Sony, la multinacional japonesa, famosa por sus televisores Bravia, sus reproductores Walkman o su marca de entretenimiento PlayStation no pasa precisamente por su mejor momento. Ésto se refleja en su plan de despido de 8.000 empleados, 5% de su plantilla total actual puesto que cuenta actualmente con 160.000 empleados.

Lo peor es que, según algunos analistas, Sony no es capaz de encontrar un negocio estable que le genere de forma continuada y estable beneficios, haciendo que éste se vea obligada a gastar mucho dinero en i+d+i y por tanto iniciar proyectos que no saben si les serán rentables o no. Si a todo esto le añadimos el continuo incremento de la piratería en sus consolas PlayStation y la música de Sony BMG, mal lo tiene, pero que muy mal.

En España Sony tiene una fábrica con 1.300 empleados del que están dispuestos a negociar con Sony siempre y cuando Sony esté dispuesta a negociar un plan de viabilidad a largo plazo. Como vemos claramente, éste crisis entra en un mal momento para Sony y éste encima lo está empeorando más con sus proyectos que no garantizan rentabilidad y/o beneficios y la piratería hace que pierda muchos ingresos, pobrecito, quizás sea la próxima en caer.


Etiquetas: