Proyector

En Tecnología de tú a tú nos encanta el cine. Nada como quedarse en el sofá disfrutando de una buena película cuando no tenemos nada que hacer. Ahora con el buen tiempo apetece más estar fuera pero ¿quién le dice que no a una hora y media en el sofá comiendo palomitas?

Desde hace unos años los proyectores se han ido acercando cada vez más a nuestros salones y han dejado de ser herramientas del cine o la oficina. No sólo sirven para ver diapositivas, ya tenemos modelos que son perfectos para poner en casa. ¿Sabes qué ventajas ofrece un proyector? Te contamos todo lo que necesitas saber.

Motivos para usar un proyector en casa

Los proyectores siempre han estado muy ligados al cine y no es casualidad. Gracias a su tecnología podemos ampliar la imagen para que se vea desde un tamaño que suele ir de las 40 pulgadas hasta las 100 si fuera necesario. En este sentido es muy versátil.

El tamaño se ajusta a nuestras necesidades y no somos nosotros quienes tenemos que amoldarnos, como pasa con las pulgadas fijas de un televisor. Además, ocupan menos espacio ya que el proyector lo podemos colocar en muchos sitios como una mesa o en el techo.

Es cierto que tenemos que ajustar la luz ambiental para poder verlo perfectamente. Tenemos que asegurarnos que siempre haya poca luz, pero eso también le da ese toque mágico que tiene el cine. Para ver películas es una opción muy buena y también para eventos deportivos de todo tipo.

¿El sonido? No hay problema, podemos instalar una barra de sonido o el sistema de audio que más nos guste sin problema. Con un proyector además de conectarlo a un reproductor de DVDs o BluRay también podemos ver la tele, conectarlo al ordenador o incluso disfrutar de un sistema Smart TV.

¿Televisor o proyector? Son perfectamente complementarios y si somos amantes del cine bien merece la inversión tener un proyector sólo para disfrutar de las películas. También es una opción muy buena si tenemos un bar o un restaurante. Podemos tener los dos sin problema.

¿Es difícil instalar uno?

Normalmente cuando la gente decide comprarse un proyector se pregunta si la instalación es difícil. En absoluto, es un proceso muy sencillo y donde sólo tendremos que realizar algunas modificaciones en la sala si lo queremos instalar en el techo.

Si optamos por ponerlo sobre algún mueble, sólo tenemos que conectarlo a la red eléctrica y posteriormente enchufar el resto de cables de vídeo y audio. Como si fuera un televisor. Si en cambio queremos instalarlo en el techo, más discreto y ocupando menos espacio, tendremos que instalar un soporte.

¿Proyectar sobre la pantalla o una pared? Lo mejor es optar por instalar una pantalla que podamos descender o recoger. No ocupa espacio y nos da más versatilidad ya que podemos ponerla sobre cualquier mueble. La pared es sólo una buena opción si es lisa y de color blanco.

Recuerda que si tienes alguna duda te esperamos en los comentarios. ¿Buscas algún modelo de proyector en concreto? Os recomendamos los siguientes:

En Tecnología de tú a tú | Cómo instalar una red de PLC en casa


Etiquetas: ,