Tenemos a nuestro alrededor una serie de aparatos que nos hacen la vida más fácil, teléfonos móviles, ordenadores, lavavajillas, frigoríficos, lavadoras, secadoras, etc… y en algunos casos estamos tan acostumbrados a ellos que ya no los vemos como verdaderos ingenios tecnológicos sino como un añadido que forma parte de nuestro hogar.

Si nos preguntásemos cuál de esos productos consideramos imprescindible en nuestra vida diaria, es altamente probable que lo primero que nos ha de venir a la cabeza sea nuestro móvil o smartphone. Ahora imaginemos por un momento como seria nuestra vida sin una sencilla lavadora.

Invertiríamos una gran parte de nuestro tiempo a la única tarea de hacer la colada, restregando a mano cada una de nuestras prendas, lo que llevaría a alguien con un mínimo de higiene a estar todos los días atado a una pila con agua y detergente.

En los países del tercer mundo, cuando la escasez de comida es acuciante, lo demás sobra; nadie se preocupa de poder obtener una nevera si no encuentras alimentos para llenarla, pero muchos otros países en vías de desarrollo, una gran parte de Latinoamérica, comienzan a demandar la llegada de máquinas que hagan más llevaderos los quehaceres diarios, sobre todo en lo referente al ámbito doméstico, donde las mujeres siguen relegadas.

Tecnología, según la Wikipedia, es el conjunto de habilidades que permiten construir objetos y máquinas para adaptar el medio y satisfacer nuestras necesidades. En el video de abajo podemos ver un ejemplo de tecnología en estado puro, una lavadora a pedales construida por varios alumnos del prestigioso MIT estadounidense para un orfanato de Perú, donde todavía no llega la electricidad. Y es que no solo de chips de silicio vive el hombre.


Etiquetas: ,