El año 2011 parece estar llamdo a ser el año del 3D. En poco tiempo la tecnología 3D ha dado el salto desde unas pocas salas de cine, a invadir el ambiente hogareño, estando ya presente en TV, videojuegos, PCs… La gran mayoría de grandes fabricantes ya han lanzado al mercado sus propuestas de TV 3D, añadiendo en muchos casos tecnologías propias, soluciones innovadoras, diferentes tecnologías, y sobre todo una ampliación importante es su gama de TV, haciendo de la TV 3D una opción real en los puntos de venta. Pero, ¿Cuáles son las características fundamentales que se deben tomar en cuenta antes de escoger un modelo? Separamos aquí algunos consejos sobre lo que debes analizar antes de efectuar la compra de uno de estos aparatos.

ENTRADA HDMI: Toda TV actual está equipada con una entrada HDMI, una entrada que por méritos propios se ha convertido en un estándar, sinónimo de calidad, y realmente es la mejor opción para quien quiere conectar un videojuego o ver una película en alta definición. Lo que la mayoría no conoce es que las entradas HDMI también evolucionaron. Esta evolución es conocida como HDMI 1.4, una entrada similar a la anterior, pero mucho más veloz en relación a la transmisión y calidad en la transferencia de datos. Por eso, es importante verficar que tipo de entrada HDMI posee la TV, especialmente si has encontrado una oferta de TV 3D de últimas novedades o liquidaciones de stock, pues es habitual que esté presente en todas las novedades. ¿Por qué eso es importante? Simple. Como ya debes saber, el proceso de formación de una imagen 3D es realizado por dos imágenes que, sobrepuestas, crean el efecto de una tercera dimensión. Por causa de eso, en vez de la transmisión de una imagen en alta calidad son dos las imágenes transmitidas al mismo tiempo. Eso significa una mayor necesidad de velocidad en la transmisión y también calidad. Las TVs con entrada HDMI pueden soportar el proceso, pero para garantizar la máxima calidad esperada de la tecnología 3D solamente una entrada HDMI 1.4 puede ser considerada la elección perfecta.

FRECUENCIA: Todos estamos habituados al concepto de la frecuencia, y de hecho en una TV convencional se sabe que una frecuencia de 120 Hz puede ser considerado satisfactorio. La frecuencia de un aparato determina la cantidad de imágenes que son formadas en un segundo, en otras palabras, cuanto mayor es la frecuencia, mejor será la transición entre las imágenes. Pero hablando del mundo 3D, es muy importante tener en cuenta la frecuencia, pues en el proceso de formación de una imagen en una TV 3D, la misma está compuesta por dos imágenes que, sobrepuestas, forman una única imagen con efecto tridimensional. De esta forma, en la práctica, una TV 3D de 120 Hz funciona de hecho como una de 60 Hz, ya que esa imagen es dividida en dos. No es de extrañar por tanto, que para la compra de una TV 3D un patrón aceptable y que puede ser encontrado en la mayoría de los aparatos disponibles sea una frecuencia de al menos 240 Hz. Estas TVs garantizan la formación de dos imágenes, con 120 cuadros por segundo cada una. Esta característica es menos perceptible en películas y series en Blu-ray 3D, pero se acentúa cuando analizamos los videojuegos, pues en los juegos la transición entre las imágenes es muy rápida y, con esto, el usuario percibe con más facilidad pequeños saltos de imagen.

GAFAS: Las gafas que todos hemos usado en el cine no son las más adecuadas para utilizar al ver televisión en casa, ya que las gafas usadas para el entretenimiento en casa son especiales y con un tipo de polarización diferenciada. Por eso, antes de comprar tu TV es importante verificar cuál es el tipo de gafas que acompaña al producto, que tecnología usa, como se adapta a tu visión (algunas personas no consigues visualizar los efectos 3D) y cuantos pares vienen con el producto. Por otro lado, bien es cierto que empieza a gestarse una nueva tecnología 3D sin uso de gafas, pero como es habitual es toda nueva innovación, supone una tecnología más cara y menos abundante, pero que sin duda en el futuro irá cobrando protagonismo.

CONTENIDO DISPONIBLE: Al principio de lanzarse la tecnología 3D, las opciones de acceder al contenido en 3D era muy limitado, pero en este último año el contenido disponible se ha hecho muy abundante (consideraciones de calidad aparte), y sin duda, películas como Avatar dan buena fe de ello. Y por otro lado, está el sector del videojuego.Los usuarios de PlayStation 3, desde 2010, ya cuentan con soporte para el formato 3D. Y el número de títulos ya es considerable. Y todo parece indicar, que sus competidoras planean hacer movimeintos en el mismo sentido.


Etiquetas: , , , ,