qm088_114736_tomtom_go_5100_world_lifestyle

Los móviles han ido comiendo terreno a otros muchos dispositivos a lo largo de los últimos años. Se han apropiado de espacios que antaño eran propiedad en exclusiva de dispositivos dedicado, como los reproductores MP3 o las cámaras de fotos. Incluso se atreven con las tabletas.

Los navegadores de coche también se han visto amenazados por los smartphones, especialmente a partir de las iniciativas de Nokia en la dirección de dotar a sus móviles de habilidades de navegación GPS.

El resultado fue satisfactorio en un principio, y luego se extrapolaría a otros smartphones y sistemas operativos, hasta llegar al día de hoy, donde ya hay excelentes aplicaciones de navegación para todas las plataformas.

De todos modos, sustituir el navegador dedicado por un smartphone con una app de navegación es una decisión que no se puede tomar a la ligera. Los navegadores siguen teniendo virtudes difíciles de conseguir en un móvil.

1. Conducir requiere la máxima atención

Los navegadores dedicados están diseñados para optimizar la relación entre el conductor y el dispositivo, de modo que no se desvíe la atención de la carretera. Es más, navegadores como el TomTom Go 5100 incluyen, por ejemplo, una interfaz de voz para interactuar con el dispositivo.

TomTom-GO_2

Además, se trata de dispositivos diseñados únicamente para guiarnos en nuestras rutas, mientras que el smartphone está pensado para más tareas, y no es extraño que tengamos que cambiar de tareas en ocasiones, con lo que ello supone de cara a desviar nuestra atención.

 

2. El navegador es robusto y fiable

No queremos decir que el smartphone no lo sea, pero el interior de un coche es un espacio bastante hostil para la tecnología. Especialmente en días de calor, con el sol incidiendo directamente sobre el interior del coche.

tomtom go app movil

En estos casos, un smartphone no siempre será capaz de aguantar la luz directa del sol durante mucho tiempo hasta que se caliente por encima de lo recomendable para que la batería no se degrade, o para que el dispositivo se bloquee por exceso de temperatura.

 

3. El navegador está conectado y actualizado

En los modelos más avanzados de navegadores, como el TomTom Go 5100, la conectividad con Internet está integrada, con funcionalidades tan interesantes como la actualización del tráfico, o la disponibilidad de alertas en tiempo real sobre obras y otras incidencias.

Print

Si bien este tipo de servicios también están disponibles para los smartphones a través de apps, la integración en el navegador dedicado es un elemento de valor añadido de gran interés y utilidad. Y por si fuera poco, dependiendo del modelo, los servicios están incluidos de por vida en el precio del dispositivo, como en el caso del TomTom Go 5100.

 

4. El navegador incluye soportes a la medida, fiables y estables

Aunque existen soportes para coche como accesorios para los smartphones, los que se incluyen con los navegadores son de una calidad y una robustez excepcional. En el caso del TomTom Go 5100, se incluye un ventosa para el parabrisas, junto con un sistema de fijación magnética (Click and Go) que hace muy fácil quitar y poner el navegador en su sitio.

tomtom go 5100 soporte

5. La integración con apps móviles facilita el uso del navegador

Los modelos más avanzados y conectados, también contemplan la integración con apps para smartphone que ayudan a que sea muy fácil definir rutas, así como gestionar favoritos, puntos de interés y otros aspectos de la navegación. En concreto, TomTom usa la app MyDrive para Android y iOS.

tomtom mydrive3

Al estar sincronizados a través de la nube, modelos como el TomTom Go 5100, se pueden configurar a través de la interfaz del móvil mediante la app MyDrive, para seguidamente comenzar la navegación en el dispositivo dedicado. De este modo, se tiene lo mejor de ambos mundos: el del un navegador dedicado fiable y robusto, y el de la facilidad de uso de las apps sobre dispositivos móviles.

 

6. Mapas del mundo para toda la vida

Los mapas son el centro de operaciones de un navegador. Y el TomTom 5100 incluye la licencia de uso de los mapas mundiales para toda la vida. Podremos descargar los mapas que deseemos para navegar en los destinos donde vayamos sin preocuparnos de nada más.

tomtom mapas t servicios

Este tipo de licencia universal es especialmente útil para quienes más viajan, o para desplazamientos esporádicos fuera de nuestras fronteras. Podemos descargarlos en la memoria interna o en tarjetas de memoria microSD si los mapas ocupan más espacio del disponible. En un smartphone, no siempre es posible reservar espacio para los mapas.

 

7. Con autonomía para dos horas de uso

Los navegadores de coche suelen tener una batería integrada que se activa cuando deja de estar enchufado a la toma de corriente del coche. De este modo, podremos cargar otros dispositivos sin temor a quedarnos sin batería mientras tanto. O usar el navegador fuera del coche para planificar con comodidad una ruta, o repasar los puntos de interés próximos.

Además, para un desplazamiento a pie ocasional, navegadores como el TomTom Go 5100 cuentan con indicaciones para peatones además de las indicaciones tradicionales para coches. Podremos llevarlo con nosotros sin tener que “tirar” de la batería del smartphone, que es mejor reservar para su uso como teléfono.

 

8. El navegador solo se usa para navegar

Aunque parezca una obviedad, el hecho de que el navegador solo se use para mostrarnos indicaciones para ir de un lugar a otro es una gran ventaja frente a los smartphones, que están sujetos a a llegada de alertas y mensajes de todo tipo provenientes de las decenas o centenares de aplicaciones.

tomto go 5100 sinc

Es cierto que podemos desactivar las notificaciones en el móvil, pero de ese modo estamos privándolo de una función importante que no siempre es deseable ni posible desactivar.

 

9. Conectado incluso en otros países

El smartphone cuenta, como una de sus principales bazas, la conectividad, que no siempre está presente en los navegadores dedicados. Pero se da la circunstancia de que, cuando viajamos fuera de nuestro país, el roaming no siempre se puede activar, especialmente por motivos de índole económica: a pesar de que acabará por erradicarse, al menos a  nivel europeo, el roaming puede suponer un problema si no tenemos contratado un plan de navegación en el extranjero.

Los mapas no se actualizan si no es con una conexión de datos, por lo que se puede dar el caso de que, al pasar a Francia o a Portugal, nos quedemos sin indicaciones de navegación en el smartphone. El TomTom Go 5100, como dispositivo de gama alta que es, incluye el roaming en Europa como parte de sus servicios incluidos al comprar el dispositivo.

 

10. Con la mejor precisión GPS posible

Relacionado con otra circunstancia anterior, merece la pena señalar que, al tener el GPS ubicado en el parabrisas, la recepción de la señal GPS será óptima. Sin embargo, en un dispositivo móvil, habrá que evitar la exposición directa al sol, lo cual obliga a tener el móvil dentro del coche, reduciendo la calidad de la recepción GPS.

tomtom salpicadero

Puede parecer un detalle nimio, pero en carretera, es importante tener la mejor precisión GPS, especialmente cuando circulamos por vías de varios carriles y trazados complejos. Una precisión insuficiente puede dar lugar a errores en las indicaciones.

 

11. No consumimos datos del plan de datos

Las comunicaciones en los dispositivos dedicados están optimizadas para consumir únicamente los datos necesarios para tener sus funciones de navegación al día y en orden. Sin embargo, las apps de navegación en dispositivos móviles no siempre están bien dimensionadas en cuanto a consumo de datos.

Así, podemos encontrarnos con situaciones en las que la app de navegación hace que sobrepasemos el consumo de datos de nuestro plan y se reduzca la velocidad de la conexión hasta niveles pobres para tener una buena experiencia de uso, o incluso que nos suponga un gasto adicional si tenemos una tarifa que penalice el consumo de datos por encima de lo que estipula el plan contratado o la tarjeta de prepago.

 

App de navegación sí, pero depende

Podemos concluir que las apps de navegación están bien hechas y son una alternativa a los navegadores dedicados, pero hay que tratarlas con precaución si las usamos de forma habitual, en cuyo caso merece la pena considerar la compra de un navegador GPS dedicado.

Ya hemos visto que las ventajas que aportan los navegadores son muchas, ya que en el dispositivo no convive una actividad tan delicada como la de navegación GPS con infinidad de funcionalidades adicionales, como ocurre en los smartphones. Por no hablar de otros aspectos que también pueden ser un incordio: por ejemplo, en smartphones con una capacidad de almacenamiento de 16 GB o 32 GB, el espacio ocupado por la app de navegación y los mapas puede ser de varios GB, lo cual supone tener que dedicar una cantidad de espacio importante a una única app.

 

 


Etiquetas: ,