El futuro digital pasa inevitablemente por la supresión de los soportes de almacenamiento físicos de material susceptible de ser digitalizado. Los videojuegos acabarán comprándose exclusivamente en Internet (PSP Go! y la plataforma de juego Steam son buenos ejemplos de ello) y los libros parece ser que pretenden seguir esa estela.

Vivimos actualmente en un mundo donde el espacio usado por cada individuo es cada vez menor, y en consecuencia su capacidad de almacenar elementos cotidianos como libros o juegos, aminora por momentos. Una buena forma de evitar ese uso de espacio es condensar una biblioteca en el tamaño de una octavilla de papel.
Samsung ha presentado su lector de libros electrónicos, el SNE-50K, que sorprende en primera instancia por su tamaño(9mm de grosor) y peso (200 gramos).

Albergando una pantalla de 5 pulgadas de resolución SVGA 800×600 y táctil, suprimiendo de esta manera molestas botoneras. Es un lector de libros que sólo busca eso, permitir una lectura relajada sin más ambiciones. Nada de 3G, Wi-Fi y una memoria incrustada de 512 megas (unos 400 libros almacenables). Gracias a su pantalla táctil se puede usar como agenda personal, y además es compatible con documentos de Office y PDF para su lectura.

El precio de salida de esta pequeña maravilla en Corea será cercano a los 230€. Precio elevado pero típico en los primeros pasos de todo gadget que se precie de intentar afianzarse a largo plazo. El resto del mundo tendrá que esperar al 2010 para poder disfrutar esta pequeña maravilla competidora de Sony y Amazon en su guerra por los “e-books readers”.


Etiquetas: , ,