Foto de funda Belkin

Proteger nuestros gadgets es importante. La semana pasada os estuvimos hablando de las mochilas y de por qué una optimizada para trasladar nuestros equipos era una opción muy recomendable. ¿Prefieres los bolsos? No te preocupes, también hay formas de protegerlos y la opción más conocida son las fundas.

Las hay de todos los tamaños, materiales y colores. Últimamente han cogido mucha popularidad gracias a los teléfonos móviles pero cada vez somos más los que decidimos proteger nuestros gadgets de esta forma. Lejos de ser un elemento estético su utilidad es muy grande. En Tecnología de tú a tú os explicamos por qué.

Lo primero de todo es por seguridad. El hecho de que nuestros gadgets, ya sean portátiles, teléfonos o cámaras, vayan cubiertos por tela o piel hacen que se protejan de cosas tan básicas como pueden ser arañazos, rayajos, manchas o salpicaduras. Pequeños detalles que pueden parecer triviales hasta que nos encontramos con uno de ellos en nuestro flamante portátil.

Además de estos percances tenemos las caídas. Si bien es cierto que las fundas no son milagrosas, recordemos que sólo son un trozo de piel, plástico o tela, el acolchado cumple bien su cometido y si la distancia contra el suelo no es muy grande nos puede salvar de un disgusto. Tened cuidado y no confiéis todo el peso de vuestros gadgets, nunca mejor dicho, a las fundas.

Por otra parte, y de forma algo más personal, tenemos los gustos y la personalización. Podemos darle un toque diferente a nuestros gadgets y elegir la que más nos gusta. Normalmente hay donde elegir tanto en lo que respecta a materiales como a colores. Con esto explicado, ahora nos toca preguntarnos ¿qué tengo que tener en cuenta a la hora de comprar una funda?

Foto de funda Belkin

Lo primero y lo más básico es tener en cuenta el tamaño. Ni muy grande ni muy pequeña, el tamaño justo para que entre. En el primer caso  es fundamental si se trata de un tamaño específico, por ejemplo un smartphone.  En otros casos que sobre un poco de espacio no es malo pero lo conveniente es que entre justo para que dentro se mueva lo menos posible.

En lo que respecta a los materiales la elección ya depende más de nuestros gustos. Por norma general tanto el plástico como la piel o la tela aguantan bien aunque hay diferencias. La tela es ligera y aguanta bien, el plástico es resistente pero no siempre es la opción más estética y la piel cumple perfectamente pero no es lo más económico.

Nuestras recomendaciones para fundas de portátiles son las siguientes. Para quienes tengan un netbook la Belkin Countour de diez pulgadas es perfecta. Si tenemos un ordenador más grande quizá nos interese la Belkin de 15,6 pulgadas o la Tucano de 13 para los MacBook de Apple. Por último, otra de las marcas referentes en el sector: Targus con su Impax para modelos de 16. Para los smartphones, en la tienda online tenemos una gran variedad de productos.

 

En Tecnología de tú a tú | ¡No sin mis gadgets! Las principales mochilas de viaje para transportar los dispositivos