El programa, calificado como confidencial y enviado a los fabricantes de PC el mes pasado, ha sido revelado por el servicio de noticias IDG News Service. Según publica PC World, el gigante de software ofrecerá su sistema operativo a un precio muy reducido con la condición de que los fabricantes pongan límites de hardware a sus equipos, para que éstos no interfieran con Windows Vista ni con el mercado de PC tradicionales.

Las limitaciones exigidas por Microsoft contemplan que las pantallas de los portátiles no superen las 10,2 pulgadas ni sean táctiles, y los discos duros no sobrepasen los 80 GB de capacidad. Además, el procesador tendrá que ser de un solo núcleo, con velocidades máximas de 1 GHz, y no podrá tener más de 1 GB de RAM.

Microsoft planea cobrar unos 26 dólares por cada licencia de Windows XP Home Edition para los ordenadores destinados a los mercados emergentes como China o la India, y unos 32 dólares para los UMPC que se vendan en los mercados desarrollados.

Ofreciendo su sistema operativo a un precio tan reducido, Microsoft se asegura un puesto en el prometedor sector de los portátiles de bajo coste y evita implantación de Linux entre los usuarios domésticos, un riesgo cada vez más presente gracias a la reducción de la dicultad de manejo. Aunque Microsoft aseguró que dejaría de vender licencias de Windows XP a partir del 30 junio, hará una excepción en los equipos UMPC.


Información cortesía de:


Etiquetas: , , ,