¿Alguien quiere pizza para cenar? No, no hace falta que cojas el teléfono para que te traigan tu favorita. Si tienes un horno, unos cuantos ingredientes en tu cocina y ganas de ponerte manos a la obra puedes hacer deliciosas pizzas con mucho menos esfuerzo del que piensas. Y es que con las funciones específicas de tu horno es posible elaborar recetas dignas de la mejor pizzería del centro de Nápoles, ciudad donde nació esta delicia italiana.

Además, al hacerla casera te aseguras de que será 100% saludable. Tómate tu tiempo y deleita a todos esta noche con una buena pizza. Eso sí, los buenos secretos de un gran cocinero nunca son relevados, por eso no cuentes que tienes una ayuda un tanto especial de tu horno para lograr una masa espectacular y unos ingredientes de lo más sabrosos y apetecibles gracias al horneado perfecto.

El secreto está en la masa

¡Al César lo que es del César! El comienzo de todo fue con la pizza napolitana con su inconfundible masa más gruesa y que se hacía en horno de leña. Su variedad más conocida, y antigua es la pizza Margarita que, según cuenta los libros de historia de la gastronomía, fue una idea del chef Raffaelle Esposito en el año 1889 para agasajar por medio del paladar a la reina de Italia. Para ello no se le ocurrió otra cosa que aprovechar estas masas planas de pan (herencia de los antiguos griegos) para añadirle los ingredientes del mismo color que la bandera de su país: rojo (tomate), blanco (mozzarella) y verde (albahaca).

pizza horno

Leyendas aparte lo cierto es que la receta de la pizza poco ha cambiado desde entonces y se va renovando año tras año con divertidas y originales propuestas de diferentes ingredientes. Pero lo que no cambia con el paso de los siglos son los dos secretos que debe tener una pizza para que sea perfecta: una masa de calidad y un horneado adecuado para saborearla plenamente.

Harina de trigo de fuerza, agua fría, sal, aceite de oliva y levadura son los ingredientes necesarios para dar vida a la base de la pizza. Una vez hecha, bien amasada y dejarla en reposo durante 3 o 4 horas, su secreto, el horno te ayudará a hornearla de forma perfecta en la parte baja del mismo y a una temperatura de 250ºC durante unos 25 minutos si la base es fina. En Italia, los hornos de leña para pizza se encuentran entre los 300ºC y los 400ºC pero en nuestra casa, con esos grados nos quedará perfecta.

Pero antes de meterla dentro para hornearla ¿No crees que faltan los ingredientes? No te pierdas estas 4 recetas auténticas para saborear la mejor pizza casera y sin salir de tu cocina.

Las mejores recetas para ser el mejor maestro pizzero

Receta de pizza hawaiana

Amada y odiada a partes iguales, esta pizza cuya protagonista es la piña no deja indiferente a nadie ya que es una mezcla de sabor gracias a la combinación, para muchos perfecta, con toques salados y dulces.

Lo primero que debemos hacer es no olvidarnos de ningún elemento. Es sencillo, apenas son cuatro: tomate para cubrir la base de la pizza (mejor si es tomate natural casero en lugar de frito), queso, jamón cocido y piña.  Pon uno encima de otro, en ese orden.

La ecuación matemática es prácticamente la misma en todas las recetas: primero ponemos el tomate en la base y añadimos todos los ingredientes seleccionados de forma homogénea por la masa. Es una pizza bastante húmeda, por lo que si usas piña enlatada asegúrate de escurrirla bien para que la masa se hornee debidamente. El toque sutil tras salir del horno vendrá de la mano de un chorro de aceite de oliva y un poco de orégano espolvoreado por encima.

receta de pizza hawaiana

Una vez hecho esto es el momento de meterla en el horno ya aprovechar las ventajas de nuestro horno Balay 3HB2030X0 con 7 funciones que incorpora la función horno de leña (como los auténticos en Italia) para generar un calor envolvente, más intenso en la base, que dará a nuestra pizza un toque de lo más casero y tradicional.

Otra de las ventajas de este modelo es que cuenta con un reloj electrónico programable de inicio y paro de cocción para que no te despistes con el tiempo y no se te queme la pizza. ¡Más fácil no te lo puede poner tu horno!
pizza horno

Receta de pizza pepperoni

Un clásico entre los clásicos, pero fuera de Italia. La pizza pepperoni, ideal para aquellos que buscan una porción sabrosa gracias a ese toque picante que le confiere este tipo de chorizo, no es ni mucho menos una invención del país alpino. Si hay que buscar un “culpable” tenemos que mirar hacia Estados Unidos, donde idearon esta pizza con embutido de cerdo.

Solventadas las dudas de su origen, pasamos a los ingredientes necesarios para nuestra pizza pepperoni. Aparte de esas rodajas de chorizo (salteadas un par de minutos de forma previa), necesitaremos salsa de tomate, mozzarella, y boletus (opción que puede ser prescindible). Aquí vamos a darte dos consejos: vigila el pepperoni para que no se quemen las puntas y corta el boletus un poquito más grueso que el embutido para que no se seque. Si te atreves a usar hongos en una pizza, deben mantener algo de su humedad natural al final.

receta de pizza de pepperoni

Si somos de los que nos gustan las pizzas con masa gruesa, como las napolitanas auténticas, podemos servirnos de las funcionales del horno multifunción Electrolux EOB8857AAX con 3 funciones de vapor. Cuenta con un sistema especial para este tipo de platos, ya que el calor llega desde la parte inferior y con la ayuda del ventilador la temperatura se reparte de forma uniforme. De esta forma lograremos que nuestra base quede muy crujiente y apetecible.

Otra de las capacidades de este modelo de horno es su rápido precalentamiento por lo que no es necesario encenderlo con mucho tiempo de antelación, ahorrando energía.

Además, permite mantener caliente la comida en su interior antes de servirla en la mesa por si nos ha surgido un imprevisto en el último momento.

pizza horno

Receta de pizza de rúcula y queso

Para los que quieran aligerar algo su receta de pizza, nada como esta versión con rúcula y queso. Un magnífico contraste entre los dos poderosos sabores de esta verdura de hoja verde y un buen queso curado. El queso debe ser siempre curado (si no hay parmesano, un buen queso español fuerte puede valer) y debe colocarse una vez horneada la base junto con la rúcula, aunque si te sientes con ganas de aventura puedes probar a hornear la mitad de la verdura y añadir el resto fresca al finalizar la pizza.

Para dar el toque perfecto a este plato, podemos añadir además algún que otro ingrediente que le aporte un toque más suave como pueden ser unas finas lonchas de jamón (ibérico o incluso de pato pueden servir) o decantarnos por unos ligeros matices con foie. ¡Dejarás a todos sorprendidos! Eso sí, recuerda que los quesos curados no funden bien, así puede ser mejor añadirlos al final. ¿Quieres darle otro toque extra? Prueba a subir la acidez horneando unos tomates cherry junto con la base de tomate frito.

receta de pizza de queso y rúcula

Una vez tengamos lista la base de nuestra pizza la meteremos durante unos 20 minutos en nuestro horno Siemenes IQ700 HM676G0W1, que nos ayudará a conseguir el horneado perfecto con la ventaja de no tener que calentar previamente el electrodoméstico, por lo que podemos meter la pizza inmediatamente después de terminar de colocar los ingredientes.

La regla básica para hornear una pizza de la manera correcta es comenzar colocándola en la parte baja del horno para terminar, en los minutos finales, en una zona superior para que la función grill haga que se queso quede perfecto. Una opción que podremos seleccionar con este modelo que, además, dispone del sistema de programación cookControl con trucos y recomendaciones para hacer las mejores recetas de pizza.

pizza horno

Receta de pizza de champiñones, cebolla y queso

Una combinación de ingredientes solo apta para los más valientes la de nuestra última receta. Y es que a todos no le gusta ese sabor que deja la unión de unos perfectos champiñones laminados, con cebolla (poco hecha) y queso bien fundido. El queso mozzarella es siempre el más adecuado. Puedes potenciarlo con unos trocitos de queso azul en la parte de arriba.

Recuerda que esta pizza no lleva tomate (a menos que se lo quieras poner) y que la cebolla debe estar cortada algo gordita para que no se queme. Puesto que el queso de fundir suele ser un poco húmedo y la cebolla aporta jugosidad, esta pizza permite cortar los hongos un poco más finos sin riesgo a chamuscarlos.

receta de pizza de champiñones y queso

Nuestra última receta te quedará de espectáculo gracias a las prestaciones del modelo de horno multifunción Miele H 7660 BP EDST/CLST pirolítico que hemos seleccionado para ti. Cuenta, entre sus novedosas aplicaciones, con la función Aire caliente plus gracias a la cual los alimentos se cocinan envueltos en una corriente de aire caliente sin que se mezclen los olores y sabores.

Además, se pueden usar a la vez hasta tres niveles de bandejas por lo que resulta ideal si esta noche sois muchos para cenar y tienes que preparar varias pizzas a la vez.

pizza horno


Fotos | El Corte Inglés, Pixabay, Unplash
En Tecnología de tú a tú | Cuatro platos de verano que puedes preparar en una sartén paellera eléctrica (además de arroces)


Etiquetas: ,