Uno de las principales preocupaciones que todos tenemos sobre nuestros smartphones es la duración de la batería. Como cada vez los usamos más, las pantallas más son más grandes y realizan más acciones, lo normal es que tengamos que cargarlos todos los días.

Visto que los fabricantes no consiguen crear una batería de larga duración, la única solución que nos queda es la de la carga rápida, pero ¿en qué consiste esto?, ¿cómo saber si nuestro teléfono esta característica? Veremos un poco de teoría, qué se necesita para usarla y si es realmente útil. Existen algunas dudas generalizadas que también aclararemos.

¿Qué es la carga rápida?

Por regla general, los cargadores tradicionales que usamos para los smartphones tienen un voltaje de 5V y una intensidad de corriente entre 1 amperio y los 2.1 amperios. La carga rápida aumenta el voltaje a 9V o 12V pero no solo consiste en esto. Existen actualmente dos tecnologías más comúnmente utilizadas, la Quick Charge de Qualcomm, que ya va por su versión 3.0, la Pump Express Pulp de Mediatek o las propias de algunos fabricantes como Huawei.

10 consejos para prolongar la vida útil de la batería de tu smartphone

Así que necesitarás un smartphone y un cargador con esta tecnología. Por mucho que compres un cargador con esta tecnología, si tu teléfono no la posee, no podrás utilizar esta carga rápida. Puedes saber si tu teléfono posee carga rápida en esta lista. Si el teléfono tiene la certificación de Qualcomm no es necesario que lo cargues solo con el cargador que viene por defecto, pudiendo utilizar cualquier otro cargador con esta certificación, aunque el utilizar el de la propia marca nos asegura un mejor funcionamiento.

Otro dato a tener en cuenta es que la carga rápida no siempre se activa automáticamente, existen algunos terminales en los que tendremos que activarlo expresamente. También, lo habitual es que la carga rápida no cubra toda la batería: dependiendo del fabricante la batería se cargará de forma rápida hasta llegar a un nivel (entre el 70% y el 90%), donde se pasará a una velocidad de carga normal. Por eso algunos smartphones cargan, por ejemplo, un 90% en menos tiempo que el restante 10%. Esto es para aumentar la vida de la batería, por lo que se le da esa velocidad extra de carga cuando más se necesita.

¿Cómo de rápida es la carga rápida?

Según Qualcomm, una batería de 3.300 mAh puede cargarse en un 60% en tan solo 30 minutos, mientras que en el mismo tiempo un cargador normal la carga sería del 12%. Esto no reduce la vida de la batería, siempre que lo utilicemos correctamente. Mientras utilicemos cargadores adecuados, certificados, no tendremos problema. Eso sí, una vez cargada la batería al 100% o incluso al 90% debemos desenchufarla porque mantener el smartphone conectado con la batería llena producirá una sobrecarga que irá degradando la batería.

10 consejos para prolongar la vida útil de la batería de tu smartphone

¿Qué smartphones poseen carga rápida?

Como hemos dicho, actualmente podemos elegir entre una extensa gama de smartphones que poseen la carga. Básicamente, todos los modelos de gama alta ya traen esta tecnología desde hace un tiempo. Por ejemplo, tenemos el Samsung Galaxy S7 Edge, del que te hemos hablado en varias ocasiones: procesador de 8 núcleos, 4 GB de RAM, pantalla SAMOLED con resolución de 1.440 x 2.560 píxeles y una de las mejores cámaras del mercado.

Los mejores smartphones de 2016: guía de compras

Samsung Galaxy S7 Edge

Otro ejemplo de smartphone que incorpora la tecnología Quick Charge de Qualcomm, esta vez en su versión 3.0, es el LG G5, el primer teléfono modular cuya batería extraíble posee esta tecnología y, además, posee USB tipo-C.

LG-G5-Oficial-1

LG G5

Otro magnífico terminal con esta característica es el HTC One M9, con una fantástica pantalla super LCD 3 de 5 pulgadas y resolucion de 1920×1080 y un procesador de ocho núcleos, además de altavoces BoomSound y Dolby Audio.

HTC One M9

HTC ONE M9

Por último, en esta pequeña selección encontramos el Huawei P9 Plus. A diferencia de los anteriores no utiliza la tecnología de Qualcomm, sino una propia denominada Dual-IC Rapid Charge que promete darnos 6 horas de conversación con tan solo 10 minutos de carga. Este fantástico terminal posee una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas, 4 GB de RAM y su famosa cámara dual con certificación Leica.

Llega el Huawei P9 Plus con una oferta sorprendente

Huawei P9 Plus

En resumen, la carga rápida de los smartphones es un recurso muy válido actualmente, siempre que tengamos un modelo que incorpore esta característica y un cargador compatible. Mientras esperamos que inventen baterías de mayor duración este es el mejor sistema para que nuestra batería no nos deje tirados.

Imágenes | Pixabay.


Etiquetas: