Sanyo sigue apostando por el uso de las bicicletas eléctricas, aunque desgraciadamente en nuestro país no tenga todavía un gran tirón. De hecho, los últimos movimientos de Sanyo en este sector, ha sido la mejora de su gama Eneloop con dos nuevos modelos que introducen una importante mejora al poder recargarse no solo cuando se encuentra en movimiento cuesta abajo o al frenar, sino también en movimiento regular.

Sin duda, una de las demandas más frecuentes por los usuarios, pues ayudaría a alargar la vida de cada carga. El sistema de recarga de los modelos anteriores de bicicletas eléctricas Eneloop de Sanyo actuaba de forma automática solo en dos momentos.

La propia bicicleta reconocía cuando estábamos usando el freno y cambiaba automáticamente el motor eléctrico al modo de recarga por medio de una dinamo. Lo mismo ocurría cuando dejábamos de pedalear en una cuesta abajo.

El nuevo modelo aprovecha también los momentos de pedaladas para generar energía en un ciclo nuevo que es ligeramente diferente al anterior.

En este modo, el pedaleo también puede recargar la batería pero de una forma menos intensa que en el modo automático, de forma que no cueste más esfuerzo usar la bicicleta por querer recargarla.


Etiquetas: , ,