Se popularizó en los años 70 y hoy es un elemento imprescindible en las cocinas de todos los hogares. Facilita mucho la vida y ayuda a ahorrar tiempo, aunque el microondas no solo sirve para calentar tus platos o descongelar alimentos. Este electrodoméstico ofrece todo un mundo de posibilidades a los aficionados a la gastronomía, ya que resulta muy útil a la hora de preparar deliciosas recetas.

Está claro, el microondas ha cambiado la forma de cocinar. Pero, ¿te has preguntado cómo funciona uno de los instrumentos más prácticos de tu cocina? El horno microondas hace que el calor se genere en el interior de los alimentos, desde donde se va extendiendo hacia afuera. Se trata de lo contrario a cómo actúa un horno convencional, que lo que hace es calentar de fuera hacia dentro.

Este ingenio basa su funcionamiento en la generación de ondas electromagnéticas que son absorbidas por los alimentos. Un magnetrón se encarga de su emisión, mientras el ventilador las conduce hasta los alimentos, en cuyo interior agitan sus moléculas produciendo calor como resultado de la fricción entre ellas. 

La tecnología ha ido avanzando y los hornos microondas se han convertido en electrodomésticos todoterreno que presentan más funcionalidades en cada salto evolutivo. Una de las más importantes es el grill , así como la exclusiva función Crisp de algunos productos de Whirlpool, como los modelos MWP 338 SB  y MWP 3391 SX de la gama Supreme Chef; el MCP 346 SLMCP 346 WH y el MCP 349/1 SL de la gama Chef Plus; o el MWF 427 SL de la gama Extra Space Crisp, que además ha sido elegido producto del año.

dualcrisp

Chuleta asada y gastronomía molecular

A aquellos que ya cuentan entre sus aliados culinarios con los hornos microondas y además tienen alma de geek les proponemos unir tecnología y ciencia para preparar un menú de lo más original integrado por un plato principal más postre. Con una receta de chuleta asada con esferificaciones de patata  y bizcocho de chocolate cerrando la comida uniremos cocina clásica y moderna. ¡Dejarás a tus invitados con la boca abierta!

¿A que no imaginabas que podrías hacer chuletas asadas en el microondas? Gracias a la tecnología de Whirlpool es posible. El  Extra Space Crisp tiene un 20% más de espacio disponible gracias a que prescinde de plato giratorio y pone toda la superficie cuadrada al servicio de la cocina. Además, la función Crisp hace que los alimentos queden dorados y crujientes. Solo necesitas pintar la carne con la salsa, colocarla en el plato especial e introducirla en el horno microondas. Selecciona la función Crisp y en 20 minutos estará lista.

Quedará una deliciosa carne jugosa por dentro y crujiente por fuera. Para la guarnición, echaremos mano de la ciencia en lo que se conoce como gastronomía molecular, que es el resultado de aplicar principios científicos a la elaboración de recetas. En efecto, las propiedades físicas y químicas de los alimentos, unidas a determinadas técnicas, juegan un papel muy importante a la hora de realizar platos sorprendentes.

La esferificación es una de las técnicas más populares y rompedoras de la cocina moderna. Para ello, se utiliza alginato sódico, que es un espesante natural procedente de algas que se emplea como gelificante. También es necesario cloruro cálcico, una sal que, al hacer reaccionar al alginato, provoca que se formen las esferas líquidas.

La esferificación adquiere una textura muy peculiar que se parece a la que tienen las huevas de pescado. Hazlas con uno de los ingredientes más empleados en nuestra cocina, como es la patata, y presenta a tus invitados una nueva experiencia gastronómica, ya que al morderlas descubrirán que por dentro están líquidas.

¡Es hora de experimentar!

patatas

Empezamos mezclando en un recipiente 400 mililitros de agua y 2 gramos de alginato de sodio. Lo mejor es hacerlo con la batidora para que este baño, que se utilizará para configurar las esferificaciones, no tenga demasiado aire. Es necesario dejarlo reposar unas horas. Por otro lado, se hace la masa batiendo 100 gramos de patata cocida, 50 mililitros de nata, 2 gramos de cloruro de calcio y un poco de sal.

Ahora, llega la parte más divertida. Con ayuda de una cuchara se realizan esferas y se introducen en el baño de alginato de sodio. Es necesario darles forma girándolas suavemente. Después de dos minutos, ya tienen la solidez precisa y se pueden sacar. ¿Qué ocurre? El contacto con el baño de alginato hace que la parte exterior de la mezcla haya quedado gelatinizada, es decir, se crea una película muy fina en el exterior, mientras el líquido que forma las esferas queda encapsulado.

Un postre que une nueva cocina y microondas

Para preparar el bizcocho de chocolate recurriremos al sifón de cocina, una de las herramientas protagonistas de la modernidad culinaria. Ferrán Adrià sorprendió a todos con el sifón de cocina ya en los 90, cuando comenzó a elaborar espumas con él.

Ferran Adrià

El sifón supuso un antes y un después en la cocina molecular. Gracias a una carga de óxido nitroso, el sifón consigue texturas esponjosas que dan mucho juego en las recetas. Y si los resultados que se logran con esta herramienta son interesantes, la ciencia que hay detrás de su funcionamiento no lo es menos.

El óxido nitroso es fundamental para obtener la textura de espuma. Este se disuelve con la mezcla de alimentos en estado líquido que se introduce en el sifón. Al agitarlo, queda una parte del óxido nitroso en forma de gas, que es lo que presuriza el instrumento. Cuando se presiona la palanca del sifón, la mezcla se expande formando una espuma debido a que se somete a la presión de la atmósfera, que es menor.

Los sifones de cocina se basan en la ley de Boyle-Mariotte: en un recipiente cerrado cuando la temperatura es constante, la presión de un gas es inversamente proporcional al volumen de este. Es decir, al aumentar la presión, el volumen disminuye y viceversa.

Por otro lado, el efecto Joule-Thomson ayuda a explicar por qué el sifón se enfría cuando se descarga del gas. Ocurre porque la expansión de este provoca un enfriamiento. 

huevos

La elaboración de un delicioso bizcocho de chocolate con sifón no es nada complicada. Mezclamos con la batidora 120 gramos de claras, 80 gramos de yemas, 25 gramos de cacao puro en polvo, 80 gramos de azúcar y 25 gramos de harina. Después, colamos la mezcla y la introducimos en el sifón junto con una o dos cargas de N2O, dependiendo de si la capacidad del recipiente es de medio litro o de uno.

Agitamos para que el gas se mezcle y, a continuación, guardamos el sifón en la nevera durante un par de horas. Para trabajar después con la mezcla, usaremos vasos de plástico desechables haciéndoles previamente unos cortes verticales en la base. Una vez frío, sacamos el sifón del frigo, agitamos boca abajo y vamos rellenando los vasos un poco menos de la mitad.

Luego, cocinamos el postre cómodamente en el microondas. Solo hay que ir metiendo los vasos y calentar durante 45 segundos a 800-900 W de potencia. Finalizado el tiempo,  los dejamos enfriar colocándolos boca abajo en una rejilla. Desmoldarlos es muy sencillo. Lo haremos con ayuda de un cuchillo cuando estén fríos. ¡Ya puedes decorarlos a tu gusto!, por ejemplo, con un glaseado de chocolate.

Si te apetece darle un toque irresistible, prueba a decorarlos con una atractiva cobertura. Con el microondas podrás conseguir esa textura brillante de chocolate que tan bien queda en los postres. Derretirlo es muy sencillo. Solo necesitas trocearlo y colocarlo en un recipiente apto para microondas. Lo siguiente es calentarlo a potencia media. Hazlo en intervalos cortos para comprobar la evolución.

chocolate

Cuando el chocolate esté fundido, se remueve hasta obtener una mezcla homogénea. La textura final debe ser muy suave. Con ella podrás cubrir los bizcochos de chocolate, haciéndolo así aún más apetecible. El microondas Cook 30 de Whirlpool, con su función Fondue para ablandar o derretir te ayudará a que la cobertura quede perfecta. El secreto está en la distribución homogénea del calor que realiza. La decoración de tus postres será mucho más fácil gracias a la tecnología Whirlpool.

En el caso de que quieras prescindir del glaseado, puedes hacer que tus bizcochos tengan una textura exterior crujiente, conservando su interior esponjoso. La función Crisp de las gamas Supreme Chef y Chef Plus de Whirlpool hará que tu postre tenga un toque diferente. 

Un gran aliado para tus recetas

Hasta los cocineros más creativos necesitan tomarse un respiro sin renunciar a preparar riquísimas recetas fácilmente. Eso también lo permite la tecnología aplicada a los hornos microondas. Modelos como los que hemos visto antes de las gamas Supreme Chef o Chef Plus, además de incorporar la novedosa tecnología Dual Crisp (con dos emisores de microondas para alcanzar los resultados crujientes por fuera y tiernos por dentro), presentan las funciones  Auto Cook o Chef Menu con numerosas recetas programadas.

 

 

¿Que no te apetece cocinar? No pasa nada, en tu horno microondas hay un auténtico chef. Los programas predeterminados te ayudarán a preparar la cena o la comida de forma rápida y sencilla.

Igualmente, la innovación tecnológica llega a la limpieza de estos aparatos con la introducción de la función Auto Clean. Para aprovecharla, solo necesitas poner un recipiente con agua en el interior y los residuos de comida se ablandarán gracias al vapor. El material antiadherente de la cavidad se limpia fácilmente con un paño.

En definitiva, hemos visto cómo ciencia y tecnología se dan la mano para permitirnos sorprender en la mesa con originales platos y, al mismo tiempo, preparar otros muy apetitosos sin esfuerzo ni a la hora de cocinar ni en el momento de limpiar.

Imágenes | Pixabay.com / kaboompicsunsplash.com / @bank_phromunsplash.com / @lmablankersunsplash.com / @perfectcoding, unsplash.com / @charissekunsplash.com / @helloimnik


Etiquetas: , , ,