Affective Intelligent Driving Agent, AIDA como acrónimo formado con las iniciales, es la última idea creada por las mentes del MIT, una de las universidades más prestigiosas del mundo en lo relativo a nuevas tecnologías, innovación e ingeniería electrónica.

Con AIDA, el objetivo buscado es lograr un enlace interactivo entre el conductor, el coche y todos los elementos externos que hay afuera. Para ello cuenta con sensores en el exterior del coche y en su propio cuerpo. AIDA va montada en el salpicadero del automóvil, y se encarga de evaluar el estado del tráfico y la situación de los otros coches y a partir de esos datos, hacernos recomendaciones.

La diferencia con un navegador GPS u ordenador de a bordo, es que AIDA incorpora aspectos sociales, pudiendo parpadear, sonreír o mostrar en su rostro señales de alerta. AIDA se encarga de hacer más amigable la recepción de información durante la conducción.

Para que nos pueda quedar más claro de que manera funciona, os dejo un video explicativo (en inglés) creado por el departamento del MIT responsable de su creación, donde podremos ver un ejemplo de cómo funcionaría AIDA.


Etiquetas: , ,