Me llamo Hombot, LG Hombot Square Turbo, y soy un robot aspirador. Eso significa que, al contrario de lo que sucedía con las especies preexistentes, no necesito que ningún ser humano me acompañe a la hora de realizar mi tarea. Se acabó lo de tirar del tubo flexible que caracterizaba a mis antecesores e ir únicamente allí donde ellos nos llevaran.

Gracias a un sistema de navegación inteligente, formado por el software robótico Robo Navi 10.0 y una doble cámara, puedo escanear y trazar un mapa de la superficie de cada habitación, de manera que consigo limpiar la casa al completo, evitando movimientos erróneos que terminen conmigo estampado en una pared o en algún mueble. Pura teoría de la evolución aplicada al reino de los electrodomésticos, a la que ahora se incorpora mi capacidad para informar a mis dueños a través de su terminal móvil de todo lo que sucede en su hogar cuando ellos no están. Es más, las imágenes de abajo las he hecho yo solito.

En este misma página ya habían escrito sobre mi predecesor y sobre su propia  evolución respecto a especímenes preliminares, pero ahora me han dado la oportunidad de contar mi día a día en primera persona.

Tralalararito, limpio yo solito

10:00 a.m. A esta hora comienza mi trabajo. Vivo en una casa de algo más de 100 metros cuadrados. Como no hay nadie a esta hora que pueda encenderme apretando el botón Start, me han programado para empezar a limpiar el suelo todos los días a la misma hora (aunque también podría hacerlo un día concreto de la semana si me programasen desde el móvil). Solo varía cuando los humanos con los que vivo no van al trabajo. Entonces suelo limpiar a otras hora, porque como hago tan poquito ruido no molesto y pueden seguir viendo la TV o charlando mientras yo lo dejo todo limpito.

screenshot_2016-11-13-10-45-28

Pero hoy no es una de esas jornadas. A las 10 ha comenzado la succión por el salón, que es donde estaba situado en mi base de carga y donde volveré cuando haya completado mi misión. Me paseo por toda la casa limpiando hasta en los rincones más recónditos. Me ayudan a ello mi diseño cuadrado y dos cepillos laterales amarillos que sobresalen un centímetro y medio del chasis, facilitando que ni siquiera esas pelusas que intentan jugar conmigo al escondite acaben en el depósito transparente que tengo y al que van todos los residuos que voy encontrando en mi camino. Además, con mi potente motor Smart Inverter consigo la máxima eficacia de limpieza y, como tiene 10 años de garantía, mis dueños están tranquilos porque saben que les acompañaré durante muchos años. 

No importa que hoy la casa esté a oscuras. Mi doble cámara y los múltiples sensores que incorporo (entre infrarrojos, ultrasónicos, de giro o de desnivel) permiten que localice todos los muebles u obstáculos que hay por la vivienda, y evite rozarlos. Tampoco presenta ningún problema la única alfombra con la que me topo. Tras subirme a ella, activo automáticamente mi modo Smart turbo alfombras, incrementando la potencia de aspirado un 30% para poder absorber todo lo que se esconde en su interior.

Casi tropiezo de nuevo con el mismo peluche y el mismo cable

Ya estoy en el pasillo. Primera complicación de la mañana. Los niños de la casa han vuelto a dejar peluches en el suelo para ponerme a prueba. Como en otras ocasiones, se muestran temerarios y no se apartan cuando ven que las dos luces de mi frontal les iluminan. Una vez más, no me queda más remedio que esquivarlos o echarles hacia uno de mis laterales, para poder seguir con lo mío.

hombot_peluche

Los sorteo sin dificultad y sigo la marcha al más puro estilo Zigzag, el modo al que llevo atado casi toda mi existencia: hacia delante, hacia atrás, a la izquierda, a la derecha, hacia delante… Al principio los humanos probaron otros (Celda por celda, espiral y manual también están disponibles), pero, o se han olvidado de cambiarlo o debe gustarles este, porque aquí estoy cual pieza de ajedrez moviéndome de una habitación a otra de esta manera.

Espera. Aquí pasa algo. Ya sé. Otra vez el cable de la lámpara. A la una, a las dos y a las tres, cable superado. No te preocupes, llego hasta el fondo y ahora vuelvo. Con los cables que hay en algunas zonas de la casa a veces me entretengo. Aunque los detecto, al no ser tan consistentes como los muebles no me detengo, así que, cuando hay una maraña de ellos, mis ruedas tienen que hacer un pequeño esfuerzo para pasar sobre ellos.

screenshot_2016-11-14-18-55-23

¡Qué retraso! Mientras que yo incluyo una batería que me da autonomía para ir de un lado a otro sin ataduras durante 100 minutos, aquí todos parecen funcionar con cable: televisor, DVD, consola, lámparas, ordenador, router. Así estoy que no paro de saltar de cable en cable. Yo cuando me quedo sin energía busco yo solito mi base de carga y a alimentarme de energía otra vez, y cuando ya estoy cargado, retomo la limpieza desde donde me había quedado.  A eso voy ahora, a recargarme y a descansar hasta mañana.

Me ha salido un trabajillo extra

15:30 p.m. Perdón, perdón. Me temo que no ha terminado la jornada de hoy. Mis desarrolladores de LG pensaron que a esto de andar por la casa discretamente se podría añadir alguna función, y le añadieron un sistema de videovigilancia para poder hacer un trabajito extra como guardián. Gracias a la función Home Guard, mis propietarios pueden recibir fotos en su smartphone (Android 4.2 y posteriores e iOS 8 o posteriores) si alguien entra en la casa cuando ellos están fuera.

Al margen de contar con una red WiFi a la que me han conectado, lo único que han tenido que hacer con antelación es establecer en la configuración de la app LG Smart ThinQ (que me dota de mayor inteligencia que a mi predecesora y permite que haya dado un paso más en la escala evolutiva) un “punto inicial” para que cualquier ser vivo que se acerque a él quede retratado en cinco instantáneas que les mando a su teléfono ipso facto. Hasta si el gato cruza por el punto, ¡zas! foto y envío.

hombot-capturas

Lo aprovechan sobre todo cuando se van fuera una larga temporada cuando llega el calor enfrente de la puerta. Me dejan aquí solo, al cuidado de todo, limpiando una vez a la semana y sin ningún peluche al que enfrentarme. Solo me viene a ver de vez en cuando la progenitora de mi dueño, que da de beber a las plantas y de comer al gato y me sonríe y mueve la mano para quedar bien en la foto. ¡Qué cuca! ¡Cómo lo sabe!

Y esta misión de vigilar la casa en vacaciones es la más relajada, porque otras veces he tenido que informar sobre los juegos de los más pequeños mientras quedaban a cargo de su cuidadora. Lo bueno es que soy el aliado de su madre y gracias a la función Home View, ella puede ver todo lo que hacen los peques a través del smartphone. Así está siempre tranquila aunque esté fuera de casa. Toda una tarea arriesgada porque en más de una ocasión me incluyeron en su fiesta de pijama y quedé sin visibilidad bajo alguno de aquellos peluches… pero así es la dura vida de un electrodoméstico multitarea.

Y en eso estoy. Son las 15:30 y acabo de detectar una figura. Ahí voy. Di “cheese”. Uy, es la dueña de la casa y viene a apagarme. Adiós!!!

Accede aquí a las especificaciones del LG Hombot Square Turbo.

Conoce la oferta LG HOMBOT 2 X 1

Aprovecha la oferta única de El Corte Inglés hasta el 15 de enero de 2017: comprando  un robot aspirador LG Hombot VR9647PS cuadrado con sistema de video vigilancia o un robot aspirador LG Hombot serie 11 VR9624PR cuadrado especial casas con mascotas puedes llevarte de regalo LG Hombot Square serie 5: VR6347LV (Valorado en 399€). Más información aquí.

 

En Tecnlología de tú a tú | Sorpresas te da la vida y unas cuantas buenas el LG Hombot Square Turbo (vídeo)


Etiquetas: