Foto de la Sony RX 100

Las cámaras compactas son una opción perfectamente para quien quiere hacer imágenes sin más complicaciones. Pequeñas, fiables, ideales para hacer fotos rápidas. Debido a su naturaleza, hay quienes las prefieren por sus virtudes pero otros en cambio las rechazan por sus limitaciones técnicas. Sin embargo eso está cambiando.

Es cierto que la óptica, al no poder intercambiar objetivos como en las réflex o las EVIL, es algo limitada pero Sony quiere demostrar con la RX100 que el mito de que las compactas son para principiantes es eso mismo: un mito. Si no la conoces, nos toca presentaros a una de las mejores cámaras compactas del mercado.

A simple vista la RX100 nos da pistas de que no estamos ante una compacta convencional. Su diseño sobrio en color negro nos deja intuir que esta no es la típica cámara de colores que busca un enfoque más lúdico y casual. Estamos ante un modelo de armas tomar y es que, en su interior, dista mucho de lo que ofrece la competencia.

Foto de la Sony RX100

Empecemos por el sensor. Con un tamaño de 1 pulgada, esta dimensión es cuatro veces más de lo que ofrecen la mayoría de las compactas que hay en el mercado. Esto, combinado con una resolución de 20 megapíxeles y una apertura mínima f/1.8 nos ofrece una luminosidad muy grande, ideal para hacer fotos tanto de día como de noche.

La óptica también cuenta con una calidad exquisita. Con un Carl Zeiss Vario-Sonnar nos ofrece una focal que va desde los 28 a los 100mm con un zoom óptico de 3,6 aumentos. Versatilidad más que suficiente para poder hacer fotos de tipo. Además, gracias a los 25 puntos de enfoque no nos perderemos detalle de nada.

En la parte trasera, nos encontramos con una pantalla de 3 pulgadas LCD con tecnología TruBlack. Es decir, podremos ver los colores de forma naturales con unos tonos negros realistas. Como curiosidad, decir que este tipo de pantallas, con diferente tamaño, es la misma que utilizan algunos smartphones de la familia Xperia de Sony.

Además de los modos convencionales (Automática, Programa y Manual) cuenta con varios modos creativos con los que añadir efectos artísticos a nuestras imágenes. Hay un gran abanico de posibilidades y si no podemos o no sabemos hacerlos por nuestra cuenta en el ordenador, es una buena opción que nos dará resultados de gran calidad.

Foto de la Sony RX100

Si en la fotografía nos ofrece lo mejor, en la grabación de vídeo no iba a ser menos. La Sony RX100 es capaz de registrar imágenes en movimiento en alta definición 1080p, también ofrece menos calidad si queremos que el vídeo ocupe menos o simplemente no necesitamos tanta definición de imagen.

En resumen, por características y prestaciones la mejor cámara compacta del mercado. En su categoría no tiene rival. Es cierto que comparada con otros formatos tiene una serie de limitaciones pero si queremos lo mejor de lo mejor en un tamaño reducido y fácil de transportar la respuesta ya la sabéis: Sony RX-100.

 

Puedes encontrar más información sobre la Sony RX100 en la tienda online de El Corte Inglés.

En Tecnología de tú a tú | Especial fotografía (I): cámaras compactas


Etiquetas: