Metro Windows 8

Windows 8 viene con muchas novedades, por eso en Tecnología de tú a tú estamos preparando un especial a fondo para que conozcáis todas sus novedades.  En las anteriores entregas os explicamos cómo prepararos para la actualización y saber si vuestro ordenador será compatible o no.

En esta ocasión nos toca hablar de una de las cosas que nos entrará por los ojos cuando iniciemos el ordenador: las aplicaciones Metro. Un concepto que pretende revolucionar la forma en la que usamos nuestro ordenador. Una interfaz nueva, más atractiva y que aprovecha la pantalla de una forma diferente.

Metro, una forma de revolucionar las aplicaciones de nuestros ordenadores

Mapas Metro Windows 8

Cuando Microsoft lanzó Windows Phone 7 decidió cambiar las reglas del juego y apostar por un tipo de interfaz nueva a la que denominó Metro. Un lenguaje visual más sencillo que pretendía facilitar el uso de las aplicaciones, dar más valor al contenido y eliminar todos los elementos innecesarios.

Tras cautivar a todo el mundo con los smartphones, Metro goza de mucha popularidad, Microsoft decide llevar su interfaz a los ordenadores. Algo que vimos cuando salieron las primeras capturas de pantalla de Windows 8. Al principio la experiencia que tengamos será diferente, pero no por ello peor.

Cuando iniciemos el ordenador, lo primero que veremos será un menú con diferentes paneles. Cada uno de ellos será una aplicación diferente. A priori podemos pensar que son iconos con forma diferente para atraer la atención pero es algo más que eso: son paneles que están vivos y según la aplicación se irán actualizando con información.

Es decir, por ejemplo el panel Metro del tiempo se irá actualizando para mostrar la información más relevante, por si no queremos abrir la aplicación directamente. Cuando abramos uno de estos paneles, accederemos a ella y la tendremos en pantalla completa.

Todas las aplicaciones optimizadas con Metro contarán con una nueva interfaz. Más sencilla, más intuitiva y cómoda para la vista. Todo se ha simplificado para que nos centremos en el contenido. Desde las aplicaciones más sencillas a las más complejas, pero esto no implica que pierdan funciones, seguirán siendo igual de potentes.

Este cambio se traduce también en un esfuerzo por crear una interfaz adaptada tanto para ordenadores como para dispositivos táctiles. Será tan útil tanto si tenemos un tablet como un portátil o un PC. Podremos usar el teclado y el ratón o los dedos. Microsoft ha dado con la clave para crear una interfaz perfecta para todos los gustos.

¿Qué pasa con lo que ya teníamos?

Metro Internet Explorer

¿Todas las aplicaciones serán Metro? No, sólo aquellas que los desarrolladores optimicen. Esto no excluirá a las que ya tenemos. Las podremos seguir utilizando como hemos hecho siempre en otros sistemas operativos. No habrá problemas de compatibilidad entre las diferentes versiones.

¿Desaparece el escritorio? Tampoco, uno de los paneles de Metro será el escritorio clásico. Es decir, nuestra barra de tareas con los accesos directos y las aplicaciones en ventanas. El futuro es que todos los desarrolladores adapten sus creaciones a este tipo de interfaz. Recordad que si tenéis cualquier duda podéis consultarnos a través de los comentarios del blog.

 

En Tecnología de Tú a Tú | Especial Windows 8


Etiquetas: