El sistema para la reducción del consumo de carburante del fabricante japonés Mazda ha sido el ganador de la actual edición del Premio a la Tecnología, prestigioso galardón que concede cada año la asociación japonesa de Periodistas y Analistas de Automoción.

Esta asociación es una organización sin ánimo de lucro fundada en los años noventa para contribuir al desarrollo de las tecnologías relativas al mundo del automóvil. Forman parte del comité de selección del conocido premio al Coche del Año, encargándose en concreto del reconocimiento de vehículos con tecnologías destacables.

El sistema i-stop de Mazda es a grosso modo un interruptor de encendido y apagado del motor cuando el conductor necesite detener el vehículo por un breve espacio de tiempo, por ejemplo a la espera de un semáforo. Arranca el motor en tan sólo 35 centésimas de segundo, la mitad el tiempo que requeriría la gran mayoría de los utilitarios modernos.

Además de ahorro en combustible, hasta un 15 por ciento, y emisiones contaminantes, el sistema i-stop elimina las vibraciones y el ruido durante el apagado y el encendido del motor, para que el conductor del vehículo no se percate de su funcionamiento y experimente una conducción exactamente igual a la convencional.

Este sistema galardonado ya se encuentra disponible en el Mazda3 europeo y se monta de serie en el mismo modelo del mercado japonés.