esp-2

Volvemos con nuestro especial dedicado a Microsoft Surface Pro 3. Tras hablaros de él, los diferentes usos que podemos darle y su polivalencia como tablet o portátil nos toca hacer mención a su accesorio más potente. Es pequeño pero matón y nos permite sacarle todo el potencial a este equipo.

No, no estamos hablando de su funda sino de su lápiz. Estaréis pensando que se trata de un simple puntero para garabatear en su pantalla táctil. Error: estamos ante uno de los ordenadores (o tablet según se mire) más atractivos para tomar notas y sacarle provecho tanto si vamos a garabatear como si queremos darle un uso más profesional.

El lápiz de Surface, mezcla entre analógico y digital

Parece mentira que un objeto tan analógico como un lápiz se haya convertido en el mejor amigo de un producto tan digital y sofisticado como Surface Pro 3. Por supuesto no estamos hablando de un lapicero de toda la vida sino de un modelo diseñado para este ordenador. No os preocupéis: no tendréis que comprarlo, ya viene incluido en la caja.

Por fuera parece un lápiz de aluminio muy sofisticado. Sin embargo, al mirarlo más de cerca vemos que es una pieza de tecnología. La punta de plástico nos permite escribir de forma natural ya que reconoce la presión que hacemos y si el gesto con nuestra mano es recto o más bien un poco oblicuo.

surfacepro-15

Si avanzamos por el cuerpo del boli nos encontramos con dos botones situados estratégicamente para que los pulsemos y podamos realizar diferentes acciones. Siempre a mano, son atajos perfectos para acceder a menús y opciones de todo tipo.

En la otra punta del lápiz, donde iría el capuchón, tenemos un botón morado. Parece un borrador pero en realidad es otro botón que podremos utilizar para lanzar aplicaciones directamente. Con solo pulsarlo, nos llevará a la aplicación One Note para que tomemos una nota rápida, algo muy sencillo y natural.

Cuando estamos escribiendo con el lápiz no tenemos que preocuparnos por pulsar la pantalla. Surface Pro 3 es capaz de diferenciar entre nuestra mano y la punta de este accesorio por lo que escribir con él es algo muy natural. No tenemos que forzar la pose, es como si estuviéramos con un papel.

El reconocimiento es perfecto y aunque sea una pantalla de cristal la sensación es que estamos ante una libreta. Eso sí, todo esto no es un simple artificio para que fardemos de ordenador. Es algo realmente útil que nos demuestra que las pantallas táctiles no son solo para tocar sino también para escribir y dibujar.

Cómo se puede utilizar el lápiz en el Surface

Lo normal cuando pensamos en lápiz y papel es escribir o dibujar. Lo productivo y lo creativo. Dar forma a nuestras ideas a través de la palabra o de ilustraciones o bocetos de todo tipo. Da igual el uso que vayamos a darle a nuestro Microsoft Surface Pro 3, él y su lápiz se ajustan a todo tipo de circunstancias.

Si nos gusta dibujar y hacer trazos de todo tipo, el lápiz se ajusta perfectamente a nuestras necesidades. Solo tenemos que empezar a garabatear encima de la pantalla como si fuera un papel. Rápido notaremos que la respuesta es precisa y que es como si estuviéramos dibujando sobre nuestra libreta.

surfacepro-10

El soporte es fantástico y no importa si lo que queremos es garabatear o hacer dibujos más complejos. Se ajusta a todo tipo de situaciones, nosotros hemos estado probándola a fondo y es una delicia coger el lápiz y olvidarse durante un rato del teclado funda. No tiene retraso ni paralelaje por lo que la respuesta siempre será muy precisa.

Es cómodo y aprovecha todas las facilidades del formato digital: deshacer pasos, organizar los dibujos en nuestro ordenador y en la nube, dibujar con varias capaz para nuestra comodidad… Si alguna vez hemos usado una tableta digitalizadora, las sensaciones son muy parecidas.

Por supuesto el lápiz de Surface también se ajusta al mundo profesional. Desde tomar apuntes como si fuera una libreta, a hacer anotaciones sobre documentos. Por ejemplo, estamos editando un trabajo en Doc y además de escribir o meter imágenes podemos garabatear encima para añadir comentarios por ejemplo.

¿Qué aplicaciones puedo usar?

A día de hoy el socio perfecto del Surface Pro 3 y su lápiz es One Note. Una aplicación con la que podemos tomar notas manuscritas de forma y archivarlas en la nube para tenerlas siempre disponibles. Solo tenemos que sincronizar nuestro lápiz con el ordenador y pulsar un botón para que salte la aplicación. Así de sencillo.

one

Pensad en esta aplicación como un cuaderno de notas infinitas. Sin embargo, en vez de ser un montón de hojas desordenadas las podemos clasificar en diferentes categorías y luego a través de una búsqueda tenerlas siempre cuando las necesitemos. Además funciona en varios dispositivos por lo que podemos sincronizar con el móvil, el tablet u otro ordenador.

Si lo nuestro es dibujar no hace falta que os vayáis a Paint. Surface Pro 3 viene con la aplicación Fresh Paint. Pensad en ella como un lienzo en el que podemos pintar a nuestro gusto. Tenemos diferentes pinceles con los que pintar, colores para elegir… Gracias al lápiz podremos dibujar como si se tratara de un cuadro de verdad.

Si usamos Photoshop habitualmente os gustará saber que también podemos usar el lápiz de vuestro Surface. Con él hacer retoques será mucho más fácil. Nada de trazos bruscos con el ratón o el trackpad. Todo es mucho más natural y con un poco de práctica podemos conseguir resultados profesionales.

Microsoft Surface Pro 3

surfacepro-2

 

boton-compra

 


Etiquetas: