Project Natal fue sin duda la estrella de la pasada E3, la mayor feria del videojuego del año. Los videos mostrados en el evento no dejaron lugar a dudas de lo espectacular del futuro accesorio de XBOX360, desde el manejo de los menús de XBOX con movimientos de mano al más puro estilo Minority Report hasta la detección de movimientos con una fidelidad pasmosa, sin dejar de lado que hasta soporta reconocimiento facial para iniciar sesión en los perfiles.

En poco menos de dos semanas se han comenzado a filtrar rumores e interpretaciones de declaraciones que darían lugar a pensar en que Project Natal va a ir más allá de ser un simple accesorio, aprovechando su tirón comercial para poder lanzar una XBOX360 remodelada, con mejor hardware, retrocompatible y de un tamaño netamente inferior.

La frustada nueva PS3 de tamaño más compacto, que parece aplazarse para 2010, sería una de las razones que han llevado a Microsoft a aprovechar las posibilidades de Natal como excusa para, incluso, mejorar el hardware equiparándola a la potencia de procesado de PS3. Los próximos lanzamientos del mercado empiezan a marcar diferencias entre el hardware de PS3 y XBOX360, Uncharted 2 es un claro ejemplo de ello, y los fabricantes de software ya han informado a Microsoft de las limitaciones a las que se enfrentan a la hora de hacer títulos multiplataforma.

Puesto que XBOX360 no difiere mucho de cómo es un PC internamente, una mejora de gráfica y procesador junto a la RAM no influiría en el catálogo de juegos actuales, aunque segmentaría el mercado con usuarios que podrían preferir una PS3 con el Sony Motion Controller que existiría para ese entonces. Habrá que esperar a próximas declaraciones de las altas esferas de Microsoft para confirmar definitivamente esta actualización de XBOX360.


Etiquetas: