El desperdicio de alimentos es un problema que preocupa a países de todo el mundo, y es en el hogar donde se echa a perder más comida. Junto a esto, la forma de vida ha cambiado: cada vez hay más parejas o personas que viven solas, y siempre vamos con prisas. Es difícil planificar la compra y la cocina, por eso acabamos tirando demasiada comida a la basura.

Envasar al vacío nos puede ayudar a evitar el despilfarro ahorrando tiempo y dinero. Si ya vimos las ventajas del corto plazo, hoy vamos a analizar la FoodSaver FFS017 y sus ventajas añadidas envasando también a largo plazo, pues es igual de válida para ambos usos. Esta envasadora es de hecho la solución más completa, perfecta para el envasado a corto, medio y largo plazo, haciendo que nuestros alimentos duren  hasta cinco veces más.

Un sistema de conservación completo para usar a diario

El modelo FFS017 de FoodSaver nos presenta una envasadora de diseño horizontal muy compacto y en la misma línea elegante y moderna que ya hemos visto en la marca. Es compatible con todos los accesorios FoodSaver y se distingue porque ofrece la solución más completa de envasado al vacío, tanto para corto como para largo plazo.

Incluye por tanto todo lo necesario para envasar según el tipo de alimento y el tamaño que necesitemos. En el interior encontramos un dispositivo para almacenar y cortar los rollos de conservación, a través del portarollos y el cutter, además de una bandeja de goteo extraíble. En un lateral se sitúa el adaptador para bolsas de cierre tipo zip y recipientes Fresh Container.

De esta manera todos los elementos están integrados perfectamente en la propia máquina, evitando tener que guardar a parte accesorios o adaptadores por separado. La envasadora se puede colocar en vertical para su almacenamiento, así ocupa menos espacio y es fácil encontrarle un hueco en cualquier cocina.

La envasadora está diseñada para encajar en la rutina de cualquier familia, ya sea numerosa con niños o incluso para viviendas pequeñas de personas que vivan solas. No requiere montaje y su uso es tan sencillo, rápido y cómodo que es perfecta para usar a diario.

Rollos, bolsas y recipientes

Todos los accesorios de la gama FoodSaver son compatibles con la FFS017. La envasadora incluye en su caja lo siguiente:

  • Rollo de 28 centímetros de ancho y 3 metros de largo, extra grande, adaptable a cualquier alimento o plato que queramos envasar.
  • Tres bolsas de 0,94 litros.
  • Dos bolsas de 3,78 litros.
  • Tres bolsas de cierre tipo zip de 0,95 litros.

Además podemos adquirir accesorios extra según nuestras necesidades, como los recipientes Fresh Container, tarros, rollos y bolsas de diferentes tamaños. Así, podemos envasar desde pequeñas piezas de fruta hasta incluso un pavo asado completo, pudiendo personalizar nuestras propias bolsas para planificar las comidas en raciones cómodas y saludables.

Las bolsas y rollos FoodSaver son aptos para el frigorífico, el congelador y la descongelación en microondas, incluso se puede cocinar con ellos en agua. Están fabricados con un material resistente de cinco capas que protegen el alimento y lo aíslan completamente del aire exterior, y son lavables para poder reutilizarlos.

Funcionamiento sencillo y cómodo

Para sacar partido de una máquina como esta es fundamental que su uso sea rápido, práctico y fácil, que se integre cómodamente en nuestra rutina diaria. La FFS017 ofrece un funcionamiento muy sencillo e intuitivo, gracias a que es la envasadora la que hace prácticamente todo el trabajo de forma automática.

Solo hay que introducir el alimento en la bolsa y colocar el extremo abierto sobre la bandeja de goteo. Una vez cerrada la tapa, se gira la palanca de bloqueo y se ilumina la luz verde que indica que está lista para funcionar. Pulsamos el botón de envasado al vacío y con un solo toque la máquina procede a extraer el aire y sellar la bolsa.

Además, se incluye una función de solo sellado para sellar sin crear vacío, ideal para conservar alimentos delicados que vayamos a consumir pronto -patatas fritas, galletas, fruta delicada, etc- y un modo específico para alimentos húmedos o con jugos.

El funcionamiento con las bolsas zip y los Fresh Container es muy similar al que vimos con la envasadora a corto plazo, usando el accesorio integrado con forma de tubo que se ajusta a las válvulas de extracción del aire.

En apenas unos segundos ya tenemos el alimento envasado y listo para guardar. La combinación de envasado al vacío con la congelación es la mejor para el largo plazo, ya que tenemos la garantía de que el alimento se conservará cinco veces más tiempo que con otros métodos, como el primer día, y es mucho más fácil tener el congelador ordenado y perfectamente organizado, ahorrando espacio.

Cómo ahorrar tiempo y dinero envasando al vacío a largo plazo

Hoy en día no solo han cambiado los ritmos de vida, también lo han hecho las propias familias. Somos menos personas viviendo juntas y eso hace más difícil organizar la comida, porque muchas veces los alimentos y las sobras se estropean antes de poder consumirlos.

El envasado al vacío no solo alarga la conservación de productos frescos y platos cocinados, manteniendo la frescura y las propiedades naturales hasta cinco veces más, también hace que sea mucho más fácil planificar con antelación las comidas caseras y organizar lo que compramos.

Con este sistema de conservación podemos ahorrar a la hora de la compra, aprovechando las ofertas incluso con grandes cantidades, sin miedo a que se nos eche a perder una vez envasado.

Es especialmente útil con alimentos frescos que se estropean muy rápidamente, como el pescado y la carne. El típico paquete familiar de filetes podemos envasarlo individualmente separando las piezas en bolsas pequeñas al vacío. Si las congelamos alargaremos su conservación hasta cinco veces, con la garantía de que se mantendrán frescas y sin riesgo de quemaduras por congelación.

Si tenemos poco tiempo para cocinar lo mejor es dedicar un día a planificar nuestros menús envasando al vacío según nuestras necesidades. Podemos preparar platos completos y mantenerlos en la nevera listos para tomar o llevar, o congelar en raciones individuales sin riesgo a que pierdan calidad.

Así nos olvidamos de tener que comprar y cocinar durante muchos días y podemos llevar una alimentación más equilibrada y saludable. Cuando andamos con prisas y vamos improvisando al final comemos cualquier cosa, pero si planificamos nuestras comidas no nos costará nada disfrutar de platos sanos y sabrosos cada día, controlando el tamaño de las porciones y eligiendo entre gran variedad de alimentos.

La envasadora FoodSaver FFS017 es por tanto una gran apuesta para quien busque la solución más completa de envasado al vacío en casa. Conservando a largo plazo podremos planificar y organizar mejor nuestras comidas, evitando el desperdicio y disfrutando fácilmente de alimentos y platos tan sabrosos como el primer día.


Etiquetas: ,