Cuando uno se va a vivir solo toca descubrir en toda su plenitud las tediosas tareas del hogar. Unas obligaciones que resultan más sencillas cuando disponemos de electrodomésticos y utensilios que nos facilitan esas labores. Sin embargo, estos aparatos no funcionan por arte de magia, y es importante conocerlos a fondo para conocer todas y cada una de sus prestaciones. Solo así les sacaremos el máximo rendimiento, ganaremos en tiempo y alargaremos su vida útil.

Es el caso de los lavavajillas; un compañero ideal cuando nos da pereza fregar la vajilla del día a día o hemos celebrado una cena de inauguración de nuestra recién estrenada vida independiente y se nos acumulan los platos y los vasos en la encimera de la cocina.

Pero el truco de este tipo de aparatos del hogar no solo consiste en meter los platos, poner una pastilla y darle al botón de encendido. Es importante conocer todas las funciones que ofrece. Hoy te detallamos algunas de ellas para que el lavavajillas no tenga secretos para ti.

El cuidado de tu vajilla

Vasos, platos, copas, fuentes o cubiertos nos acompañan en nuestro día a día y soportan un trasiego diario por parte de toda la familia. Por eso, no está de más conocer algunos trucos y consejos a la hora de lavar tu vajilla o cristalería para mantenerlas en buen estado. Pese a ese desgaste continuo, las tendrás como nuevas durante año si sigues estas recomendaciones.

botones lavavajillas

En el caso del menaje del hogar más cotidiano no es imprescindible que uses un producto o detergente especial; salvo si se trata de una vajilla más delicada por su decoración o por los años de antigüedad. Para mantener impecable esa herencia en forma de finas tazas, lo mejor es limpiarlas, siempre a mano, con una esponja suave y jabones especiales que no dañen su cuidado material.

El lavavajillas es nuestro compañero ideal para mantener limpios esos vasos, cubiertos o platos. Pero, como en todo, es importante seguir un orden a la hora de colocar esos utensilios en su interior. De esta manera no solo evitarás que se rayen o rompan, sino que ahorrarás tiempo y detergente al tiempo que mejorarás el rendimiento y la eficacia de tu electrodoméstico. Así, los vasos y copas ponlas en orden de altura y boca abajo en el espacio reservado para este tipo de utensilios. Los cubiertos en su cesta correspondiente y los platos según su forma o tamaño en cada uno de los huecos habilitados para ello.

No es conveniente, por su parte, meter en el lavavajillas aquellas sartenes u ollas de gran tamaño.

Una vez terminado el programa de lavado, es esencial que estas piezas de cocina se sequen perfectamente y para ello, deja la puerta del lavavajillas abierta unos minutos para que el vapor interior vaya saliendo poco a poco y los utensilios se vayan enfriando y secando de forma natural al aire. Para terminar de eliminar las gotas de agua resistentes de las copas más delicadas, puedes pasar por ellas un paño suave que no deje marcas o pelusas.

botones lavavajillas

Presta atención a estos símbolos de tu lavavajillas

Una vez ya sabes cómo debes lavar de forma correcta tus platos, vasos, copas, cucharadas, tenedores, ollas, sartenes… ahora toca el turno de aprender algunos de los símbolos que encontrarás en tu lavavajillas y con el que mejorarás las prestaciones del mismo.

En prácticamente la mayoría de los lavavajillas actuales encontrarás estos tres símbolos muy comunes y útiles en este tipo de aparatos del hogar.

Icono de aclarado

El primero de ellos hace referencia a la función prelavado, que resulta ideal para que no haya olores mientras van pasando los días y vamos llenando poco a poco nuestro lavavajillas con los cubiertos y enseres usados cada día. Así, gracias a un aclarado en agua fría, estos elementos no desprenden mal olor hasta el día en que hayamos llenado el interior y lo pongamos en funcionamiento.

Si tu lavavajillas huele muy mal en verano o necesitas varios días para llenarlo, dale un buen aclarado con este botón cuando ya tengas unos cuantos platos en su interior.

Esta función la puedes encontrar en numerosos modelos, como el Candy Brava CDPMN 4S620PW Smart Fi+ con 12 programas. Este lavavajillas está conectado por medio del WiFi + Bluetooth y gracias a su cómoda aplicación online podrás tener acceso al control de tu lavavajillas de forma remota, añadir programas adicionales o gestionar la energía que se consume en cada lavado.

Botón de lavado y secado rápido

Si no tenemos mucho tiempo, los lavavajillas disponen de programas de lavado y secado rápido, como indica la señal de la segunda imagen. El ciclo es mucho más corto, por lo que resulta especialmente adecuado si eres de los que dan una pasada con el estropajo a los platos antes de meterlos al lavavajillas.

Este ciclo de limpieza utiliza menos agua pero pueden dejar la vajilla más húmeda en algunos aparatos. Puede ser una opción si necesitas limpiar rápidamente los contenidos y no te importa secar algún vaso con el trapo. También es útil si pones el lavavajillas muy a menudo.

Botón de encendido y pausa

Una vez tenemos todo dentro, con la pastilla en su caja correspondiente, le damos a play y comienza el proceso de lavado. Pasados unos minutos vemos que sobre la mesa nos hemos dejado un par de vasos y platos que hemos olvidado meter en el lavavajillas. No pasa nada: gracias a la función pausa y carga (botón de la tercera imagen) podremos parar el programa durante unos instantes para meter esos utensilios sin problema alguno.

Aparte de estos tres indicativos, si en tu electrodoméstico ves un botón con la palabra ECO, entonces podrás disfrutar de un sistema que te ayuda cuando quieras lavar platos y cubiertos que no están demasiado sucios. Gracias a este programa que encontrarás en el lavavajillas Balay 3VS708IA con función media carga, podrás lavar ese menaje optimizando el consumo de agua y energía. Además, este aparato cuenta con la opción media carga cuando no has llenado del todo su interior, pero necesitas lavar unos pocos platos y vasos.

botones lavavajillas

Botón especial para limpieza de biberones en lavavajillas

Cuando hay bebés en casa, la higiene del hogar debe ser impecable; y más si hablamos de los utensilios que esos niños utilizan como sus primeros cubiertos o el propio biberón. Por ello, algunos lavavajillas incorporan una función (primer botón de la imagen inferior) llamado Higiene Plus, que aporta un extra de limpieza en el lavado. Para ello se emplea temperatura a mayor temperatura. No tiene por qué ser igual de eficaz que un hervor para esterilizar (consulta tu manual), pero mejora la higienización.

botones lavavajillas

Si te interesa esta opción para tu recién estrenada familia, puedes tenerlo con el lavavajillas Bosch SMS46JI19E con 6 programas. Además de este sistema, este modelo cuenta con las opciones para un lavado diario, un extra secado para eliminar todo rastro de humedad o un programa específico para lavar tus preciadas copas de vino.

 

Botón de lavado intensivo para restos incrustados

Otra de las ventajas de los lavavajillas son los siguientes símbolos de la imagen inferior. Por un lado, tenemos el programa intensivo, el segundo dibujo, para esos restos de comida “peleones” que se incrustan en los platos y para los que se necesita algo de maña si fregamos a mano. Este programa se encarga de lavar todo ese menaje del hogar a una temperatura de unos 70°C para quitar la suciedad más resistente en un abrir y cerrar de ojos.

Botón de secado rápido: evita las manchas en tus copas

La tecnología de este lavavajillas de alta gama se ocupa también de los utensilios más delicados para lavarlos con todo cuidado, además de ofrecer el sistema de seguridad Waterproof para estar siempre protegido de posibles daños causados por fugas de agua. Por si no fuera suficiente, el modo Silencio Plus evita despertar a nadie mientras está en funcionamiento.

botones lavavajillas


Fotos | El Corte Inglés, Balay, Pixabay, Unplash
En Tecnología de tú a tú |Guía para comprar el mejor lavavajillas para tu casa


Etiquetas: ,