Para conseguir conducir un coche con el iPhone ha sido necesario unir al teléfono de Apple otros 2 elementos: iDriver y Spirit of Berlín. iDriver es la aplicación con la que han conseguido controlar un coche haciendo uso del iPhone de Apple.

Spirit of Berlin es el nombre con el que ha sido bautuzado el coche que permite ser controlado con un iPhone. Y por último, se han valido del iPhone y de su acelerómetro para conseguir el resto. Con el acelerómetro del teléfono móvil podemos simular un volante, del mismo modo que funciona en los juegos. Y en la pantalla táctil tenemos también otros controles para frenar o acelerar.

Lo cierto es que aunque el coche responde con bastante eficacia a lo que se le indica desde el teléfono, también podría conducir solo, pues viene repleto de sensores y antenas para lograr un funcionamiento autónomo. De todas formas, el video que acompaña a la noticia demuestra lo que han conseguido en Alemania este grupo de la universidad de Berlín.


Etiquetas: , , ,