz de recoger las partículas para dejar el suelo limpio y brillante.

Asimismo, incluye un cepillo especial para casas con mascotas, que atrapa los pelos de los animales, evitando que se esparzan, y permitiendo la limpieza del hogar.

mopa

Por su parte, todos aquellos que hasta ahora han convivido con bolsas en sus aspiradoras encontrarán la mar de cómodo su depósito para el polvo que se encuentra en la parte superior del Hombot. Es transparente, fácil de extraer y limpiar, al tiempo que simplifica su revisión si creemos que (y no sería la primera vez) el aparato ha succionado algo que no debería. También ha que reseñar que cuenta con un filtro HEPA que recoge las partículas de polvo y expulsa el aire limpio, ideal para casas con algún miembro alérgico.

Muy de agradecer, pero esta vez para nuestros oídos, es el poco ruido que produce frente a los aspiradores tradicionales. Hombot es muy silencioso (solo 60db), lo que le permite limpiar incluso cuando estás descansando que te moleste.

Y como llega el momento de acabar, Hombot pone punto y final diciendo “limpieza terminada”, dos de las 120 palabran que pronuncia y que ayudan a entender el funcionamiento de un dispositivo muy práctico y sencillo que nos ayudará en las tareas del hogar sin requerir siquiera nuestra presencia. Todo un detalle.


Etiquetas: