La red social más extensa a nivel global ha sufrido un típico ataque de phising como si de una entidad bancaria se tratase. Panda Labs, una de las webs más reconocidas en tareas de detección y denuncia de estos ataques, ha sido la que ha destapado la liebre.

El phishing consiste, básicamente, en la suplantación de la identidad de una página web clonando todos los aspectos visuales, provocando que en ocasiones el usuario no se percate de que la ruta de la web que visita no es la real sino una muy parecida.

En este caso bajo el dominio .net en lugar de .com se escondía una web de Facebook que almacenaba los usuarios y contraseña de todo el que intentaba acceder por esa ruta, de esa forma podrían ellos acceder a todos los datos personales de la cuenta e incluso robársela al cambiar la contraseña.

A pesar de todo, Facebook tiene métodos para poder recuperar cuentas robadas de una manera bastante eficiente en estos casos, haciendo que el mal que puedan provocar estos casos de phishing sea el menor posible para el usuario víctima del robo.

En estos casos Panda Labs siempre hace hincapié en revisar muy bien los correos que llegan a nuestras cuentas con accesos directos a cualquier tipo de servicios como bancos, redes sociales, comercio online, porque suelen ser la fuente de todos estos problemas y malentendidos en casos de Phishing.

Y en caso de caer en la trampa, siempre intentar cambiar la contraseña lo más rápido posible si nos damos cuenta del error. Siempre que podáis teclear la web con vuestros dedos será más fiable que un posible correo de Spam no filtrado que nos provoque estos fraudes.


Etiquetas: ,