El coche conectado es algo de lo que llevamos tiempo oyendo hablar y cada día lo tenemos más presente. Las redes de telefonía tienen mucho que aportar a ese coche conectado, así que Telefónica se ha aliado con Sony Ericsson y el CTAG (Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia) para dotar a esos prototipos de coches de conectividad con el hogar y los centros básicos para su gestión.

El objetivo de esta colaboración entre empresas es desarrollar servicios que hagan más inteligentes a los coches y ayudar en tareas de seguridad, ocio y entretenimiento, además de acceso remoto a servicios. Uno de los pilares de este nuevo coche conectado son los avisos e información hacia y desde el coche.

Así el coche de Telefónica y Sony Ericsson va a servir para recibir alertas y avisos que mejoren la seguridad del conductor. Podemos esperar datos sobre incidentes en carretera como accidentes, atascos, problemas meteorológicos, obstáculos y demás datos básicos en la conducción.

A su vez, también se encarga de dejar salir datos importantes del funcionamiento del coche. Como ejemplos podemos poner el envío de información a un servidor central de automoción para que sea compartida con otros vehículos y conductores.

Y de forma automática, el coche estará programado para acceder a los centros de asistencia en caso de avería y enviar la información emitida por el propio vehículo a dicho servicio. El otro pilar clave, es que nuestro hogar también se conecta con nuestro coche.

Esa conexión entre coche y casa, se escenificaría en los contenidos multimedia. Desde el disco duro del coche y su pantalla podremos reproducir contenidos alojados en nuestra red personal de casa mediante las redes móviles.

Y por último, este proyecto presenta otras aplicaciones, pues la recopilación de datos sobre nuestra conducción, datos como kilómetros recorridos, velocidad media o frenazos, pueden ser perfectamente gestionados y enviados donde se necesiten, por ejemplo una empresa de alquiler de vehículos o de seguros.


Etiquetas: , , , ,