¿Crees que planchar bien y rápido es difícil? Hoy en día la tecnología nos facilita las tareas del día a día, no solo para ahorrar tiempo y esfuerzo, también para obtener resultados profesionales. Conseguir un acabado digno de tintorería en casa también está al alcance de tu mano, siguiendo estos consejos y aprovechando las últimas innovaciones, no habrá arruga que se te resista.

1. Primero aprende a lavar y tender bien

Guía para planchar sin morir en el intento

El trabajo de la tintorería siempre pasa primero por la fase de lavado y secado, por eso es importante que sepamos lavar y tender correctamente la ropa. Lee bien las etiquetas de tus prendas para saber a qué temperatura puedes programar la lavadora, separa la colada blanca de la de color y utiliza el mejor detergente y suavizante según tus necesidades.

Tiende la ropa rápidamente en cuanto haya terminado el ciclo de lavado para evitar que se formen más arrugas. Sacude y extiende las prendas sin amontonarlas y coloca las camisas y otras piezas más delicadas en perchas acolchadas para respetar los tejidos. Además es recomendable usar pinzas suaves que no dejen marcas y procurar que la ropa no reciba luz directa del sol, para no estropearla.

2. Escoge una buena tabla de planchado

Puedes escoger entre una gran variedad de tablas de planchado para adaptarla al espacio de tu hogar, pero procura que sea de buena calidad. Es mejor optar por las acolchadas, que respetan mejor los tejidos, y que ofrezcan una superficie lo suficientemente amplia como para planchar cómodamente.

Es importante que tengan patas firmes, resistentes, y que sean regulables para poder situarla a la altura óptima para cada miembro de la familia. Coloca la tabla en un espacio despejado, bien iluminado, donde te puedas mover sin obstáculos. La tabla debería estar a una altura aproximada de entre el pubis y el ombligo, así no forzarás la espalda ni el cuello.

Tampoco es necesario que la tabla sea muy voluminosa si no tienes demasiado sitio en casa. Con un centro de planchado compacto como Braun CareStyle Compact puedes ahorrar el 50% de espacio a la hora de planchar y también para guardarlo. La plancha es tan ligera que, si has colocado bien la tabla, no tendrás que hacer esfuerzos de más.

3. Establece una organización adecuada

Terminarás mucho antes si has colocado la colada en un orden lógico y práctico. Por ejemplo, dividiendo las prendas por su dueño, frecuencia de uso o función. Es más cómodo planchar seguidas todas las camisas, a continuación la ropa de los niños o todas las sábanas y fundas de cama juntas. También será más fácil guardar todo en los armarios.

De lo que no te tienes que preocupar es en separar las prendas según los tejidos. El centro de planchado Braun CompacStyle cuenta con tecnología Smart iCare que adopta una temperatura segura para todo tipo de tejidos, para proteger cómodamente toda tu ropa. Ahorras hacer una clasificación previa y no tienes que estar ajustando la plancha, sin perder tiempo en esperar a que se caliente o se enfríe, por lo que plancharás mucho más rápido.

4. Aprovecha la tecnología de vapor

Las tintorerías profesionales saben desde hace mucho tiempo que el vapor es la mejor solución para acabar con todas las arrugas. Actualmente también podemos aprovechar sus ventajas en casa con soluciones avanzadas que hacen desaparecer hasta las arrugas más rebeldes, sin necesidad de recurrir a productos externos.

Braun CareStyle Compact presenta la tecnología de doble vapor llamada DoubleSteam, capaz de producir más del doble de vapor que las planchas de vapor normales, que permite eliminar las arrugas de una pasada. Y gracias a su gran depósito de 1,3 litros de capacidad, puedes planchar con vapor de un tirón durante más tiempo, sin tener que parar a rellenarlo.

5. ¿Cómo planchar una camisa? Empieza por el cuello, puños y mangas

Planchar una camisa es algo muy sencillo, si aplicas un buen orden. Lo primero es extender la prenda, abierta, sobre la tabla, para empezar por el cuello. Plancha las arrugas por delante y por detrás, y a continuación sigue por los puños y las mangas.

Cuando tiendas estas partes listas, sigue por los sectores más amplios de la camisa, extendiendo bien la tela en la tabla con las manos. Procura tenerla abierta y aprovecha el diseño de la punta de precisión para acceder a cada hueco de la pieza, esquinas y rebordes. Si fuera necesario, plancha también la prenda por dentro.

6. Bolsillos, botones y cremalleras: que los obstáculos no te paren

Lo que antes eran obstáculos molestos ahora solo son una parte más de la ropa. No te preocupes al planchar sobre bolsillos, botones o cremalleras, la suela de CareStyle Compact, con la exclusiva tecnología FreeGlide 3D inspirada en las tablas de snowboard, se desliza fácilmente sobre cualquier obstáculo.

Así puedes planchar de una pasada con cualquier movimiento, en todas direcciones, hacia delante y hacia atrás, sin miedo a que la plancha se atasque o encuentre ningún impedimento. Simplemente deja que se deslice con suavidad, sin tener que forzar o aplicar presión con la mano.

7. Pantalones: cómo conseguir (o no) la raya perfecta

Comienza planchando los pantalones por la parte trasera superior, primero los bolsillos, si los tuviera. Ve girando la pieza para planchar a continuación los bolsillos delanteros, y después pasa a toda la cintura. Procura que los bolsillos con botones estén abrochados y pasa sin miedo la plancha de CareStyle Compact por encima.

No te olvides del botón, la zona de la cremallera si la tuviese, y los ojales, que se suelen arrugar más. Las piernas se planchan al final, una a una, y haciendo que las costuras coincidan para no crear marcas extrañas. Si no tiene raya, puedes introducir cada pernera en la tabla y planchar sin problemas dejando que la suela de deslice suavemente.

Si el pantalón es de traje y quieres marcar la raya, coloca el pantalón de perfil encajando perfectamente las dos perneras, haciendo coincidir bien las costuras y los extremos. Desliza suavemente la plancha siguiendo la marca de la raya. Da la vuelta y repite la operación.

8. El cuidado de las prendas más delicadas

Hay piezas de ropa de tejidos más delicados y suaves, como el lino o la seda, que además se arrugan menos que el algodón. No hace falta usar una gran potencia de vapor, con menos intensidad se plancharán igual de bien y protegerás los tejidos durante más tiempo.

Utiliza el modo ECO de CareStyle Compact para planchar tu ropa más delicada o con menos arrugas. Además de cuidar las prendas estarás ahorrando energía y planchando de forma más sostenible.

9. ¿Arrugas ligeras? Plancha en vertical

Guia para planchar

No siempre hace falta planchar a fondo para tener una prenda de ropa como recién salida de la tintorería. Las arrugas más ligeras o los trajes de fiesta pueden lucir impecables con un retoque rápido aprovechando también la tecnología de doble de vapor.

El centro de planchado CareStyle Compact de Braun te permite planchar directamente en vertical, logrando resultados perfectos fácilmente. Gracias a su alta presión de vapor, la plancha actúa así como un vaporizador de prendas, que elimina las arrugas más leves y lo hace además cuidando al máximo de los tejidos más delicados.

Centro de planchado Braun CareStyle Compact IS 2043 con tecnología iCare

El único secreto para disfrutar de resultados profesionales en casa es apostar por las innovaciones tecnológicas de un centro de planchado como Braun CareStyle Compact, y aplicar pequeños trucos para sacarle el máximo partido. Ahora puedes disfrutar de todas las ventajas de un centro de planchado en casa ocupando mucho menos espacio.

Guia para planchar

boton compra
 


Etiquetas: ,