A la hora de renovar la cocina tenemos que enfrentarnos a ciertas elecciones que conviene meditar bien antes de decidirse por una opción u otra. La placa es uno de los puntos clave que más dudas despierta: ¿vitrocerámica o inducción? ¿Cuál es mejor?

Cada vez más gente apuesta por la comodidad de la inducción y vitrocerámica. Aunque parecen iguales, hay grandes diferencias que ponen a la cocina por inducción a un paso por delante. Además, la innovación de AEG ha dado un salto cualitativo con su gama de electrodomésticos Mastery, haciendo aún más eficiente la inducción gracias a la tecnología FlexiBridge. Te invitamos a conocer sus ventajas.

Vitrocerámica: calor por electricidad

La cocina de vitrocerámica está formada por una placa de cristal vitrocerámico situado sobre la fuente de calor. En este caso consiste en unas resistencias eléctricas que, al encenderse, se van calentando por la acción eléctrica, y transmiten ese calor a la placa mediante conducción.

En el momento en el que la placa se va calentando, transmite a su vez el calor a los recipientes de cocina que hemos colocado encima. Admiten cualquier material apto para uso culinario y permiten ajustar distintos niveles de potencia.

Inducción: campos electromagnéticos

A simple vista una placa de inducción parece igual, pero debajo del cristal la tecnología es diferente. En este caso se genera calor por la acción de campos electromagnéticos, que se transmiten mediante inducción directamente a los recipientes que hay sobre la placa.

La potencia también se regula fácilmente y el cristal no se sobrecalienta, ya que esos campos se dirigen solo a los utensilios de cocina. Para poder recibir ese calor, las ollas y sartenes deben ser material ferromagnético.

Ventajas y beneficios de la inducción

Ya sabemos la teoría de cada tecnología pero, ¿por qué la inducción es superior a la vitrocerámica? ¿Cuáles son sus beneficios en la práctica del día a día?

  • Mayor rapidez. Al no depender del calor eléctrico, apenas hay que esperar a cocinar. El cristal no tiene que calentarse y por eso el calor llega a los utensilios de cocina de forma casi inmediata.
  • Mucho más seguras. Si el cristal permanece frío, no hay riesgo de quemaduras. Apenas hay calor residual y se enfría rápidamente una vez se termina el cocinado.
  • Limpieza fácil. Si hay salpicaduras o derrames, con la vitrocerámica es fácil que la comida o el agua se queme y se pegue. En la inducción esto no pasa, ya que la placa no se calienta, y por eso apenas se ensucian y la limpieza es más rápida.
  • Más eficientes. La inducción es una tecnología mucho más eficiente al requerir menos energía, a lo que se suma que no hay pérdida de calor. Son por tanto más ecológicas y sostenibles, y reducen el gasto eléctrico de la vivienda.
  • Alta precisión. Por su velocidad y potencia, las placas de inducción ofrecen la máxima precisión en el cocinado, pues permiten pasar de una temperatura mínima al máximo en apenas segundos.

Tecnología FlexiBridge, la cocina de inducción a otro nivel

Ahora AEG lleva la inducción a otro nivel con la placa MaxiSense con FlexiBridge. En la línea de todos los electrodomésticos de la gama Mastery, las nuevas encimeras apuestan sobre todo por la rapidez, la eficiencia y una flexibilidad máxima que se adapta a cualquier estilo de cocina.

La placa MaxiSense se integra perfectamente en el espacio gracias a su cuidado diseño de vidrio negro, integrado en la encima. Mediante los controles táctiles retroiluminados se maneja fácilmente con una precisión y capacidad de respuesta inmediata que calienta rápidamente.

Y como no siempre cocinamos igual, la tecnología Flexibridge ofrece una flexibilidad total al usuario para poder usar cualquier tipo de recipiente, sin importar la forma o tamaño. La función Flexipuente ofrece tres opciones distintas, permitiendo unificar las distintas zonas según lo requiera la receta.Por ejemplo, con la Opción 1 podemos cocinar a la vez dos sartenes de hasta 210 mm activando las dos zonas delanteras y traseras. Si queremos añadir una freidora podemos activar la Opción 2, que conecta tres zonas seguidas, y con la Opción 3 se conectan las cuatro zonas para crear una única superficie completa, perfecta para una plancha o grill.

Además cuenta con la función PowerSlide, con tres zonas de cocción de temperaturas diferentes: alta, media y la opción de mantener caliente. Deslizando los utensilios a cada zona se consigue al instante la temperatura más adecuada en cada momento.

La placa MaxiSense FlexiBridge de AEG es la mejor apuesta para los que busquen las ventajas de la inducción y quieran también la mayor versatilidad en la cocina. Con la flexibilidad, potencia y rapidez de MaxiSense, no habrá receta o técnica que se te resista.

Placa de inducción AEG HK956970FB MaxiSense

Esta encimera MaxiSense de 90 cm de ancho, le ofrece todo el espacio necesario para cocinar de forma ágil y eficiente. Las seis zonas de cocción permiten cocinar con varias sartenes de gran tamaño al mismo tiempo.

 

En Tecnología de tú a tú| Por qué el próximo horno que tengas va a utilizar vapor

Guardar


Etiquetas: ,