Las redes sociales se propagan cada vez más y con ellas, cual rémoras adosadas a peces más grandes y poderosos, los spam.

El viento cambia la dirección del oleaje de los correos no deseados. Según un estudio de la empresa especialista en seguridad TI y control de contenidos Sophos parece ser que en el océano digital los spammers están sirviéndose de nuevas vías para propagar informaciones “basura” como son páginas tipo FaceBook e incluso los propios teléfonos móviles.

Estas redes serían más fáciles de “piratear” con estos mensajes, ya que normalmente no sólo son leídas por el propietario del perfil, sino también por sus contactos y además no se engloban en un entorno “controlado” como una web corporativa que pueda disponer de filtros de información.

Otro dato que asusta es el uso de los SMS para “spamear”. De hecho parece que su principal utilidad para estos tiburones de los correos basura es poder atacar el sistema telefónico de una organización y saturar su línea. La culpa en cierta parte es de las operadoras móviles que “regalan” cada vez más mensajes gratis como parte de sus planes de negocio y permiten envíos SMS vía Web susceptibles de ser hackeados. Así es muy fácil dirigir a un gran número de personas a llamar a cierto teléfono prometiéndoles un premio o incitándoles a obtener una información en esa línea.

Y es que las vacunas se hacen más fuertes, pero las bacterias también. En el mundo del spam, como vemos, no todo el pescado está vendido.

 


Etiquetas: , , , , , ,