El proyecto Galileo, el sistema europeo de navegación por satélite, presentado en 1999 como una de las grandes apuestas políticas de la Unión Europea, se retrasa hasta 2020.

El proyecto requiere al menos de 1.900 millones de euros más para convertirse en una alternativa creíble al GPS estadounidense, ya que con el presupuesto disponible ahora, solo se creará una red de 18 satélites con una precisión máxima de 247 metros, frente a los 10 metros que ya garantiza el GPS norteamericano. Los 1.900 millones de presupuesto más permitirían llegar a la constelación de 30 satélites prevista inicialmente y a obtener una precisión de 70 centímetros.

Hasta ahora se han lanzado dos satélites experimentales y en 2012 estarán en órbita los cuatro primeros satélites operativos. A partir de entonces se desplegarán dos más por trimestre hasta llegara a los 18 con los que se pondrán en marcha los primeros servicios a partir de 2014, pero con menor precisión que el GPS.


Etiquetas: ,