sunset salinas

La vuelta a la rutina tras las vacaciones no suele ser del agrado de quienes han estado varias semanas alejados del trabajo, del estrés y de la frenética actividad del día a día durante el resto del año. Hasta tal punto es así, que se ha convertido en una pseudo patología con nombre propio: el síndrome postvacacional.

A pesar de que, según se comenta en foros especializados como el de la Clínica de la Universidad de Navarra, no es una enfermedad propiamente dicha, sí que se puede hablar de síntomas comunes a quienes se ven afectados por esta anomalía anímica durante la transición entre el periodo de descanso y la vuelta al trabajo.

Falta de apetito, dolores de cabeza, irritabilidad, falta de concentración o cansancio son algunos de estos síntomas que, según Adecco, afectan a 3 de cada 10 españoles, no necesariamente trabajadores. Cualquier persona, con trabajo o no, que haya estado de vacaciones un tiempo significativo y vuelva a su rutina diaria está expuesta a padecer este síndrome durante un tiempo que dura entre un día y algunas semanas.

La tecnología al rescate

No es nuestra intención sustituir la ayuda de un profesional si nos encontramos ante casos severos de inadaptación al día a día cotidiano, pero, en los casos más leves, la tecnología puede ser una forma de minimizar los efectos de este síndrome.

En general, se trata de usar la tecnología para organizarnos mejor, facilitar la reconexión con colegas y amigos, retomar el conocimientos de la actualidad, adoptar actividades que mejoren nuestra condición física y mental, organizar los recuerdos digitales de las vacaciones e incluso empezar a preparar nuestra siguiente escapada o viaje.

Busca tu próximo destino

Nada mejor que empezar a preparar nuestra siguiente escapada para combatir el fin de las vacaciones. Y gracias a aplicaciones como Kayak, podemos hacerlo desde la pantalla de nuestro móvil u ordenador y no nos llevará más de cinco minutos ponernos manos a la obra.

Sólo tenemos que elegir cuándo vamos a darnos un respiro en los próximos meses o semanas para empezar a buscar destino. Kayak permite crear búsquedas para vuelos, hoteles o coches, o para combinados de todos ellos. Además, se pueden crear alertas con información sobre el precio de los vuelos, hoteles y vehículos, así como comprar los billetes cuando nos decidamos a dar el paso.

kayak

Es una aplicación con la que podemos elegir el destino que queramos para encontrar precios sumamente interesantes, y de paso dejar volar nuestra imaginación en busca de nuevas experiencias viajeras, ya sea a unos cientos de kilómetros o al otro lado del mundo, solos o en compañía.

Además de Kayak, podemos usar otros servicios como Skyscanner o eDreams. Si queremos información sobre posibles destinos, minube o TripAdvisor son buenas formas de encontrar datos relevantes y útiles. O directamente acudir a nuestra agencia de viajes de confianza, especialmente si vamos a desplazarnos con la familia o acompañados y no queremos dejar margen para el azar y tener una ayuda con la organización, como en el caso de Viajes El Corte Inglés

viajes eci.

Organiza tus recuerdos de las vacaciones

Otra posibilidad es la de usar la tecnología para organizar nuestras fotos, vídeos y demás recuerdos digitales de nuestras vacaciones. Por un lado, hacemos un repaso de lo vivido, de la gente con la que hemos coincidido, de los lugares visitados o de las experiencias vividas. Por otro lado, nos aseguramos de que no extraviaremos las fotos, vídeos o incluso contactos, que en unos meses pueden quedarse enterrados en alguna carpeta perdida en un disco duro, una llave USB o una tarjeta de memoria.

Además, es un buen pretexto para compartir las fotos y los vídeos con nuestros colegas, familiares y amigos. Y, de este modo, socializar más, que es otra de las recetas contra el síndrome postvacacional.

samsung t3Para este tipo de tarea, lo ideal es usar dispositivos de almacenamiento externo, como pueda ser un disco duro portátil convencional o uno SSD. O también podemos usar llaves USB de alta capacidad.

La nube también permite almacenar nuestras fotos, contactos y archivos con servicios como Flickr, Google Drive o OneDrive, por ejemplo, en los que podemos almacenar vídeos, fotos o ambos tipos de contenidos multimedia con modalidades económicas de contratación y bastante espacio disponible.

Usa las redes para socializar

Como decíamos antes, otra receta contra el síndrome postvacacional es la de la socialización. Recuperar las actividades en compañía es un bálsamo contra la apatía, y la tecnología también lo pone fácil en este punto.

WhatsApp, Snapchat o Facebook son un buen punto de partida para ponernos en contacto con las personas de nuestro círculo social. Además, en Facebook podemos encontrar convocatorias para un sinfín de actividades de ocio, culturales o lúdicas, entre otras. O anuncios de eventos abiertos al público en los que podemos descubrir, aprender o conocer a personas afines.

front-1393846082939.flat

También podemos acudir a redes como Happn, Tinder o Meetic si buscamos encontrar pareja. Las vacaciones, además de ser un periodo de paz y tranquilidad, también suponen, en ocasiones ,el pretexto para acelerar la ruptura de relaciones con dificultades.

Para usar las redes sociales, la herramienta por excelencia es el smartphone, con infinidad de modelos con precios y gamas para todos los públicos.

Reconecta con la actualidad

Otro efecto colateral de las vacaciones es la desconexión de la actualidad. No estar pendientes de las noticias ni los sucesos es bueno para alejarnos de la vorágine del día a día, pero a la vuelta es recomendable retomar el hilo argumental del mundo en el que vivimos.

flipboard

Para ello, podemos usar aplicaciones con funcionalidad de agregación de noticias. Flipboard es una de ellas, con una abundante fuente de noticias que podemos recorrer cronológicamente o por áreas temáticas. Tiene un formato tipo revista que facilita la lectura, con abundante material gráfico de calidad y con la posibilidad de crear nuestros propios resúmenes.

Planea con antelación

Además de buscar nuestro próximo destino de cara a hacer alguna salida a medio plazo, es conveniente estar pendientes de la puesta a la venta de entradas para festivales o conciertos, que puedan ser interesantes de cara a las vacaciones del año que viene.

Cada vez con más frecuencia nos encontramos con la circunstancia de tener que comprar nuestras entradas con muchos meses de antelación para no quedarnos sin ir a ese mega festival que tiene lugar en julio o agosto, o para asistir al concierto de alguno de los artistas y grupos que hacen gira en la época estival.

lowfestival 2017

De no hacerlo, empezaremos a acumular estrés y desasosiego por causa de haber perdido la oportunidad de tener unas vacaciones perfectas el año que viene. O por haber perdido la oportunidad de adquirir las entradas con precios especialmente bajos.

Adquiere hábitos saludables

Además de hacer planes, socializar o enterarnos de la actualidad, podemos adoptar hábitos saludables, como los relacionados con la actividad física o deportiva. En este sentido, la tecnología es una aliada importante que nos ayudará a ser constantes y progresar de un modo bastante científico.

Los wearables para hacer seguimiento de nuestra actividad están adquiriendo un grado de madurez notable, con precios para todos los presupuestos. Propuestas como las de Fitbit, con sus monitores de actividad, TomTom o Garmin, entre otros, con soluciones también aptas para deportistas con un nivel de forma alto, además de monitorización 24/7, o las de fabricantes tales como Polar o Suunto.

fitibit

Otros hábitos que podemos adquirir en estos tiempos de adaptación a la nueva rutina, pasan por aprender un idioma, acudir a clases de danza o inscribirnos en alguno de los muchos cursos online gratuitos dentro de la categoría de los denominados MOOC (Massive Online Open Course). De este modo, tendremos ocupado nuestro tiempo, preferiblemente en actividades saludables.

Empezar con buen pie

El objetivo es empezar con buen pie el curso, y hacer que estemos ocupados la mayor parte del tiempo para evitar pensar en las semanas que hemos pasado en nuestros particulares paraísos estivales.

Tampoco se trata de martirizarnos si no cumplimos todos nuestros propósitos, pero sí dar una oportunidad a nuestras vocaciones en un tiempo especialmente propicio para dar el paso en la dirección de satisfacerlas.


Etiquetas: , ,