Sony NEX 6

Durante años, las cámaras réflex han marcado el top de gama en el mundo de la fotografía. Sin embargo, esto sigue siendo cierto pero con la revolución de lo digital han aparecido nuevos modelos más pequeños y que ofrecen una calidad de imagen que en muchos casos no tienen que envidiar a sus hermanas mayores.

Sobre este concepto, nacen las cámaras compactas con objetivos intercambiables. Una categoría bastante reciente que busca traernos lo mejor de diferentes mundos. Si todavía no las conoces, hoy en Tecnología de tú a tú te hablamos de estas cámaras a fondo.

Cámaras con objetivos intercambiables, cuando la calidad no está reñida con el tamaño

Como decíamos antes, tener una cámara grande era casi un sinónimo de que fuera buena. Sin embargo, este tipo de modelos buscan reducir el peso y las dimensiones de la gama alta para traernos calidad en un formato que entra en cualquier mochila, bolso o que es cómoda de llevar si usamos correa.

La tecnología se ha ido refinando y tanto los procesadores como los sensores han ido mejorando de tal modo que ahora ocupan menos espacio. Además, el hecho de que no usen espejo o pentaprisma no es un inconveniente ya que el sistema de cristales que usa da un rendimiento excelente.

Es por eso que cualquier cámara de este tipo no abulta mucho más que cualquier compacta que podemos encontrar en el mercado. Son un poco más pesadas, eso es cierto, pero la diferencia respecto a la calidad que ofrecen bien merece la pena sin ningún tipo de duda.

No hablamos solo de megapíxeles, la mayoría superan los diez, sino de otros aspectos importantes como el procesador, la cantidad de luz que puede interpolar el procesador sin que se vea grano en la imagen… En este sentido todo son ventajas ya que, como decíamos, llevarlas siempre encima no es un engorro.

Los objetivos, un abanico de posibilidades

Nikon J2

Uno de los aspectos que más se critica de las cámaras de formato pequeño es la óptica. Si bien es cierto que muchos fabricantes miman la calidad de las lentes, al final un objetivo, por muy versátil que sea, no es capaz de cubrir todas nuestras necesidades a la hora de hacer fotos.

Aquí las réflex siempre han ganado por la posibilidad de utilizar diferentes objetivos. Ahora, en este tipo de cámara que os traemos hoy, como bien dice su nombre, nos permite intercambiarlos y poner los que más nos gusten o los que necesitemos en este momento.

Una ventaja objetiva que pone de manifiesto, una vez más, la versatilidad de estas cámaras. ¿Necesitamos un objetivo fijo con mucha luminosidad para retratos? Lo tenemos. ¿Uno más amplio como tele? También. Todo depende del fabricante pero normalmente el catálogo que tienen es bastante amplio.

¿Por qué esta puede ser mi próxima cámara?

Canon EOS M

Ahora que hemos revisado las ventajas de esta cámara, es hora de ver a qué público va dirigido y si ésta puede ser nuestra elegida. Como hemos visto, ofrece muchas posibilidades por lo que si buscamos algo sencillo no es nuestra mejor elección. Si sólo queremos apuntar y disparar hay compactas que cumplen a la perfección.

Para quienes busquen resultados de calidad pero no quieran llevar siempre una cámara réflex es una cámara perfecta. Abulta poco, nos permite usar varios objetivos y cuenta con opciones para profesionales como el formato RAW, ideal para procesar y editar imágenes. Además, todas graban vídeo con una calidad excelente.

Por eso, si buscamos una cámara avanzada ya sea para aprender y dar nuestros primeros pasos, una compacta con objetivos intercambiables es una opción perfecta. Si ya tenemos una réflex y buscamos una segunda cámara para los días que queremos ir ligeros de equipaje, también es una opción a tener en cuenta.

 

En Tecnología de tú a tú | Guía de compra de Fotografía