Al llegar a casa con la compra podemos tener la tentación de guardar todo rápidamente sin orden ni concierto, pero es un error que a la larga nos pasará factura. Si quieres conservar los alimentos durante más tiempo, manteniendo todo su sabor y propiedades, aprende a organizar tu frigorífico correctamente y también ganarás en espacio ahorrando energía.

Todo empieza con la lista de la compra

Un frigorífico bien organizado empieza cuando hacemos la lista de la compra. No es lo mismo planificar los menús para una familia numerosa en verano que la de una pareja en invierno, por eso hay que organizarse y comprar con un poco de lógica y previsión.

Si tenemos poco tiempo lo mejor es destinar un día a hacer la compra semanal o mensual, dejando los alimentos más frescos para compras esporádicas. La planificación es esencial: conviene revisar la despensa para comprobar qué hace falta y tener una idea de los que vamos a cocinar, siempre apostando por los productos de temporada.

No merece la pena llenar el carro de productos que no nos va a dar tiempo a consumir; ajustar las cantidades a los miembros de la familia es el primer paso para evitar el desperdicio. Cuidado con las ofertas de 3×2 o tamaños grandes, son útiles para familias numerosas pero nada prácticas si somos pocos.

Para que los alimentos se conserven mejor hay que mantener la cadena de frío desde la tienda. Lleva bolsas isotérmicas y deja los refrigerados y congelados para el final, guardándolos siempre juntos. En casa el proceso es a la inversa: guarda enseguida los congelados y deja los productos que no necesitan frío para el final.

Cómo organizar el frigorífico correctamente

  • Lee bien las indicaciones de cada fabricante sobre el mejor método de conservación.
  • Coloca los productos recién comprados detrás y saca a la vista los más antiguos, para consumirlos antes.
  • Las frutas y verduras frescas se colocan en la parte inferior, en el cajón o cajones destinados a cada grupo. Deben estar limpias y fuera de embalajes, pero sin lavar.
  • Justo encima, en el estante más inferior, debe ir la carne y el pescado frescos, sobre un plato o bandeja y bien envueltos en plástico film, o dentro de un recipiente hermético. Hay que consumirlos en 1-2 días.

 

  • En los estantes intermedios se pueden guardar platos cocinados, lácteos, quesos y embutidos, envueltos o en recipientes adecuados bien cerrados. Los yogures y otros derivados, así como ciertos dulces, son los que menos frío necesitan.
  • Bebidas, salsas, aderezos y condimentos pueden colocarse en la puerta, que está más expuesta al abrir el frigorífico.
  • Nunca hay que sobrecargar el frigorífico, se debe dejar que el aire circule entre los alimentos.
  • En verano se puede ajustar la temperatura para que enfríe más, y se debe tener cuidado de no abrir demasiado la puerta para evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Antes de guardar platos cocinados debemos esperar a que se enfríen, siempre bien tapados para evitar los olores.

¿Qué no deberías guardar en el frigorífico?

Otro error frecuente es pensar que todo se va a conservar mejor en el frigorífico. Es absurdo perder espacio en el frigorífico si no es imprescindible, y además hay alimentos que estropearán antes si no los tenemos a temperatura ambiente.

  • Las conservas de verduras, legumbres, frutas, carnes y pescados no necesitan frío hasta que no se abren. Cuidado, las semiconservas, como las anchoas en aceite, sí van en el frigorífico.
  • El pan en general se estropea en el frigorífico, hay que guardarlo en una panera o en bolsas de tela. El pan de molde se conserva en un sitio oscuro dentro de su bolsa y las magdalenas y bizcochos en recipientes herméticos a temperatura ambiente.
  • El café, las pastas y las legumbres secas no necesitan el frigorífico pero sí podemos conservar en él harinas y cereales secos en verano, para evitar los insectos.
  • Patatas, cebollas y ajos se guardan en la despensa, en un sitio oscuro y seco.
  • Los plátanos y tomates se estropean antes y pueden perder sabor si se guardan en lel frigorífico.
  • Las frutas tropicales como aguacate, mango o piña se deben dejar madurar a temperatura ambiente antes de conservarlos en el frigorífico.

Frigoríficos CustomFlex de AEG: almacenamiento más flexible con organización modular

Los mejores platos empiezan con los mejores ingredientes, y para ello es esencial conservar los alimentos con la máxima frescura también en casa. Por eso AEG ha desarrollado una nueva línea de frigoríficos dentro de la Gama Mastery que se adapta a cada usuario apostando por la máxima flexibilidad de almacenamiento y una mejor conservación.

Cada familia es un mundo y no hay dos frigoríficos iguales. Así, el frigorífico CustomFlex presenta un sistema de almacenaje totalmente flexible para sacarle el máximo partido. Con los contenedores modulares y el sistema de bandejas y recipientes podemos desplazar y reorganizar el interior según lo necesitemos a cada momento.

 

El sistema de refrigeración independiente TwinTech permite conservar mejor el sabor y la textura de los alimentos que los frigoríficos convencionales. Cuenta con un circuito separado para el frigorífico y otro para el congelador; los productos frescos necesitan aire frío con humedad para mantener su frescura, mientras que el congelador utiliza aire seco.

No tenemos que preocuparnos tanto de dónde guardar cada alimento en cada nivel de los estantes, ya que la tecnología DynamicAir mantiene todo el espacio enfriado uniformemente, con una temperatura constante, sin zonas más calientes. Y gracias al sistema MultiFlow, se controla la temperatura automáticamente manteniendo una humedad estable, que podemos configurar al gusto.

Con el CustomFlex de AEG las posibilidades de organización y conservación se multiplican, pues es el frigorífico el que se adapta a nuestra cocina y no al revés, maximizando el uso del espacio y manteniendo los alimentos más frescos durante más tiempo.

Fotos | iStock.com/ – evgenyatamanenkoantoniotruzziAnna_OmbowdenimagesCentralITAlliancecyano66

En Tecnología de Tú a Tú| Por qué el próximo horno que tengas va a utilizar vapor

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


Etiquetas: ,