wacom-1

Dibujar ha sido, por tradición, una actividad analógica durante siglos. Desde el principio de los tiempos hemos hecho trazo en todo tipo de superficies con herramientas muy variadas. Pequeños garabatos, auténticas obras de arte, nuestra capacidad creativa cobra vida a través de este medio.

Es cierto que no hay nada como coger un lápiz pero la tecnología se ha puesto las pilas y no es casualidad que cada vez más ilustradores y dibujantes profesionales usen las tableta digitalizadora en su trabajo. ¿No sabes de qué estamos hablando? Hoy en Tecnología de tú a tú os hablamos de ellas.

¿Qué es eso de una tableta digitalizadora?

wacom-2

Una tableta digitalizadora es un accesorio que nos recuerda rápidamente a la alfombrilla de un ratón. Sin embargo, no se utiliza para poner este accesorio encima sino para utilizarla como si fuera un folio. Cogemos un puntero especial y empezamos a dibujar sobre ella. No veremos los trazos sobre la superficie, pero sí en la pantalla del ordenador.

En los últimos cinco años han dado un salto espectacular. Antes funcionaban bien y nos permitían dibujar y boceta lo que quisiéramos. Sin embargo, a día de hoy, son capaces de ofrecernos un grado de precisión que en muchos casos no tiene nada que envidiar al lápiz y el papel.

No sólo eso, al trabajar en digital tenemos muchas ventajas que en papel son impensables: diferentes capas de trazos y colores, la posibilidad de imprimir directamente sin perder resolución debido al escaseo… Incluso, con aplicaciones de dibujo vectorial, podemos ampliar y reducir el tamaño de nuestros dibujos manteniendo la calidad.

¿Para quién está orientado este accesorio? La respuesta fácil y rápida son los profesionales del diseño e ilustradores varios. Sin embargo, es un complemento perfecto también para cualquier amante de este arte, independientemente de que sea hábil o esté empezando. De hecho, una tableta es perfecta para iniciarse en el mundo del dibujo.

¿Qué modelo me conviene más?

wacom-3

Si echamos un vistazo al catálogo de tabletas digitalizadores encontraremos que hay un montón de modelos diferentes. Todos se parecen por fuera pero no son similares, sólo hay que ver la horquilla de precios para apreciar que, efectivamente, no todas son iguales. Para poneroslo fácil, os lo explicamos según el tipo de uso.

Si queremos una tableta para garabatear un poco en el ordenador y retocar fotografías, la Wacom Intuos es un modelo perfecto. Viene en dos tamaños, pequeño o grande. La principal diferencia es el área de la superficie donde podemos dibujar. La primera, para introducirse en este mundillo, es más que suficiente.

La Wacom Intuos incluye un lápiz para utilizar esta tableta digitalizadora. Además la superficie es táctil para que la usemos con los dedos, por si queremos utilizar gestos en Windows 8 o en Mac OS X si tenemos un ordenador de Apple. Una inversión de lo más rentable.

Si en cambio vamos a darle un uso profesional y más exigente, nos interesa más la Wacom Intuos Pro. Un modelo pensado para profesionales donde la resolución de la pantalla es más grande por lo que la respuesta a la hora de dibujar es mucho más precisa.

No tiene cables, también es táctil con los dedos, y cuenta con una serie de botones físicos sobre los que podremos programar comandos rápidos como copiar, pegar, guardar… Atajos que nos harán la vida un poco más fácil. Como la Intuos anterior, tenemos un modelo grande y otro pequeño.

¿Te ha quedado alguna duda sobre cómo se usa una tableta digitalizadora? No dudes en preguntarnos en los comentarios. Es una herramienta tremendamente útil y nos servirá para mejorar nuestras habilidades tanto dibujando como con otras tareas como retoques de foto, edición de vídeo o 3D…