La cocina casera se ha impuesto como tendencia curiosamente cuando parece que tenemos menos tiempo para cocinar. Claro que hoy no cocinamos como se hacía antaño, ahora tenemos a nuestro servicio innovaciones tecnológicas en utensilios y electrodomésticos que nos hacen la vida mucho más sencilla, como los robots de cocina.

Pero hay algo que sí tenemos en común con nuestros abuelos, somos reacios a las innovaciones y por eso todavía hay muchos mitos en torno a estos aparatos. Si tú también pensabas que un robot de cocina es como una batidora grande que solo sirve para recetas de cuchara, te sorprenderá conocer todas las técnicas y platos de chef que podrás hacer fácilmente, sin perder tu creatividad. Tras probar Cooking Chef de Kenwood en casa, a mí me ha convencido.

Un robot para conquistarlos a todos: lo usarás cada día

Los primeros pasos que dio la tecnología del hogar en la cocina fueron a través de las primitivas batidoras, cuyo objetivo ya era claro: que el consumidor pudiera replicar las habilidades de un chef profesional en casa. Y es la misma filosofía que mantienen los robots hoy, llevando la innovación y el diseño a un nivel mucho más avanzado.

Robot de cocina Cooking Chef

Uno de los grandes logros de estos aparatos es que ahora la tecnología permite incorporar un sistema de inducción, es decir, también calientan para cocinar en el propio bol de la máquina. Algunos modelos también se pueden programar, por eso son el gran reclamo para familias con poco tiempo que quieren recuperar la cocina casera, sobre todo para platos de cuchara, cremas y purés para niños.

Pero el nuevo Cooking Chef de Kenwood es eso y mucho más; se trata de un auténtico ayudante experto de cocina que usarás siempre en todos tus platos. Está diseñado para hacernos la vida más fácil cocinando cualquier receta, aplicando todo tipo de técnicas para obtener resultados de chef profesional. Polivalente, intuitivo y muy sencillo de usar, es el robot para todo que rápidamente se adapta a tu estilo de cocina.

Robot de cocina Cooking Chef

Para que un robot así sea realmente práctico en el día a día tiene que ofrecer una gran usabilidad, que no dé pereza ponerlo en marcha o cómo aplicarlo a nuestros platos. Al contrario; no importa si eres un novato o ya presumes de dotes de cocinillas en casa, Cooking Chef es el pinche perfecto.

En casa lo comprobamos casi al instante en cuanto lo pusimos en marcha, y nos faltó tiempo para probar diferentes recetas, tanto las que forman parte de nuestros menús diarios como de platos más especiales para ocasiones señaladas.

Cocina saludable y sabrosa

Todos sabemos lo importante que es comer sano para llevar una vida saludable, y eso se consigue recuperando la cocina casera. Una de las ventajas de los robots de cocina es que nos permiten ahorrar tiempo y esfuerzo para ello, pero con Cooking Chef además es muy fácil cocinar de forma saludable y, no menos importante, con sabor.

Robot de cocina Cooking Chef

Sano no es igual a soso o aburrido, solo hay que dominar las técnicas bien y usar buenos ingredientes. Gracias a la tecnología de inducción y una gran potencia de 1500W, este robot cocina de forma eficiente en muy poco tiempo, controlando la temperatura con precisión desde los 20ºC hasta los 180ºC. El calor se reparte de forma uniforme por todo el bol, por lo que no hay riesgos de que unos alimentos se cocinen más que otros.

Robot de cocina Cooking Chef

Así podemos preparar salteados y cocinar al estilo wok con el mínimo de grasas, pero consiguiendo resultados sabrosos ya que los alimentos se cocinan de verdad, se doran y no se “recuecen”. El calor y la temperatura permiten crear la reacción de Maillard, un proceso químico que se produce al cocinar los alimentos, liberando todo su sabor con la textura más sabrosa. Los platos quedan ricos de verdad, como si los cocináramos en la sartén de toda la vida.

Además este robot también incluye una cesta para cocinar al vapor de la forma más ligera y sana, sin grasas y conservando todos los nutrientes. Es muy fácil controlar el punto exacto para evitar la sobrecocción, uno de los grandes fallos que se suelen cometer con esta técnica cuando no se domina bien.

La perfección está en los detalles: consigue acabados de profesional

Lograr platos ricos de verdad es más fácil si antes hemos preparado bien los ingredientes, otro paso que es un juego de niños con este robot. Cooking Chef incorpora un procesador de alimentos con un cuchillo perfecto para picar, triturar o desmigar, y cuenta con seis discos para rallar, cortar y laminar con una precisión de profesional, en apenas segundos. ¡Se acabó picar a mano!

Robot de cocina Cooking Chef

Así es facilísimo montar un carpaccio de verduras o saltear calabacín sin miedo a que nos queden piezas irregulares, y nuestro emplatado lucirá como nunca. Por no hablar de lo cómodo que resulta no tener que andar rallando a mano medio kilo de zanahorias o manchando varias tablas y cuchillos.

Si nunca has tenido un procesador de alimentos descubrirás todo un mundo nuevo con este accesorio; puedes picar hierbas frescas, preparar tus propias salsas en segundos, lograr un hummus casero de categoría, hacer hamburguesas o su versión vegetal con cualquier verdura, triturar frutos secos, preparar adobos y marinadas…

Robot de cocina Cooking Chef

Unido a los demás accesorios del robot, como la batidora K, la batidora flexible, el gancho para remover o la batidora de vaso, se abre un universo infinito de elaboración culinarias, incluso las que requieren combinar técnicas más complejas, como un flan de foie, una tortilla soufflé o un caviar de berenjena con el que sorprender a tus amigos a la hora del aperitivo.

El control más preciso de la temperatura

¿Sabes por qué nunca faltan los termómetros en una cocina profesional? En la cocina, la temperatura lo es todo. La diferencia de unos pocos grados puede marcar el éxito o fracaso de una receta, por eso un buen chef siempre controla al detalle los grados de cocción de un fondo, o el punto del almíbar, o el interior de la carne.

Robot de cocina Cooking Chef

Cooking Chef hace que dominar la temperatura sea de lo más sencillo para olvidarnos de preocupaciones. Con las programas predefinidos es el propio robot el que sabe qué temperatura es la mejor para cada paso, y además nosotros podemos regular el tiempo y los grados a mano, simplemente girando la rueda y marcando las cifras exactas que deseamos usar para cocinar.

Así tenemos la certeza de que se mantiene siempre la temperatura precisa, exacta, y que se reparte de forma homogénea por todo el bol de cocción. Podemos dejar la salsa cocinándose lentamente durante horas o reduciendo un caldo de carne sin miedo a que se caliente o enfríe demasiado.

Robot de cocina Cooking Chef

Y tampoco hay que estar removiendo; por ejemplo, hacer un risotto meloso, en su punto exacto, nunca fue tan fácil. Con el programa automático puedes introducir las variaciones que quieras a la receta básica, como hicimos en casa preparando un risotto de col al azafrán. El punto de cocción del arroz es fundamental, y es Cooking Chef el que se ocupa de cocer y remover a la temperatura óptima para obtener esa textura cremosa tan irresistible.

Flan de foie con mermelada

Un ejemplo de cómo combinar todas las posibilidades y accesorios de un robot de cocina como Cooking Chef es una sofisticada receta como el flan de foie con mermelada de mango y piña. Suena a elaboración compleja digna de un restaurante de lujo, pero que con las herramientas adecuadas todos podemos preparar en casa.

 

Flan de foie con mermelada en robot de cocina Cooking Chef

Un plato como este consta de varias elaboraciones diferenciadas, y todas requieren su técnica especial. Con el robot de cocina puedes prepararlas todas: desde el caramelo que cubre las flaneras hasta la mermelada exótica que cubrirá el cremoso flan. Lo importante aquí es obtener una crema de foie bien homogénea y lisa, sin grumos, para lograr esa textura tan fina en el paladar.

Cooking Chef permite calentar primero la leche a la temperatura justa para después batirla con el foie en el mismo bol. Y con la batidora de vaso incluida obtenemos en segundos la textura perfecta, un paso imprescindible antes de cocer los flanes con los huevos en el horno. La mermelada, que podemos personalizar a nuestro gusto con la fruta que más nos guste, añade ese contrapunto dulce que crea un delicioso contraste en la degustación.

Platos de cuchara como los de antes, pero renovados

Durante la semana solemos llegar cansados a casa y no hay muchas ganas de ponerse a cocinar. En el día a día son los platos caseros de toda la vida los que más apetecen, aunque tampoco le gusta a nadie comer lo mismo cada vez.

En este sentido, otro de los grandes puntos a favor que hemos comprobado en casa cocinando con Cooking Chef es la facilidad de preparar platos de cuchara y otras recetas tradicionales. Dedicando por ejemplo el domingo, podemos tener listos los menús de la semana dejando que sea el robot el que guise, mientras nosotros nos dedicamos a otras tareas o simplemente a descansar.

Robot de cocina Cooking Chef

El bol de gran capacidad permite hacer grandes cantidades, algo estupendo para repartir en tuppers o para congelar y guardar. Los programas de recetas predefinidos hacen muy fácil cocinar este tipo de recetas caseras, pero nada nos impide ir dando nuestro toque personal o renovar un plato con un punto más creativo. Por ejemplo, a nosotros el estofado nos gusta con zanahorias y bien lleno de especias, y la crema de calabaza con un punto de curry picante.

Repostería y panadería artesanal

Para alguien a quien apasiona la repostería y meter las manos en las masas, era importante poner a prueba a Cooking Chef a la hora de hacer dulces y panes. Una gran ventaja de este robot de Kenwood es que cuenta con diferentes accesorios que se adaptan a cada preparación, imitando las técnicas de los profesionales.

Robot de cocina Cooking Chef

Las varillas, por ejemplo, unidas a la potencia del motor consiguen batir todo tipo de masas y mezclas con una precisión sorprendente y en poquísimo tiempo. La nata y las claras de huevo se montan a la velocidad de la luz, las cremas quedan homogéneas y sin grumos, el chocolate se derrite con suavidad y los bizcochos quedan esponjosos sin tener que andar manchando miles de cuencos y accesorios.

Y por mucho que disfrute amansando a mano, no siempre hay tiempo para ello y es una tarea difícil de hacer en casa para los más novatos. El gancho de amasar de Cooking Chef es capaz de amasar a la perfección incluso las masas más húmedas y pegajosas, para obtener por ejemplo una deliciosa focaccia tan ligera y esponjosa como las de la misma Toscana.

Robot de cocina Cooking Chef

El gran tamaño del bol es perfecto para amasar también panes mucho más grandes y densos que necesitan fuerza para lograr esa corteza crujiente tan apetitosa, una tarea cansada que el robot hace sin esfuerzo gracias a su potencia. Incluso podemos usar el bol aplicando temperatura para crear una cámara de fermentación casera, como en las panaderías artesanas.

Postres dignos de un masterchef

El postre siempre es el gran reto de muchos cocinillas caseros, y también de los que presumen de dotes de chef. El mundo dulce requiere precisión y dominio de técnicas muy concretas, que por suerte con un robot de cocina son más accesibles para todo el mundo.

Mousse de chocolate con Cooking Chef

Ahora puedes animarte a preparar desde crujientes galletas a una esponjosa mousse de chocolate negro, o simplemente las natillas de toda la vida. Merengue, souflé, coulís, crema inglesa, sabayón, coulant… Los postres requieren siempre un batido perfecto para obtener masas aireadas y esponjosas, y también dominar la temperatura. Fundir chocolate o preparar un merengue puede acabar en fracaso si nos pasamos de calor o se nos queda demasiada fría la mezcla.

Macarrón y crema de frambuesa

Con un buen robot de cocina puedes ir más allá del típico bizcocho de yogur aventurándote con elaboraciones de alta pastelería, como el famoso macaron o macarrón francés. Para prepararlos se necesitan muy pocos ingredientes: el secreto está en la perfección técnica.

Macarrón de frambuesa con robot de cocina Cooking Chef

Su delicada masa está formada por pasta de almendra y merengue, y ambos tienen que ser perfectos. Con el procesador de alimentos de Cooking Chef podemos pulverizar la almendra con azúcar glasé para lograr rápidamente una textura finísima sin grumos, algo esencial. Y gracias a que el robot incluye la cocción por inducción, es muy sencillo preparar el merengue italiano directamente en el bol, controlando la temperatura exacta para cocer el almíbar con el que montar las claras de huevo.

Robot de cocina Kenwood Cooking Chef KCC9060S calentamiento por inducción

En definitiva, con la precisión técnica y la polivalencia del robot de cocina Cooking Chef de Kenwood no habrá ninguna receta que se te resista. Y para empezar a sacar tu lado más creativo, en el espacio Cooking Academy de Kenwood te espera una gran variedad de recetas firmadas por chefs profesionales y vídeos online para sacar todo el partido a tu Cooking Chef. Además puedes participar en los cursos presenciales gratuitos que Cooking Academy ofrece por toda España, con temáticas diferentes para aventurarte a descubrir nuevos platos y técnicas.


boton compra


Etiquetas: ,