¿Harto de los atascos? ¿Alguna solución ante los elevados niveles de contaminación?
Seguramente todos nos hemos echo estas preguntas, ya sea cada mañana camino del trabajo o la universidad, o cuando vemos una boina gris de contaminación sobre la ciudad, calor en verano y frío en verano, o cualquier otra manifestación de la acción del hombre sobre nuestro fráfil problema.

Todos concordamos en que necesitamos innovar y optar por fórmulas y soluciones ecológicas y eficientes. Pues Nadiya Paramayuda, es uno de esos hombres que trata de imaginarse un futuro diferente, y ha presentado una idea, el Vacuum Pod, pensando para brindar una solución innovadora y ecológica al tema del transporte público.

La idea que plantea, es la utilización de estructuras esféricas hechas principalmente de vidrio (en aleación con metal) y una estructura interior con forma de mancuerna hecha en acero. Entre ambas no hay contacto físico sino que esta mancuerna interior flota gracias a levitación magnética, de igual forma que se mantendría vertical por simple gravedad.

Lo que se plantea, es el Vacuum Pod como una solución integral que reemplaza el uso de las calles por tubos de vidrio, los cuales comunican entre sí los edificios de la ciudad y los conmutadores en donde puedes cambiarte y tomar otro Pod.

Vacuum, la palabra inglesa usada para aspirador, nos ayuda a entender muy bien el concepto: los Pods son impulsados neumáticamente por dentro de los tubos, es decir, que por aire comprimido o por succión de vacío, el sistema empujaría o succionaría los pods, obligándolos a rodar, algo que e principio no alteraría la verticalidad de los pasajeros, aunque estos si sentirían un suave balanceo.

Aunque es evidente que a este propuesta se le pueden encontrar muchas pegas, y cosas a mejorar, es loable que haya personas que piensen en nuevas y posibles mejores formas de trasnportarnos, aunque a veces las propuestas pudiesen ser demasiado originales, o incluso disparatadas.