La cocina está más de moda que nunca y cada vez más gente se lanza a aventurarse en el mundo de los foodie. Pero, seamos sinceros, no todo el mundo tiene tiempo o fuerzas de ponerse a experimentar entre fogones con recetas complicadísimas. Una cosa está clara: comer hay que comer y, mejor hacerlo bien con platos caseros y sanos. ¿Hay que ser un experto para lograrlo? Nada de eso, puedes convertirte en todo un cocinillas con la ayuda de un robot de cocina lleno de funcionalidades como es el kCook Multi de Kenwood.

El robot de cocina que se convierte en el pinche definitivo

kCook Multi

La cocina puede ser muy divertida y una forma de desconectar de la rutina, pero la realidad del día a día nos pone a prueba. No es nada fácil encontrar tiempo o inspiración para planificar y cocinar platos variados para toda la familia, que encima sean ricos y saludables. Sí, cocinar es entretenido, también en el peor sentido de la palabra, requiere dedicarle una atención que no siempre tenemos, menos aún si somos novatos entre fogones.

Pero claro, ni siquiera el mejor chef hace todos sus platos desde cero, al contrario, todos cuentan con cocinas bien equipadas para hacer más funcional su trabajo. Nosotros en casa podemos apostar por robots de cocina como el kCook Multi, que ya hemos visto que puede ser el ayudante definitivo en casa cuando se trata de ahorrar tiempo y esfuerzo sin renunciar a la mejor comida casera. Este aparato nos ha convencido en casa porque ofrece todas las funcionalidades que necesitamos en la cocina cotidiana, ahorrándonos más trastos que solo complican más el trabajo.

El procesador de alimentos que prepara los ingredientes

kCook Multi

Uno de los grandes atractivos que tiene el kCook Multi es, sin duda, su procesador integrado. En la base del robot se puede instalar el accesorio Direct Prep, con cuerpo rotatorio, para acoplar uno de los 5 discos que incluye para cortar, laminar, rallar o picar los ingredientes que vamos a usar en la receta, dependiendo del grosor y la forma que nos interese. Se acabó perder tiempo con el cuchillo o la mandolina, en apenas unos segundos tenemos los alimentos listos para empezar a cocinar.

El cabezal giratorio no es moco de pavo, ya que podemos echar directamente los ingredientes de la receta, sin manchar nada más en la cocina (adiós tablas de cortar y picadoras) o usarlo para preparar la guarnición mientras el robot cocina el plato principal. ¿Qué tal una ensalada fresca o un carpaccio de champiñones para acompañar? Introducir platos saludables en el menú se vuelve así facilísimo.

No sabías que necesitabas una gama de temperaturas tan amplia

kCook Multi

Si eres de los que para cocinar se guiaba por “fuego bajo, medio o fuerte”, bienvenido al maravilloso mundo de la amplísima gama de temperaturas. La potencia de la fuente de calor es esencial para bordar o arruinar una receta, y el kCook Multi cuenta con una amplitud que abarca desde los 30ºC hasta los 180ºC. El nivel más bajo nos permite, por ejemplo, derretir chocolate o mantequilla, y con la máxima potencia es facilísimo freír, marcar o saltear en un instante.

Además, el bol se calienta en muy poco tiempo, pudiendo así empezar a cocinar directamente, sin esperas interminables, y la función “keep warm” mantiene la comida lista caliente. ¿En tu familia son unos pesados y nunca acuden a la mesa cuando los llamas? Ya no hay peligro de que se enfríe la cena, aunque a veces se lo merezcan. Y si eres fan de los platos de toda la vida, con las temperaturas medias se consigue ese chup-chup ideal para guisos y cocciones más largas y lentas.

6 programas inteligentes, multitud de recetas distintas

kCook Multi

No importa si ya has hecho tus pinitos en la cocina o si eres un novato en esto de las artes culinarias. Con el robot kCook Multi cualquiera se puede convertir en un cocinillas nivel experto cocinando todo tipo de platos diferentes. Aunque en casa nos encanta cocinar, no siempre nos apetece ni tenemos tiempo para hacerlo, por eso cualquier ayuda es bienvenida. No siempre se puede recurrir al reparto a domicilio, así que no viene nada mal tener un robot que cocina por ti.

Y es que lo hace todo prácticamente solo con el acabado perfecto según la preparación, incluso dulces. Tiene 6 programas inteligentes: olla o principal, salsas, vapor, sopas y cremas, salteados y postres; cada uno con sus funciones distintas que se adaptan a cualquier receta. Lo mejor es que podemos dejarnos inspirar por su recetario o la práctica app para descubrir platos nuevos y, simplemente seguir las indicaciones.

No, no todo son guisos o purés, con este robot se puede cocinar desde un risotto hasta un saludable pescado al vapor con su salsa o un salteado oriental de verduras y pollo. Y las raciones también se adaptan. ¿Te has quedado solo en casa y te da pereza hasta pedir una pizza? Con tu robot puedes cocinar lo que más te apetezca solo para ti en un momento. ¿Hay cena con invitados? El bol de gran capacidad puede llenar los estómagos de hasta 8 comensales.

Función manual para ajustar la receta a tu gusto

kCook Multi

Lo mejor de todo es que con el robot kCook Multi también te sientes todo un cocinillas experto, porque, al fin y al cabo, eres tú el que cocina, aunque le dejes a él el trabajo duro. Con el modo manual podemos pausar la preparación en cualquier momento y añadir los ingredientes que nos apetezcan, subir o bajar la temperatura o cambiar el tiempo final de cocción.

También podemos programar con varias horas de antelación las recetas y jugar con el rango de 12 velocidades. No hay nada como llegar a casa y encontrarse la comida lista y en su punto, porque además nos la mantendrá caliente para degustar el plato en su punto. Y no hay riesgo de equivocarse, los indicadores de la pantalla avisan debidamente de los pasos terminados, la temperatura y el tiempo que falta para disfrutar del plato.

Desde sofritos rápidos hasta guisos largos y dulces

kCook Multi

Son pocos los afortunados que pueden presumir de tener una cocina enorme de película, por eso hay que pensarse bien si merece la pena hacer hueco en casa a un nuevo aparato, ¿llegaremos a darle uso de verdad? El problema más común con muchos robots de cocina es que terminamos usándolos solo para triturar o cocer, pero la gran ventaja del kCook Multi es su gran variedad de funciones. Podemos recurrir a su ayuda para facilitarnos cualquier paso de cualquier receta o cocinar directamente platos completos desde cero hasta el momento de comer.

Con todos sus accesorios, sus 6 programas de cocina y su gran rango de temperaturas, lo mismo podemos hacer un sofrito en pocos minutos que dejarlo a su ritmo para preparar guisos de los que necesitan su tiempo y, sin tener que vigilarlo. ¿Quieres preparar algo más sano y rápido? La cesta de vapor es tu aliada. ¿Tienes ganas de dulce? El kCook también te convierte en un repostero de primera. Y si se nos acaba la inspiración no tenemos más que recurrir a la app de recetas en busca de ideas; hay tantas opciones que lo difícil será elegir. ¿Qué te apetece comer hoy? ¡Empieza con estas recetas!

Con la bandeja de vapor podemos preparar platos muy ligeros pero sabrosísimos con este besugo en papillote con espinacas. Con esta técnica el pescado se cocina en sus propios jugos, asegurando un punto perfecto sin necesidad de añadir nada más para tener un plato de lo más apetecible

En esta receta queda demostrado que cocinar un pollo de corral asado completo, con su aderezo de hierbas y su acompañamiento de verduras y patatas, no tiene por qué ser complicado. Todo se prepara en el mismo kCook y en menos tiempo del que te imaginas.

Y no nos podemos olvidar del momento dulce, porque con nuestra máquina también podemos hacer postres tan tradicionales como la leche frita. La masa queda perfecta con esa textura cremosa irresistible, igual que la que preparaba tu abuela, ¡pero mucho más sencilla!

¿Se te ha abierto el apetito? Estas y otras muchísimas más recetas te están esperando con el robot kCook Multi de Kenwood.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Etiquetas: , ,