Existe una competición llamada Darpa Grand Cahllenge en el que una serie de coches controlados a distancia, sin conductor, tratan de recorrer una distancia de unas 132 millas sobre un terreno no anunciado a los participantes. Para realizar esto se ayudan de técnicas de navegación remota con asistencia de GPS principalmente y los resultados son cada vez más notables y sorprendentes.

Este concepto de navegación remota surge como siempre de los fondos de investigación para tecnología militar y posteriormente llega a los civiles poco a poco, el GPS fue una tecnología ideada para la Guerra del Golfo y porteriormente vemos el éxito del que goza en el mundo entero y que en Europa se ha mejorado con el futuro sistema Galileo de posicionamiento global.

Esta carrera está apoyada por fondos privados de las universidades estadounidenses y se dota de un premio de 2 millones de dólares al que llegue primero a la meta, aunque en ocasiones ni llegan. La Universidad de Stanford ha invertido para la próxima competición en un Audi TTS equipado con la última tecnología de teleconducción existente, dotando incluso de inteligencia artificial al sistema navegador del automóvil.

Este Audi TTS es capaz de desarrollar 209 Km/h sin conductor, ostentando el record de velocidad actual en este sector. Como reseña, vale destacar que DARPA es una extensión palpable del sistema de defensa de los EEUU, en parte aportadores del concepto actual de internet y ahora un claro ejemplo del futuro que nos depara la conducción de automóviles, evitando accidentes por temeridades, irreponsabilidades e infracciones y ahorrando combustible y contaminación. Con el tiempo, lo que hoy conocemos como simple Navegador GPS sera todo un “Kitt” como en el coche fantástico.