El ser humano lleva siglos combatiendo la suciedad del hogar: todos queremos tener siempre la casa limpia pero pocos podrán decir que disfrutan limpiando. Por suerte los grandes avances tecnológicos de las últimas décadas han transformado nuestra vida, con electrodomésticos como el aspirador que se han convertido ya en parte esencial de cualquier hogar.

Los nuevos aspiradores han revolucionado nuestras rutinas de limpieza con modelos de última generación que ya nos han hecho olvidar esos armatostes que tenían nuestros padres. Para que nosotros podamos disfrutar de la comodidad de los nuevos aparatos ha sido necesaria una gran evolución, ¿sabes cómo eran los aspiradores primitivos?

Antes de la invención del aspirador

La industrialización del siglo XIX cambió por completo la forma de vida con el desarrollo de las grandes ciudades y del entorno doméstico. Con la economía del hogar empezó a surgir un mercado de productos destinado claramente a las amas de casa para mantener la vivienda limpia y ordenada.

La casa era el refugio y había que cuidar de los muebles, alfombras, cortinas y otros enseres que tanto había costado adquirir. Se hicieron populares los manuales y guías para familias que aconsejaban cómo limpiar y organizar el hogar, con el polvo como el gran enemigo a batir.

Y era realmente un gran problema; ¿cómo evitar que el polvo y la suciedad se esparcieran por toda la casa cuando tocaba barrer? Algunos recomendaban cubrir los muebles con sábanas, sacudir las alfombras en la calle, mojar las escobas… pero todos estos inconvenientes apuntaban claramente a un nuevo invento: el aspirador.

De los aparatos aspiradores manuales al aspirador eléctrico

aspirador hoover

En la segunda mitad del XIX se vivió una auténtica batalla de patentes e inventos de visionarios que querían revolucionar el mercado. Uno de los primeros mecanismos  fue el limpiamoquetas, una especie de escoba con una caja con cepillo rotatorio que, en teoría, recogía la suciedad, pero que solía esparcir más aún el polvo más fino.

No era muy útil, pero fue el primer paso hacia la creación del aspirador. Algunos ingenieros presentaron diferentes modelos de máquinas primitivas, como el aparatoso armatoste de madera ideado por la Compañía Americana Limpiadora de Alfombras en 1869, o la escoba barredora Grand Rapids de Bissell, quien sufría una grave alergia al polvo.

El reto era crear un aparato manejable que recogiera la suciedad y el polvo por sí mismo, transportándolo a un depósito fácil de vaciar: hacía falta la ayuda de un motor. Algunos de los primeros limpiadores automáticos expulsaban el aire en lugar de recogerlo, como la patente presentada por John S. Thurman en Missouri en 1898, que usaba un motor de combustión interna.

hoover aspiradoras

Probablemente inspirado por ese diseño, en 1901 el británico Hubert Cecil Booth presentó su diseño de limpiador por succión que incluía un filtro de tela por donde pasaba el aire aspirado. Se considera a Booth como el padre del aspirador moderno, ya que además acuñó el término en inglés, vacuum cleaner, aunque su invento era desproporcionadamente grande.

Como tantos otros inventos, los primeros aspiradores estaban destinados al uso profesional en fábricas y grandes negocios, eran costosos de producir y muy poco prácticos para espacios pequeños. Su tamaño era tal que se necesitaba la fuerza de caballos para transportarlos, pero pronto se vieron las posibilidades que estos aparatos tenían por delante.

El primer aspirador doméstico de la historia

aspirador Hoover

La necesidad impulsa la creatividad del ser humano, y eso fue precisamente lo que llevó al estadounidense James Splanger a inventar el primer aspirador doméstico de la historia. Asmático, Splanger estaba cansado de sufrir los efectos del polvo que levantaba el sacudidor de alfombras en la tienda de Ohio donde trabajaba como vigilante, así que decidió crear su propio aparato limpiador.

Partiendo de una caja, un ventilador, una funda de cojín y el mango de una escoba sentó las bases del aspirador moderno. Tras patentar su creación se propuso llegar a todas las casas del país y para ello contó con la ayuda de su prima Susan Hoover, que quedó entusiasmada con el aparato. Su marido, William Hoover, empresario, vio el potencial que tenía el invento y compró la patente, fundando en 1908 The Hoover Company para comenzar la producción oficial.

En poco tiempo la popularidad de este revolucionario aparato creció como la espuma multiplicando rápidamente la demanda. Hoover comenzó a producir su aspirador a nivel industrial, extendiéndose por toda Norteamérica y pronto llegando también al mercado europeo. Tal fue la fama del invento que la palabra “Hoover” entró al diccionario de la lengua inglesa como sinónimo de “limpiar con el aspirador”, y así sigue utilizando.

Las razones del éxito estaban claras: el nuevo aparato era portátil, fácil de guardar y muy sencillo de manejar por cualquier persona. Básicamente consistía en un depósito que aspiraba con un mecanismo de fuelle el aire, que pasaba por un filtro. El usuario solo debía dirigir la especie de tubería conectada por las zonas que quisiera limpiar.

El aspirador moderno

La evolución tecnológica no se iba a detener. A lo largo de estas primeras décadas el aspirador se fue mejorando poco a poco para hacerse más fácil y accesible a las clases medias urbanas, ya que al principio se consideraba un objeto de lujo. El abaratamiento de los costes y las campañas de publicidad llevaron a todo el mundo a desear un aspirador en casa.

Los primeros aspiradores modernos incorporaban una bolsa simple que se podía vaciar manualmente y volver a usar, aunque con filtros todavía muy básicos. Poco a poco las compañías fueron refinando sus mecanismos; en 1926, Hoover fabrica el primer aspirador eléctrico para alfombras y en 1936 patenta el tubo extraíble, que será rápidamente imitado por otras compañías como estándar del aspirador moderno.

aspirador Hoover

Después de la II Guerra Mundial el aspirador conquistó rápidamente los hogares de medio mundo. En pleno boom de la sociedad de consumo, todo el mundo quería relajarse y disfrutar de tiempo de ocio en una casa limpia y moderna. Ahora también más gente tenía acceso a comprar alfombras, cortinas y muebles tapizados, y también mascotas; el aspirador se convirtió en un aparato básico del hogar.

El objetivo era hacer más fácil la vida del ciudadano moderno y para eso las grandes compañías no dejaron de innovar mejorando la tecnología de los aparatos. Así surgieron los primeros diseños de aspiradores escoba, todavía algo limitados, y otras mejoras como los cepillos rotadores, filtros antialergias, modelos sin bolsa o ya las primeras apuestas por prescindir del cable recurriendo a las baterías.

El nuevo milenio trajo aspiradores mucho más ligeros, compactos y eficientes, capaces de aspirar cualquier superficie con precisión. Hay modelos para todos los gustos y necesidades, sumándose además al tradicional de trineo el el robot de limpieza y el aspirador escoba, que ya forman parte de los aparatos más innovadores de la tecnología del hogar.

La revolución de la limpieza: así han cambiado nuestras rutinas en casa

aspirador hooverEl deseo de tener un hogar limpio es el mismo que hace cien años; con la diferencia de que hoy es una realidad. Tenemos la suerte de poder elegir entre una gran variedad de electrodomésticos y aparatos muy avanzados que proporcionan la mejor experiencia de limpieza sin esfuerzo: pasamos menos tiempo limpiando y nuestra casa está más limpia.

Está claro que los aspiradores de hoy no tienen nada que ver con los grandes armatostes, ruidosos y pesados, del pasado, que muchas veces ensuciaban lo mismo o más. Hoy podemos decir que nos hemos olvidado de las escobas y cepillos manuales; ¿para qué barrer si el aspirador es capaz de conseguir mejores resultados? ¿Cuándo fue la última vez que sacudiste las alfombras o el edredón para quitar el polvo? Simplemente, ya no nos hace falta.

Como complemento a los modernos aspiradores trineo, los robots de limpieza y el aspirador escoba son quizá los que verdaderamente han revolucionado nuestros hábitos de limpieza. Son el complemento perfecto para quienes buscan la máxima exigencia en su hogar, sin tener que gastar mucho tiempo o energía limpiando.

En este sentido hay que destacar el gran salto tecnológico de los actuales aspiradores escoba, que han superado todos los hándicaps que arrastraban los primitivos modelos gracias, sobre todo al avance las baterías de litio. Así, una compañía puntera como Hoover, con muchos años de experiencia en el mercado de los electrodomésticos, han enfocado el trabajo de sus departamentos de I+D+i en ofrecer soluciones completas con aparatos multifuncionales, versátiles y altamente eficientes.

aspirador Hoover

Las tecnologías exclusivas de Hoover Rhapsody junto con todos sus accesorios lo convierten en el mejor aliado para la limpieza diaria de toda la casa. Ya no hace falta cubrir nada cuando aspiramos el polvo o andar moviendo muebles para acceder a todos los rincones. ¿Han caído migas en el sofá? ¿El perro está mudando el pelo y tiene la alfombra hecha un desastre? ¿Los radiadores necesitan una puesta a punto? Con Hoover Rhapsody no necesitamos nada más para limpiarlo todo de forma eficiente.

Con los 35 minutos de autonomía de la batería recargable podemos solucionar un rápido imprevisto o hacer una limpieza a fondo de una pasada. Sin cable y diseñado para ofrecer el mejor manejo, este aspirador escoba se adapta a cualquier superficie, rincón, pared o esquina, incluso permite acceder al techo y a los armarios más altos. ¿Hay que limpiar el coche? Rhapsody se convierte en un aspirador de mano, muy cómodo también para dejar impoluta la mesa, la encimera de la cocina o el sillón.

aspirador hoover

Está claro que ya no limpiamos como lo hacían nuestros abuelos, y mucho menos como se hacía en los hogares hace un siglo. Las nuevas generaciones de aspiradores están dejando totalmente obsoletos a utensilios tan clásicos como la escoba, y es que ya no hace falta montar un zafarrancho de combate para deshacerse del polvo.

En realidad cada familia es un mundo y todos creamos nuestras propias rutinas; por eso hay un aspirador para cada casa. De lo que no cabe duda es que los aspiradores escoba como Hoover Rhapsody se han ganado con derecho propio su hueco en el hogar, convirtiéndose incluso en la solución preferida para mantener el polvo y la suciedad bajo control.

Aspirador escoba Hoover Rhapsody RA22PTG

Aspirador escoba con múltiples accesorios: 2 en 1 para polvo y muebles, tobera miniturbo para eliminar pelos de animales, rincones y cepillo para el polvo. Batería recargable de 35 minutos de autonomía.


aspirador hoover

Fotos | Wikimedia Commons – iStock.com/PeterAlbrektsenAleksandr_Kendenkovhipokrat – seb_ra – Tatomm – Colby Lysne


Etiquetas: , ,